Buscar este blog

Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de marzo de 2017

El dilema de dos partidos, el Partido Comunista Chino y el PLD en RD



Al igual que en el Partido Comunista Chino, en el PLD República Dominicana  han estado surgiendo de manera espontánea grupos y movimientos con una actitud crítica hacia los dirigentes de la cúpula  que hoy quieren reescribir la historia de un partido cuyo líder y fundador  viajó a mejor vida con la creencia de que le dejaba a su pueblo un instrumento de lucha para que los dominicanos alcanzara mejores niveles de vida, progreso y justicia social.

La sangre sigue hirviendo

Hace casi un año os hablé de la conmemoración del 50 aniversario de la Revolución Cultural y de cómo el poder intentaba hacer todo lo posible porque pasase desapercibido para la población. No lo logró. En China hay un movimiento, cada vez mayor, que critica el capitalismo y lo que supone. Entre otras cosas, el intento nada oculto de reescribir la historia de China.

La resistencia se agranda y ya comienza a haber una gran grieta entre el sector dominante dentro del Partido Comunista y las bases militantes (84 millones de afiliados). Incluso entre el PCCh y la gente normal y corriente que, sin militar en el mismo, no comparte ese intento de reescribir la historia. Eso se visibiliza todos los años en la conmemoración del nacimiento de Mao Zedong, cada vez más masiva, cada vez más participativa y cada vez más combativa. Esta conmemoración se ha convertido en el grano en el culo del sector dominante, en todo un desafío que no se sabe muy bien cómo parar.

No hace mucho tiempo os hablaba de la rebelión en las universidades y de la campaña "Más Marx, menos Occidente" que ha logrado paralizar, al menos, la expansión del sistema occidental en ellas en detrimento del propio. No hace mucho tiempo os hablaba de la rebelión de las bases contra quienes dentro del Partido critican aspectos claves de la historia de China como, por ejemplo, dar más importancia a la represión de Mao que a la invasión japonesa.

La situación, sin ser explosiva para el sector dominante del PCCh, sí es preocupante. Tanto que se ha visto obligado a abordar una modificación del Código Civil en el que se va a incorporar una norma que penaliza "el insulto a los héroes y mártires de la Revolución y la distorsión de sus hazañas".

Estos días se ha estado celebrando la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular en la que se han adoptado cuestiones de calado, como la que hace referencia, por primera vez en la milenaria historia del país, a la disposición de China de "hacer frente a situaciones complicadas y graves tanto dentro como fuera del país como consecuencia de los cambios profundos que se están produciendo en el orden mundial". Ya hablaré con más detenimiento de ello, pero esta frase pone de manifiesto que se ha terminado del todo la paciencia china con Occidente, especialmente con EEUU.

Junto a la reunión de la ANP se ha celebrado la del Consejo Consultivo Político Popular y es aquí donde se ha tomado la decisión de modificar el Código Civil en la línea de lo que os he mencionado. La modificación no va a ser inmediata, sino que está previsto que entre en vigor en el año 2020 y con ella se quiere "evitar las falsificaciones históricas". Lo curioso del tema es que se hace utilizando como precedente lo ocurrido tras la desaparición de la URSS y el revisionismo que se introdujo en la mayoría de los países ex-socialistas en los que la Historia ha sido re-interpretada. El caso de Ucrania es el más emblemático, pero lo mismo ocurre en Polonia y en los países bálticos.

El CCPP dice que "varias veces al año" China es víctima de "ataques" en este sentido con una finalidad que va mucho más allá de un revisionismo o falsificación de la historia, puesto que "el gran objetivo es minar o socavar la credibilidad del gobierno". Y dado que el gobierno está en manos del PCCh, lo que hay que hacer es minar la credibilidad de los referentes históricos, de esos héroes y heroínas que forjaron la República Popular. "El espíritu de sacrifico de los revolucionarios comunistas, como se ejemplificó en la Larga Marcha, no se puede poner en cuestión", dice ahora el CCPP. Supongo que no hace falta hablar de la Larga Marcha, buscadlo por ahí porque es muy instructivo.

En China se conoce a los críticos con el sistema, especialmente a quienes critican a Mao por "los horrores de la Revolución Cultural" -entre quienes hasta hace un año estaba el propio sector dominante del PCCh- como "nihilistas históricos". A ellos se refirió a finales del año pasado Xi Jinping, el presidente chino, al referirse a la necesidad de "reforzar la visión de la historia del Partido" y puso como ejemplo lo ocurrido en Rusia. "que se ha olvidado de los héroes revolucionarios". Jinping tiene razón, pero no del todo como puso de manifiesto una reciente encuesta sobre qué dirigentes son los más valorados en los 100 años transcurridos desde la Revolución de Octubre. Os recuerdo que los dirigentes soviéticos salían muy bien parados

Los dirigentes chinos están viendo las orejas al lobo desde hace tiempo. Hasta hace un año "el frente maoísta estaba tranquilo, pero ahora ha repuntado", dice un destacado dirigente chino. A ellos no les cabe otra que sumarse a la ola popular si no quieren que, como los tsunamis, se los lleve por delante.

También tienen presente lo ocurrido en Rusia y en los países ex-socialistas tras la desaparición de la URSS. La revisión de la historia es fundamental para justificar todo tipo de desmanes capitalistas y antisocialistas, como dicen los chinos. Así que ellos ahora, primero, se curan en salud ante sus bases y una gran parte del pueblo chino y, segundo, evitan entrar en un proceso de "desestalinización", es decir, en un proceso de "desmaoización" que acabe no sólo con su legado sino con la propia historia del país. Sobre todo porque en la conmemoración popular del nacimiento de Mao se vieron cosas como éstas, dando predominancia a la bandera con la hoz y el martillo frente a la del país. La foto de arriba, desfile en el pueblo de Shaoshan, donde nació Mao. En la de abajo, manifestación contra las medidas educativas del gobierno.





