Buscar este blog

jueves, 26 de julio de 2012

Divisas y burguesía


Se podría decir, con aprensión, pero con certeza, que nuestro país no produce divisas. Divisas "de verdad", diría un profano, es decir, aquellas que surgen de un producto nacional fuerte, de altas exportaciones de bienes nacionales.

Las divisas que "producimos" vienen de las remesas, del turismo, de las zonas francas y de la inversión extranjera.

Ahora comenzamos otra vez a producir oro, lo que ayudará bastante, pero en realidad, muchos de los esfuerzos por producir para la exportación han sido destruidos por nuestras pequeñeces. Sólo hay que recordar el caso de la Dole.


Alguien podrá decir que contamos con las divisas que produce el Caribe: las que generan el sol y las playas, pero resulta que hemos tenido cientos de oportunidades, incluyendo dos acuerdos comerciales con los bloques más ricos del mundo, y no los hemos aprovechado.

Sin embargo, tenemos las condiciones para producir no solo excedentes agrícolas para la costa Este de los Estados Unidos y Europa (el ejemplo de los guineos), sino también para una industria tecnológica de alto calado, aunque tengamos que importar temporalmente a los técnicos.

Nuestra gran carencia es la ausencia de una burguesía capaz de llevar a cabo un proyecto nacional de desarrollo. Por eso, los grandes empresarios de este país son los políticos, mientras los "empresarios" medran recogiendo boronas de contratos gubernamentales.

A los empresarios que sí tienen agallas e iniciativa, ¡los meten presos!...

atejada@diariolibre.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario