Buscar este blog

Mostrando entradas con la etiqueta Alepo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alepo. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de diciembre de 2016

En Siria, el comienzo del fin (I)


La victoria del gobierno sirio en Alepo marca un antes y un después en la guerra. Queda claro de forma palmaria que Bashar al-Assad está ahí para quedarse. Queda claro que los rusos tienen todas las cartas en su mano. Queda claro que la derrota de la "contra" extremistamente moderada o moderadamente extremista va a tener importantes consecuencias geopolíticas para Oriente Próximo (y si se me apura, para Europa).


Todo esto, que iré desgranando en los próximos días, se ha manifestado ayer con el acuerdo alcanzado entre Rusia, Irán y Turquía.

Por más que lloren, imploren, amenacen ni EEUU ni sus vasallos árabes y europeos tienen nada que hacer ya en Siria. Ni siquiera incentivando la guerra porque, entre otras cosas, ya ni siquiera tienen capacidad para ello. Ya sólo tienen capacidad para intentar reescribir la historia al estilo Hollywood con Vietnam: EEUU perdió la guerra, pero la ganó en las películas. Porque películas es todo lo que pueden ofrecer dado que la clientela en EEUU y en los países vasallos, árabes y europeos, es siempre muy partidaria de este tipo de películas. Ahora mismo, todas están cortadas por el mismo patrón y el mismo diseño propagandístico con Alepo con gran referente.

Rusia, Irán y Turquía han acordado:

1.- Siria debe mantener intactas sus fronteras y su estado secular.
2.- Paz interreligiosa e interétnica.
3.- Combate conjunto no sólo contra el llamado Estado Islámico, sino contra el Ejército de la Conquista del Levante (antiguo Frente al-Nusra, la filial de Al-Qaeda).
4.- Los tres países mediarán en las conversaciones directas entre el gobierno sirio y la "contra" e invitarán a las mismas a los patrocinadores de la "contra".
5.- Pero no van a esperar a que haya contestación positiva de estos países porque Rusia, Irán y Turquía ya han avanzado que esas conversaciones entre el gobierno sirio y la "contra", que se harán "sin condiciones previas por parte de ésta" (es decir, la salida de Assad), van a tener un primer comienzo en Astaná, la capital de Kazajstán.

Es decir, los kurdos ahora pueden ver cómo su apuesta por EEUU no les lleva a ninguna parte. La sumisión a los intereses estadounidenses que vienen haciendo como mucho y en el mejor de los casos les va a permitir mantenerse como hasta ahora, pero nunca ir más allá. Rojava será una experiencia bonita, pero ineficaz. El sueño de un Kurdistán independiente se deshace. Porque supongo que se han dado cuenta de lo que supone de confluencia entre dos países, Irán y Turquía, que no tienen la menor simpatía por su causa y por lo que estarán siempre, a partir de ahora, compartiendo un mismo objetivo.

Lo mismo se puede decir de los islamistas. Sus sueños de imponer la sharía se desvanecen al igual que se desvanecen sus esperanzas de un rearme o de un mayor aprovisionamiento de fondos. Es una derrota en toda regla de Arabia Saudita, especialmente, y de Qatar, que ya está maniobrando para salir del embrollo (el acuerdo para participar en la compra de un pequeño porcentaje de la principal petrolera rusa es un indicio de ello).

El hecho de que Turquía haya abandonado formalmente a la facción de Al-Qaeda, hasta ahora su principal protegido, indica que el giro turco tras la normalización de relaciones con Rusia no es de boquilla. Que se haya producido tras el asesinato del embajador ruso habrá indicado a los patrocinadores del atacante lo erróneo de su visión.

El gobierno sirio ha obligado a toda la "contra" a replegarse en Idlib. Con las tensiones internas entre los diferentes grupos, la lucha entre ellos sólo es cuestión de tiempo. Si se tiene en cuenta que la organización mayoritaria es precisamente el ECL (ex al-Nusra, Al-Qaeda) sólo tienen dos caminos: o unirse a este grupo o desligarse totalmente de él. Es decir, lo que siempre ha reclamado Rusia a EEUU y que nunca ha cumplido, como muy bien recalcó ayer mismo el ministro de Defensa ruso.