O esta otra. Hasta el año pasado, como digo,  era muy raro ver en cualquier acto público, del PCCh o no, interpretar el considerado himno de la Revolución Cultural, "Navegar por los mares depende del timonel", y ahora es un clásico de todo tipo de celebraciones. Incluso en los conciertos se programa esta canción ya de forma normal. Buscad un poco. Yo os dejo con una representación popular de esa canción que se hizo en septiembre del año pasado. Eso es lo importante. Y fijaos en los componentes, al menos de dos generaciones. La sangre sigue hirviendo en China, veremos si desborda el recipiente.


El Lince

viernes, 27 de enero de 2017

El nuevo orden mundial

China dice estar dispuesta a dirigir el mundo si fuera necesario

Un alto funcionario del Ministerios de Exteriores chino declaró que su país se verá obligado a asumir el liderazgo global si EE.UU. materializa su política de 'Estados Unidos primero'.


Jerry LampenReuters

Un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha dado a entender que Pekín podría recoger la antorcha del liderazgo global si ninguna de las otras potencias se decide a hacerlo.

Estas declaraciones hacen referencia al hipotético caso de que los Estados Unidos liderados por Donald Trump decidieran abandonar sus tradicionales políticas internacionalistas para centrarse en asuntos domésticos.

"Si alguien dijera que China está desempeñando un papel de liderazgo en el mundo, yo contestaría que esto no sucede porque nuestro país luche por el primer puesto, sino más bien porque los principales candidatos han dado un paso atrás, dejando ese lugar a China", dijo este lunes Zhang Jun, director general del Departamento de Economía Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, informa la agencia Reuters.

El funcionario agregó que, de producirse ese escenario, China no rechazaría la oportunidad de dirigir el mundo si fuera necesario y sirviera para el bien común.

Zhang hizo estos comentarios tras el discurso del presidente de China, Xi Jinping, en el Foro Económico Mundial de Davos la semana pasada. En su intervención, Xi defendió los beneficios de la globalización y advirtió sobre los peligros del aislamiento a los que Washington se podría enfrentar si el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera materializar su política de 'Estados Unidos primero' declarada en su discurso de investidura.
Guang Niu / Getty Images

Ese día, Trump prometió a sus ciudadanos que Washington no sacrificaría las necesidades de los estadounidenses de a pie por el bien de las naciones extranjeras.

En respuesta a estas declaraciones, el presidente chino comparó las políticas proteccionistas prometidas por el mandatario estadounidense con "encerrarse a sí mismo en un cuarto oscuro" sin luz y sin aire.

Xi también declaró que China no usaría la devaluación de la moneda como herramienta para obtener ventajas competitivas sobre otros países, respondiendo así a las numerosas acusaciones de Donald Trump de competencia desleal.

Las tensiones entre EE.UU. y China han ido en aumento después de que Trump se convirtiera en el primer presidente de Estados Unidos, desde 1979, en contactar directamente con un líder taiwanés, tras mantener una conversación telefónica con la presidenta Tsai Ing-wen después de su victoria en las elecciones norteamericanas.

Aunque Trump insistió en que la conversación que habían mantenido no tuvo ningún significado político, el hecho provocó un escándalo diplomático que no parece mostrar signos de amainar.



viernes, 20 de mayo de 2016

Rusia y China tienen loco y vuelto sin idea a EEUU

Susto o muerte

Un viejo chiste que todo el mundo conoce. Esto es a lo que acaba de enfrentarse el Pentágono estadounidense. Es sabido que cuando la economía cae en picado, nada mejor que una amenaza de guerra para reflotar y revitalizar el complejo militar-industrial. En eso está ahora Occidente. Mientras que, por una parte, la OTAN se pasa el día amenazando a Rusia y asustando con la amenaza rusa (buscando incrementar los presupuestos de defensa de los países que la integran la OTAN), a quien se considera ya como "el adversario más peligroso de Occidente" (sic), y, por otra, Obama dice que "Rusia es, con mucho, el mayor enemigo agresivo del mundo, incluso más que los yihadistas internacionales" (sic), el Pentágono acaba de publicar su informe anual sobre "la amenaza militar de China". Así que da la impresión de que Occidente está rodeado por los malos malísimos. Sería un chiste si no fuese una mentira tan dramática y peligrosa.

Rusia amenaza, China amenaza... como si estos países tuviesen 800 bases militares repartidas por todo el mundo, que son las que tiene EEUU. Sumad a esas las que tienen sus vasallos europeos y os saldrá una bonita cifra. Pero quienes amenazan son Rusia y China. ¡Qué miedo!

Así que ahí tenemos a la OTAN desplegando misiles por doquier en Europa, sobre todo el Este de Europa, y a EEUU intentando hacer lo mismo en el Pacífico. Pero aquí el Pentágono parece que ha tomado muy buena nota de los tres mensajes que sin ninguna sutileza lanzó China el año pasado, cuando celebró a lo grande el 70 aniversario de la victoria sobre el fascismo japonés, aliado del alemán. Entonces presentó en sociedad parte de su más mortífero arsenal, en especial el misil "Viento del Este" que al ser capaz de hundir un portaaviones pulveriza la hegemonía que EEUU tiene en ese campo y que es, en lo que respecta a China, de 11 portaaviones estadounidenses por uno chino (aunque está construyendo otro).

 Esta es la faceta que más aparece reflejada en el informe que acaba de hacer público. O bien supone un susto indudable para EEUU -ahora que andan entretenidos con las elecciones presidenciales y una forma de llamar a capítulo a cualquiera de los dos para que hagan frente a la "amenaza" ruso/china-, o bien es un reconocimiento de la muerte que les llega entendida como el fin de la superioridad militar. Porque en ese informe, sea verdad o mentira interesada por aquello de presionar a demócratas y republicanos en las elecciones, se reconoce que China está convirtiendo su Ejército en una fuerza de combate "moderna" y que en muchas áreas ha llegado a la paridad con EEUU o lo ha sobrepasado en ciertos aspectos, como el de los misiles citados.

En concreto, el Pentágono dedica mucho espacio al misil "Viento del Este" (Dong Feng, DF-21D) que fue la estrella del desfile del que os hablé y os recuerdo.



Este misil es versátil, diseñado para hundir portaaviones pero también con capacidad para atacar objetivos en tierra, aunque para eso hay otro más específico, el también llamado "Viento del Este" pero con otra numeración DF-26. De ambos se dice que son capaces de llevar a cabo ataques "de precisión" y que "dan a China su primera capacidad de ataque de precisión nuclear", algo que contribuye "a la disuasión estratégica en la región de Asia y el Pacífico". Lo interesante del caso es que el Pentágono, aunque utiliza mucho el condicional, "podría", "tendría", etc., da la sensación de estar realmente asustado ante esa pérdida de su hegemonía.

Buscando un poco por ahí, he encontrado en páginas que tratan el tema militar esta foto, esclarecedora.


Si esta interpretación os parece algo traída por los pelos, aquí tenéis una representación más gráfica hecha por los chinos.


Así que sí, el Pentágono está preocupado con razón. De momento, es susto. Como siga tensando la cuerda tendrá que ver lo que pasa al elegir la muerte.

Buen fin de semana.

El Lin
ce

domingo, 8 de mayo de 2016

La nueva geopolitica mundial: ya se esta jugando en el terreno

los presidentes de China y Rusia sellando alianzas 
No suelo hablar de un tipo, pero merece la pena saltarse la norma en esta ocasión. Esta es la historia.

Érase una vez un tipo que elucubró con que quien controlase Eurasia se haría con el control del mundo. Acertó. Sólo que él planteaba que debía ser EEUU quien lo hiciese. Se equivocó. Ese tipo se llama Zbigniew Brzezinski, quien fuese asesor de seguridad nacional de uno de los iconos de los progres, James Carter, más conocido como Jimmy Carter, y quien es amigo y asesor, también, de Barak Obama.

Brzezinski lo dijo, todo ufano, en 1997 cuando publicó su obra "El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos". En ella se decía que Eurasia es el gran tablero de ajedrez de toda la estrategia estadounidense y que ahí se asentaría la supremacía global de EEUU. Pero ahora, en 2016, ya ni siquiera habla de Eurasia y dice otra cosa: "asistimos al fin del poder global de los EEUU". Así que lo de la supremacía se está arrojando por el desagüe. Sin embargo, mira tú por dónde lo que parece el reconocimiento de lo inevitable va siempre seguido de una admonición: "lo más probable es que ello provoque el caos mundial". ¿A qué es genial? No hay caos porque EEUU manda, si no manda hay caos. ¡Pues bienvenido el caos!

Estamos en lo que vengo diciendo desde hace un tiempo, que Occidente agoniza, que ya no es hegemónico y que han surgido otros poderes geopolíticos que están haciendo que sea irrelevante. Eso provoca miedo y angustia entre quienes han estado acostumbrados a mandar, a hacer y a deshacer a su antojo.

Este tipo de reconocimientos ponen de manifiesto lo obvio y, al mismo tiempo, nos avisan de lo que Occidente está dispuesto a hacer para evitar lo inevitable y que nunca será por las buenas. Occidente actúa a la desesperada. Y como nadie sabe muy bien qué hacer, no vaya a ser que nos equivoquemos y provoquemos una escalada bélica muy peligrosa (aquí entra la OTAN y su despliegue cercando a Rusia), los ideólogos de siempre salen de nuevo a la palestra intentando diseñar un camino que, en síntesis, permita a EEUU mantener su liderazgo en el mundo aunque, eso sí, compartido al menos con uno de esos nuevos poderes geopolíticos.

Es el caso de Brzezinski. El defensor a ultranza de la hegemonía estadounidense considera ahora que "EEUU debe trabajar con sus principales rivales geopolíticos", Rusia y China, al menos en un área de intervención: Oriente Próximo. No os hagáis muchas ilusiones, que no es lo que parece porque apuesta sólo por uno: China. "La perspectiva política para China en un futuro próximo es llegar a ser el socio principal de EEUU en la contención del caos global, que se está extendiendo hacia fuera desde Oriente Medio. Si no se contiene, se contaminará el sur de Rusia y los territorios más al Este, así como a las partes occidentales de China". Quién ha generado ese caos es lo de menos. Brzezinski nunca se atreverá a culpar a EEUU.

¿Y Rusia? Este tipo apuesta de forma clara por un nuevo G-2, EEUU y China, como superpotencias aunque reconoce que "en estos momentos"Rusia juega un determinado papel aunque él lo limita a Europa.Brzezinski es un rusófobo empedernido, sigue pensando que Rusia es mala malísima y que tiene ambiciones imperiales, ni más ni menos, por lo que "le corresponde a EEUU modelar una política en la que al menos uno de los estados potencialmente amenazantes [para los intereses de EEUU] se convierta en socio en la búsqueda de la paz regional [Oriente Próximo] y luego una más amplia búsqueda de la estabilidad global".

Veremos si los chinos están por la labor. No quieren un enfrentamiento con los EEUU, pero tampoco lo descartan y por eso están avanzando en la búsqueda de armas de última generación, y aquí juega un papel extraordinario Rusia, y como dice el ex asesor de Carter y ahora de Obama, también está "mejorando pacientemente su poder naval, que sigue siendo muy limitado" aunque "a largo plazo" China podría situarse de igual a igual a EEUU o por encima.

Así que si Rusia está ayudando a China en este aspecto, entre otros, el rusófobo hace gala de esa fobia y vuelve a manifestar su preocupación por Rusia, a quien reconoce implícitamente como superior en cuestiones armamentísticas. Esta es la frase más clara de su pensamiento y del por qué de su propuesta: "nuevos sistemas de armas podrían súbitamente procurar a algunos países los medios para cometer un suicidio en un toma y daca con EEUU, o incluso prevalecer, y el estado que podría hacerlo ahora es Rusia, pero a largo plazo podría ser China".

Reconoce la inferioridad de EEUU en este aspecto, fundamental para el desarrollo de la política exterior de EEUU, por lo que con su planteamiento lo que hace es intentar anular esas "amenazas" logrando un alianza táctica con uno de ellos o con los dos, aunque en este último caso sólo en una zona como he dicho antes: Oriente Próximo. Otro reconocimiento implícito del papel que ha jugado Rusia en Siria, por ejemplo.

Brzezinski es una momia, pero sigue siendo influyente, muy influyente en Washington. Y tiene miedo, está asustado por cómo se están desarrollando las cosas y del declive de EEUU. Leed atentamente este párrafo: "una retirada completa de EEUU del mundo musulmán [es lo que interpretaron Turquía y Arabia Saudita hace unos cuatro años] favorece a los aislacionistas locales, podría dar lugar a nuevas guerras (Israel contra Irán, Arabia Saudita contra Irán, Egipto intervendría en Libia) y generaría una crisis aún más profunda de la confianza en los EEUU como estabilizador global. En diferentes e impredecibles maneras, pero espectaculares, Rusia y China podrían ser los beneficiarios geopolíticos de tal desarrollo, incluso si el orden mundial [actual] se convirtiese en la víctima geopolítica más inmediata. En tales circunstancias, una dividida y temerosa Europa vería a sus estados miembros actuales competir en la búsqueda de otros clientes y con otros arreglos alternativos".

Esta descalificación a Europa es nueva, aunque considera que seguirá estando sujeta a los intereses de EEUU a través de la OTAN. Pero la última frase del párrafo que os he puesto tiene una interpretación añadida: el asustado Brzezinski está mencionando implícitamente a países como Alemania o Francia, cada vez más reacios en mantener las sanciones contra Rusia especialmente por cómo las contrasanciones impuestas por Rusia están afectando, y mucho, al sector agrícola y ganadero.

De hecho, ayer la Asamblea Nacional Francesa, el parlamento, votó por mayoría una resolución solicitando al gobierno francés "no extender las medidas restrictivas y las sanciones económicas impuestas a Rusia por la UE". Esta votación es simbólica, puesto que no es vinculante, pero pone de relieve el malestar cada vez mayor con el vasallaje respecto a EEUU. Y también ayer, el gobierno de Turingia, uno de los land de Alemania, se posicionó en el mismo sentido puesto que considera que al haberse sumado el gobierno federal alemán a las sanciones Turingia ha perdido casi el 3% de su producto interior bruto, afectando especialmente a la industria alimentaria y a la metalúrgica.

En síntesis, estamos ante una momia asustada y que, a su vez, asusta. El reconocimiento de que EEUU "únicamente" (sic) puede mantener su papel preponderante en el mundo si establece alianzas con China y, en menor medida y circunscrita a Oriente Próximo, con Rusia dice todo sobre lo que está pasando. Es el último intento de los gurús de Washington por mantener a EEUU como el principal protagonista del nuevo mundo que está surgiendo con fuerza. Ya es tarde para ello porque por mucho que se quiera, la alianza entre Rusia y China es ya de carácter estratégico y es muy difícil de romper o debilitar. Volver a considerar, como era una de las líneas maestras de la política exterior de EEUU hasta hace unos años, que se puede reeditar el G-2 con China es ciencia-ficción.

EEUU quiere seguir realizando el primer movimiento con las blancas y que las negras le dejen sabiendo, como saben, que ya están en mejor posición para el jaque final a las blancas. Por lo tanto, lo único que queda es ver cómo EEUU quiere añadir fichas de damas para enturbiar la partida. Ajedrez es una cosa y damas otra, no se pueden jugar juntos. Es el último intento de cambiar la partida, de desarrollar la nueva estrategia de "guerras híbridas" con las que intentar carcomer, tanto desde fuera como desde dentro, a las potencias geopolíticas que están dando jaques por doquier y han comenzado a eliminar las piezas occidentales del gran tablero mundial. Negras ganan.

El Lince

Publicado por Lynx Pardinus en 9:04 No hay comentarios:

Etiquetas: Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Nuevo Orden Mundial, Rusia, Unión Europea

miércoles, 27 de abril de 2016


Deprisa, deprisa


El lunes os hablaba del movimiento de China al establecer su propio punto de referencia del precio del oro y lo que eso supone de erosión del predominio actual del dólar. Comentaba, además, que esto había provocado el pánico en Londres, donde se configuraba, hasta el pasado 19 de abril, el precio mundial del oro (la London Bullion Market Association se encargaba de ello). Ahora la competencia está en la Bolsa de Oro de Shangai.

Me quedaba corto. Pánico es la palabra más suave que define lo que está ocurriendo. Los principales portales capitalistas -no lo busquéis en castellano, no lo veréis-, como Bloomberg, dicen cosas como éstas: "el mercado del oro pronto será muy diferente a lo que vemos hoy día y la decisión de China tendrá un impacto no sólo en los inversores de oro, sino en toda la economía mundial, los mercados de valores y el dólar americano". Siempre os he dicho que está muy bien leernos a nosotros, pero también o además hay que leer al enemigo. Y ahora es muy gratificante leer al enemigo porque está, literalmente, de los nervios. Porque también se puede leer como conclusión al párrafo que os he puesto: "después de todo, pronto China será una fuerza dominante en todo". Dicho así, parece que Occidente se resigna ante lo inevitable, pero nada más lejos de la realidad. Occidente es un animal herido y, por lo tanto, cada vez más peligroso en cuanto que se vuelve más irracional dado que no va a ceder su hegemonía sin más ni por las buenas.

Apenas ha pasado una semana y ya se ha sumado a la Bolsa de Oro de Shangai un banco ruso, que ha abandonado la referencia de Londres. El camino está abierto y ya hay otros bancos rusos que han anunciado que en breve tomarán la misma medida.

Tengo por costumbre seguir los temas de los que hablo, así que la medida no me sorprende mucho porque ya hace casi un año os comenté que China había decidido comprar oro para cimentar el nuevo orden mundial que se está creando, fundamentado en Eurasia, y en el que Occidente pasa a ser un actor secundario. Pues bien, China lo sigue haciendo: el mes de marzo, justo antes del anuncio que está convulsionando al mundo capitalista tradicional, compró 61'4 toneladas de oro y en febrero 42'9 toneladas. Hasta esas compras así estaba la situación del oro en el 2015:





Sumando las compras hechas en lo que va de 2016, China ya se sitúa por encima de las 1.800 toneladas de oro. Comparad las cifras con las de 2014:




Veis que en un año China y Rusia han aumentado significativamente sus reservas, mientras que quienes les preceden se han mantenido igual. Aunque la distancia que tienen estos dos países con EEUU, por ejemplo, es aún muy significativa el movimiento de China al referenciar su propio precio del oro va a hacer que la distancia desaparezca en un tiempo que Bloomberg, que no yo, estipula entre 3 y 5 años puesto que Bloomberg estima que las cifras de China no son reales dado que sus reservas estarían cercanas a las 4.000 toneladas de oro y que se mantienen en secreto "para no asustar en exceso".

También os decía el lunes que movimientos similares al del oro haría China con la plata y el platino. Pues ya está en ello. El China Construction Bank se unió ayer al grupo de élite de los bancos (HSBC, JPMorgan Chase, Bank of Nova Scotia, Toronto Dominion Bank y UBS) que marcan el precio oficial de la plata. Esto significa que en el plazo de un año China establecerá, también, su propio punto de referencia de la plata y que, mientras tanto, va a tener arte y parte en el precio de este metal.

Occidente no está preparado para ésto y va a responder como únicamente sabe: con las guerras híbridas (recuerdo que os dije que hablaré de ellas, no tardando mucho) y que son una combinación de la guerra clásica, las sanciones, las "revoluciones", las amenazas...

EEUU y sus vasallos (como la UE) controlan los sistemas de pago internacional en dólares (en menor medida en euros) a través del sistema de pagos internacional conocido como SWIFT (transacciones financieras internacionales) y recurrentemente amenazan con dejar fuera del SWIFT a sus oponentes políticos (Irán es el ejemplo más claro, aunque también se ha amenazado a Rusia) con lo que no podrían hacer ningún tipo de comercio internacional salvo que recurriesen al trueque. Pero el oro está fuera de este sistema por lo que no es susceptible de ataques ni amenazas en ese sentido. Luego Occidente pierde una de sus bazas. Aquí hay que hacer notar que Rusia y China están impulsando un SWIFT alternativo, aún en pruebas aunque el más avanzado es el sistema ruso. Id sumando y llegaréis al resultado: la hegemonía occidental declina cada segundo que pasa.


El Lince

viernes, 11 de diciembre de 2015

Mensaje de Fidel a Nicolás Maduro

Por: Fidel Castro Ruz


Fidel Castro y Nicolás Maduro. Foto: Archivo de Cubadebate / Estudios Revolución
Fidel Castro y Nicolás Maduro. Foto: Archivo de Cubadebate / Estudios Revolución
Querido Nicolás:
Me uno a la opinión unánime de los que te han felicitado por tu brillante y valiente discurso la noche del 6 de diciembre, apenas se conoció el veredicto de las urnas.
En la historia del mundo, el más alto nivel de gloria política que podía alcanzar un revolucionario correspondió al ilustre combatiente venezolano y Libertador de América, Simón Bolívar, cuyo nombre no pertenece ya solo a ese hermano país, sino a todos los pueblos de América Latina.
Otro oficial venezolano de pura estirpe, Hugo Chávez, lo comprendió, admiró y luchó por sus ideas hasta el último minuto de su vida. Desde niño, cuando asistía a la escuela primaria, en la patria donde los herederos pobres de Bolívar tenían también que trabajar para ayudar al sustento familiar, desarrolló el espíritu en que se forjó el Libertador de América.
Los millones de niños y jóvenes que hoy asisten a la mayor y más moderna cadena de escuelas públicas en el mundo son los de Venezuela. Otro tanto puede decirse de su red de centros de asistencia médica y atención a la salud de un pueblo valiente, pero empobrecido a causa de siglos de saqueo por parte de la metrópoli española, y más tarde por las grandes transnacionales que extrajeron de sus entrañas, durante más de cien años, lo mejor del inmenso caudal de petróleo con que la naturaleza dotó a ese país.
La historia debe dejar también constancia de que los trabajadores existen y son los que hacen posible el disfrute de los alimentos más nutritivos, las medicinas, la educación, la seguridad, la vivienda y la solidaridad del mundo. Pueden también, si lo desean, preguntarle a la oligarquía: ¿saben todo eso?
Los revolucionarios cubanos —a pocas millas de Estados Unidos, que siempre soñó con apoderarse de Cuba para convertirla en un híbrido de casino con prostíbulo, como modo de vida para los hijos de José Martí— no renunciarán jamás a su plena independencia y al respeto total de su dignidad. Estoy seguro de que solo con la paz para todos los pueblos de la Tierra y el derecho a convertir en propiedad común los recursos naturales del planeta, así como las ciencias y tecnologías creadas por el ser humano para beneficio de todos sus habitantes, se podrá preservar la vida humana en la Tierra. Si la humanidad prosigue su camino por los senderos de la explotación y continúa el saqueo de sus recursos por las transnacionales y los bancos imperialistas, los representantes de los Estados que se reunieron en París, sacarán las conclusiones pertinentes.
La seguridad no existe hoy ya para nadie. Son nueve los Estados que cuentan con armas nucleares, uno de ellos, Estados Unidos, lanzó dos bombas que mataron a cientos de miles de personas en solo tres días, y causaron daños físicos y psíquicos a millones de personas indefensas.
La República Popular China y Rusia conocen mucho mejor que Estados Unidos los problemas del mundo, porque tuvieron que soportar las terribles guerras que les impuso el egoísmo ciego del fascismo. No albergo dudas que por su tradición histórica y su propia experiencia revolucionaria harán el máximo esfuerzo por evitar una guerra y contribuir al desarrollo pacífico de Venezuela, América Latina, Asia y África.
Fraternalmente,
Fidel Castro Ruz
Diciembre 10 de 2015
6 y 42 p.m.

jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Fin del ciclo progresista o reflujo del cambio de época en América Latina?

Por: Katu Arkonada



Katu Arkonada
Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Hace tiempo que venimos leyendo que el ciclo progresista en América Latina y el Caribe ha llegado a su fin. Aprovechando la muerte del Comandante Chávez, y un cierto reflujo en los avances logrados por los procesos de cambio en el continente, la derecha comenzó a construir un discurso que intenta deslegitimar la década ganada para las mayorías sociales y populares.
Pero en los últimos tiempos, también desde varios sectores de la izquierda se ha venido construyendo la tesis del fin del ciclo que viene a complementar el discurso de la derecha contra los gobiernos de izquierda y nacional-populares. Uno de los amanuenses de la izquierda lightberal, Pablo Stefanoni, habla de una deriva lulista[1] de la izquierda latinoamericana. Una compañera de Stefanoni en el grupo de apoyo al trotskismo anti kirchnerista del FIT en la Argentina, Maristella Svampa, escribe en el diario de la oligarquía Clarín sobre una crisis del pluralismo político y un populismo de alta intensidad[2] en Bolivia y Ecuador. Mientras tanto, por el lado de la izquierda autonomista, Raúl Zibechi sostiene que estamos no solo ante el final del ciclo progresista, sino que el progresismo no ha sido un avance[3].
Desde otra posición, el paraguayo-brasileiro y militante del PT Gustavo Codas afirma[4]que Venezuela, Brasil y Ecuador, cada uno con sus matices, enfrentan una serie de problemas económicos y políticos, con una importante movilización de la derecha nacional (en ocasiones con apoyo del exterior). Esta coyuntura, unida a la solución de compromiso en Argentina donde la candidatura presencial la encabeza Daniel Scioli, nos lleva a pensar en que nos encontramos inmersos en un reflujo del cambio de época puesto en marcha en América Latina en 1998.
Ese flujo que dejó atrás la larga noche neoliberal tuvo su apogeo en los dos años que transcurrieron entre finales de 2004 y finales de 2006 donde se puso en marcha el ALBA-TCP; llegaron al gobierno Evo Morales y Rafael Correa; fueron puestas en marcha herramientas fundamentales del cambio de época como teleSUR o la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad; y en Mar del Plata el instrumento imperialista llamado ALCA fue enterrado por 3 patriotas nuestroamericanos, Chávez, Lula y Néstor Kirchner.
En cambio hoy, sin la presencia física del Comandante y con Fidel retirado de la conducción política en Cuba; con una derecha recargada que trata de llegar al gobierno a veces por dentro de la institucionalidad y a veces por fuera; y con instrumentos de desintegración latinoamericana como la Alianza del Pacifico, el TPP o el TISA tratando de construir un Consenso anti-posneoliberal, la guerra de posiciones en Nuestra América conduce a las fuerzas de izquierda, tanto las revolucionarias como las reformistas, a posiciones de repliegue.
Este nuevo momento del cambio de época exige un esfuerzo de honestidad intelectual para, desde la lealtad y el compromiso con los procesos de cambio, tratar de leer el momento de reflujo y generar propuestas para las izquierdas latinoamericanas y caribeñas. En ese sentido proponemos  7 tesis para alimentar el debate desde la necesidad que tenemos de hacer un diagnóstico del momento histórico en que nos encontramos con el fin de obtener una radiografía de la coyuntura actual.
1.- La crisis del capitalismo ha venido para quedarse
Entre 2004 y 2014 el precio medio del barril de Brent  fue de 86’989 dólares. 87 USD de media en 10 años a pesar de que en 2008 y tras la quiebra de Lehman Brothers el precio del barril de Brent se desplomó de los 147 USD de julio hasta los 35’58 USD con los que cerraba el año.
Actualmente el barril de Brent se mantiene entre los 45 y 50 dólares, y no se prevén subidas significativas mientras la desaceleración china favorezca el exceso de producción actual. Al mismo tiempo, importantes productores como Arabia Saudita o Venezuela no disminuyen la producción para garantizar el 100% de los ingresos, lo que nos sume en un círculo vicioso en el que no hay manera de desactivar la sobreproducción. A la reducción de la demanda del gigante asiático y el mantenimiento de la producción de los países productores de la OPEP se le suma la producción en Estados Unidos de gas de esquisto mediante fracking, método de extracción que se convierte en terrorismo ambiental solamente rentable a partir de precios entre 60 y 70 dólares. Por lo tanto, es en la franja entre los 50 dólares actuales y los 70 que permitirían a la mayor parte de los campos de extracción ser rentables, donde se va a mover en los próximos meses la guerra energética no declarada entre Estados Unidos y Arabia Saudita.
En cualquier caso no parece que en los próximos años los precios del petróleo vayan a volver a acercarse a los de la última década, que permitieron a los procesos de cambio en América Latina y el Caribe una redistribución de la riqueza y reducción de la pobreza sin precedentes. Si además le sumamos la tendencia a la baja en el precio de los minerales adquiridos por China, que consume cerca del 40% de la producción mundial, parece un hecho que los tiempos de vacas gordas han terminado.
Todo lo anterior apuntala la necesidad de una diversificación productiva y un cambio en la matriz energética. Es necesario generar una transición desde el modelo extractivista, herencia colonial y neoliberal, a un nuevo modelo de desarrollo que incorpore el derecho al desarrollo y a sacar de la pobreza a una parte significativa de la población, con los Derechos de la Madre Tierra.
2.- El mundo multipolar ya está aquí
Aunque solemos hablar de la transición a un nuevo mundo pluripolar y multicéntrico, la realidad es que ya estamos inmersos en él. El declive de la hegemonía de Estados Unidos (al mismo tiempo que entra en una peligrosa fase de dominación violenta); la emergencia de los BRICS; el rol geopolítico de América Latina en las relaciones Sur-Sur; o el avance de la integración latinoamericana con una CELAC sin EEUU ni Canadá reflejo de la Patria Grande que soñaron los libertadores, son claros síntomas de este nuevo escenario geopolítico.
Hay dos variables fundamentales de este escenario en América Latina y el Caribe. La apertura de relaciones y embajadas entre Estados Unidos y Cuba, inicio de una nueva era y símbolo de la soberanía no solo de una Cuba digna a lo largo de más de 60 años de agresiones ininterrumpidas, sino de toda Nuestra América. El otro síntoma es la presencia cada vez mayor de China en la región. Hoy en día, excepto el Puerto de Mariel en Cuba, todas las grandes inversiones en la región son de capital chino, comenzando por la faraónica obra para construir un canal en Nicaragua y siguiendo por las principales inversiones en recursos naturales, petróleo, gas y minería. Pero la cada vez mayor presencia china tiene grandes diferencias con la otrora hegemonía estadounidense; frente al hard power de los Estados Unidos, basado en la imposición económica o militar, se está construyendo un soft power con características chinas que hace de la diplomacia económica y cultural la base para las relaciones. O dicho de otra manera, China no va a construir bases militares en America Latina y el Caribe o patrocinar golpes de estado contra gobiernos legítimos.
Pero la voraz demanda china de recursos naturales ha provocado una reprimarización de la economía latinoamericana. Excepto en los países donde los recursos están en manos del Estado, que ejerce de flujo conductor hacía otros sectores, en general el sector primario está más ligado al capital financiero que a otros sectores de la economía. América Latina y el Caribe se mueven ahora mismo en un triángulo incierto entre un Consenso Bolivariano, un Consenso de Beijing y un Consenso de las Commodities.
3.- Necesidad imperiosa de profundizar la integración
En la medida en que la crisis del capitalismo se profundiza y la derecha avanza en su ofensiva, los procesos corren el riesgo de cerrarse hacia dentro y mantener una posición defensiva. Ningún proceso va a poder profundizar y mucho menos radicalizar los cambios por sí solo si no es inserto dentro de un proceso de integración latinoamericana y caribeña más amplio.
Es necesario por tanto ampliar la integración política a una integracion económica, científica, tecnológica y cultural, integracion amplia que permita, como propone Gustavo Codas, y frente al proceso de reprimarización continental, crear cadenas de valor regionales.
Al mismo tiempo, se hace urgente y necesaria la reactivación del ALBA e ir dotando de una institucionalidad mayor a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
4.- Desactivación de los instrumentos para la desintegración latinoamericana
Es necesario sumar al cambio de época los países que siguen apostando por un modelo económico neoliberal. Especialmente los de la Alianza del Pacifico y en particular Colombia y México. Es por ello que tenemos que hacer nuestras la reivindicación de la paz, con justicia social, en Colombia, y la apuesta por fortalecer un proyecto alternativo de izquierda en México, frontera sur de los Estados Unidos. La incorporación de estos dos países no solo abriría un horizonte radicalmente diferente sino que profundizaría la integración nuestroamericana y ayudaría a desactivar los nuevos ALCA del siglo XXI, instrumentos para la desintegración latinoamericana como la Alianza del Pacífico, el TPP o el TISA.
5.- Enfrentar la derecha recargada
Durante buena parte del cambio de época, la derecha quedó desorientada y a la defensiva. Fueron las embajadas de Estados Unidos los que hicieron el papel de principal opositor a los gobiernos de izquierda en la región mediante el patrocinio de golpes de Estado, duros o blandos. Los opositores locales eran simples títeres todavía anclados en el discurso del Consenso de Washington y parapetados tras los viejos partidos del neoliberalismo.
Sin embargo hoy tenemos una derecha renovada, asesorada por los gurús del marketing político neoliberal y asumiendo un rol de paraopositores que no dudan ni un momento en camuflarse bajo una estética y discurso más amable tan posmoderno como pseudo posneoliberal, que no ataca directamente las conquistas logradas en la década ganada.
Esta derecha reciclada y transformista trata de robarse las banderas de la democracia y los derechos humanos apelando sobre todo a los nuevos actores de la política, la juventud y las clases medias. Y ahí es donde los procesos tienen un reto en reactualizar su programa y praxis política para seducir a una juventud que no ha vivido el terrorismo social neoliberal y llega a una mayoría de edad dando por sentada la presencia del Estado en la economía y la redistribución de la riqueza. Lo mismo sucede con las nuevas clases medias que tienen la “ilusión” de continuar su ascenso social y para ello se les hace atractiva la idea de votar por un “gestor”, normalmente un candidato proveniente del mundo empresarial y con un discurso que apela a la ciudadanía moderada por encima del clivaje izquierda-derecha.
Frente a ello, más que perder tiempo en atacar a esta derecha que solo hace sus tareas, amparada por las elites económicas y con el apoyo de las transnacionales comunicacionales, debemos reactualizar y hacer más atractivo el proyecto político de las izquierdas, como única manera de sostener y profundizar los procesos. Las posibles derrotas electorales por venir serán única y exclusivamente responsabilidad nuestra.
6.- La necesidad de los liderazgos
Y para prepararnos para las próximas batallas políticas, es necesario dar un debate sobre la cuestión de los liderazgos. La muerte del Comandante Chávez nos coloca ante el espejo de unos procesos que dependen en demasía de líderes de una enorme talla política e intelectual. Pero además estos liderazgos son fruto de una época de resistencia e insurrección al neoliberalismo que ya dejamos atrás.
Será difícil que en Bolivia vuelva a surgir un líder como Evo Morales que lleva en su esencia el componente antiimperialista, anticolonial y anticapitalista cuando han sido expulsadas del territorio nacional la DEA, USAID y el propio embajador estadounidense; cuando los dirigentes sindicales han pasado de enfrentar un gobierno neoliberal a ocupar cargos de conducción política en el Estado; o incluso cuando las relaciones internacionales del movimiento social se construyen sobre todo con otras izquierdas en el gobierno. Es por ello más necesaria que nunca la necesidad de construir liderazgos colectivos y fortalecer el poder popular y la formación política pues solo de estas semillas pueden germinar otros dirigentes preparados para liderar una nueva etapa ascendente del cambio de época que deje atrás el reflujo coyuntural. Pero al mismo tiempo mientras líderes como Evo sigan con la capacidad de conducir los procesos, debemos habilitar los mecanismos que sean necesarias para que la legalidad no obstaculice la legitimidad.
7.- La importancia de las batallas electorales
Por paradójico que parezca, la irreversibilidad de los procesos depende en buena parte en este momento histórico de las victorias electorales que se vayan produciendo en el campo de la izquierda. Para ello a su vez es necesario no retroceder en ni una sola de las conquistas logradas hasta el momento. Tenemos claro que llegar al gobierno no supone tener el poder, y que una vez llegado hay que enfrentar una guerra de posiciones con el poder ejercido por las burguesías nacionales e internacionales desde sus atalayas económicas o mediáticas. Pero para poder llegar a ese momento de plantearse la construcción de hegemonía es necesario primero la victoria electoral.
Este 2015 nos deja todavía 2 importantes citas electorales, las elecciones presidenciales de Argentina en octubre y las legislativas de Venezuela en diciembre. A pesar de las contradicciones que nos pueda generar, es necesario apoyar la candidatura de Scioli-Zannini en la Argentina, bien rodeada por el núcleo duro kirchnerista; ya llegará el momento de la crítica si el próximo gobierno se desvía del horizonte trazado por Néstor Kirchner y Cristina Fernandez. Y lo mismo en Venezuela, donde debemos dar todo el apoyo a los candidatos y candidatas del PSUV y del Gran Polo Patriótico frente al terrorismo económico y mediático que enfrente la Revolución Bolivariana y Chavista. Lo mismo en el caso de dos países como Brasil o Ecuador, donde más allá de las tensiones, debemos apoyar los legítimos gobiernos de Dilma y Correa.
Ya no es tiempo de política ficción sino de definición. Tiempo de audacia para generar pensamiento crítico siempre desde abajo y a la izquierda, manchándose con el barro de la praxis en medio de las contradicciones, y no leyendo la realidad con el lápiz rojo virtual en una mano desde el wifi de los cafés de los barrios de clase media. Recordando las palabras del Comandante Chávez: “Que nadie se equivoque, que nadie se deje confundir, uno puede criticar a la revolución pero este es el camino de la salvación de la Patria”.


domingo, 15 de marzo de 2015

Las 3 armas de China que "deberían dar miedo" a la Armada de EE.UU.


REUTERS

El creciente potencial armamentístico de la República Popular de China "eleva los riesgos" cada vez más para EE.UU. ante una eventual guerra naval entre los dos países. El experto militar Harry J. Kazianis destaca tres armas chinas que "deberían dar miedo" a la Armada de EE.UU.

Todo sobre este tema
Armamento
Las 3 armas chinas que "deberían dar miedo" a la Armada de EE.UU.
EE.UU. traslada 800 unidades de equipo militar a Alemania
Irán inicia la producción en serie del nuevo misil Qadir

La Armada de EE.UU. "tiene un problema" ya que podría enfrentar a una gran cantidad de potenciales amenazas, escribe en su nuevo artículo el experto militar de la revista 'The National Interest', Harry J. Kazianis.

Según el autor, países como China, Irán, Rusia y en algunos aspectos, Corea del Norte, desarrollan activamente su armamento, lo que "eleva los riesgos" para Washington en caso de una posible guerra naval.

Sin embargo, el autor asegura que la mayor amenaza para EE.UU. es el llamado sistema de anti-acceso/negación de área (A2/AD) de la República Popular de China. El país asiático ha desarrollado un sofisticado sistema de armas que representa un peligro considerable para la Marina estadounidense. Kazianis destaca sus tres componentes más mortíferos.
DF-21D: El 'asesino' de portaaviones

El DF-21D es un misil balístico antibuque de alcance medio con capacidad de atacar una nave en movimiento en alta mar. El misil es capaz de alcanzar una velocidad hipersónica de hasta 12 Mach, lo que hace extremadamente difícil la posibilidad de derribarlo. Al mismo tiempo, el arma es un sistema móvil, por lo que sería casi imposible localizarlo antes del lanzamiento.
YOUTUBE / 8ShiYang

El "sangriento ataque de saturación" 

En este caso no se trata de un tipo de arma determinada, sino de una táctica que puede usar China en su ataque contra la Armada de EE.UU. En caso de que Pekín use los distintos tipos de misiles balísticos y de crucero que tiene en su arsenal, el impacto de ese ataque masivo sería realmente devastador. El Ejército Popular de Liberación de China podría desatar un "ataque de saturación" al lanzar misiles desde el aire seguidos por otros lanzados desde submarinos para de ese modo desgastar a la flota estadounidense.
Minas

Aunque se suele hablar mucho del armamento moderno y de la alta tecnología, no hay que olvidarse de las armas más antiguas, que también pueden ser igual de mortíferas. El inventario de minas de China no es sólo extenso, sino que contiene unos de los ejemplos más letales del mundo. El país asiático está en la vanguardia de la tecnología y el concepto de la guerra de minas, y ya dispone de sistemas que países avanzados como EE.UU. no tienen en su arsenal.