Unos, como el Ejército del Islam (que tiene una enorme sangría en sus filas), ya están en conversaciones para unirse, al menos una fracción de este grupo inmerso en estos momentos en una dura batalla interna que lo más seguro es que termine en una escisión. Otros, como Nureddin Zanki, quienes decapitaron al niño palestino en el campo de refugiados de Handarat, han aceptado la "sugerencia" de Turquía y están siendo trasladados -por territorio turco, en concreto han sido vistos convoyes con sus emblemas en la provincia de Hatay- hacia la zona de Siria donde actúan las tropas turcas con algunos otros grupos de la "contra" respaldados por Turquía.

Turquía, con la connivencia de Rusia, ha hecho una oferta clara a estos grupos: desligarse de Al-Qaeda o morir. Y para no aparecer como sumiso a las tesis rusas, dado que a fin de cuentas tiene que mantener la cabeza alta frente a su base social, sunní, el AKP, partido de Erdogan, ha propuesto que esos grupos "refuercen" a los que ya están formando parte de la llamada "Operación Escudo del Eúfrates".

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) está atrapado en su propia salsa. Durante la ofensiva contra la "contra" de Alepo incentivó las manifestaciones frente a la embajada rusa en Ankara y ahora tiene que desandar el camino. El AKP no puede ignorar la opinión de su base social, por lo que tiene que hacer encaje de bolillos. El asesinato del embajador ruso es la excusa perfecta puesto que puede presentar a su base el cambio como necesario dado que "los terroristas están fuera de control" no sólo en Siria, sino también en Turquía. Es la justificación que ya está apareciendo en Turquía y readecuar el discurso, aunque todavía está por ver si el gobierno turco tiene capacidad para controlar la situación y cambiar la opinión de su base sunní en favor de su relación no sólo con Rusia, sino con Irán (shíi).

No cabe duda que otros grupos de la "contra" seguirán el mismo camino que el mencionado, por lo que a corto plazo veremos una ofensiva de Turquía y su "contra" contra la ciudad de Al-Bab, aún controlada por el llamado Estado Islámico y que se convierte en crucial para impedir definitivamente la unificación de los cantones kurdos. Un triunfo en esa ciudad le servirá a Turquía para evitar la marginación total de los grupos de la "contra" que tutela y mantenerles vivos en la mesa de negociación que ya se está abriendo para finalizar la guerra en Siria.




Los kurdos no hicieron caso de la oferta rusa, ya en 2015, de tomar Jarablús y se arrojaron en brazos de EEUU. Eso facilitó el primer movimiento de Turquía. Luego pensaron que era posible unir Afrín con Manbij, pero EEUU les obligó a ceder. Ahora ya lo tienen casi todo perdido por su clamorosa falta de visión estratégica. La llegada de estos nuevos grupos de la "contra", ferozmente antikurdos, indica que ya ni siquiera hay muchas posibilidades de una entidad autónoma kurda salvo que vuelva a cambiar la correlación de fuerzas, improbable, o haya un cambio constitucional en Siria (si el gobierno quiere). Aquí sólo tienen ya una baza que jugar, y es el respaldo, limitado, pero respaldo, que han realizado a la ofensiva gubernamental contra la "contra" en los barrios orientales de Alepo.

Además, Turquía ve cómo la primera línea de la guerra se traslada directamente a su frontera, por lo que la hará aún más impermeable respecto a los pertrechos que pueda recibir el ECL. Ya se está comenzando a ver en las páginas de la "contra" el lamento porque en caso de una ofensiva del gobierno sirio no estarían en condiciones de mantener el tipo durante mucho tiempo.



 El Lince


Bienvenidos a Idlib, Siria (II)






Es la parte dos del comienzo del fin, que no va a ser inmediato pero que tiene muchas posibilidades de que este año que viene, 2017, veamos algún tipo de solución duradera al fin de la guerra en Siria.

Si en la primera parte os hablaba sobre todo de Turquía, ahora voy con lo que está pasando dentro de la "contra", esa por la que lloran las plañideras y a la que consideran "revolucionaria" (sic).

Los niñatos habituales, amparados en las tribunas pretendidamente "progresistas" que controlan, están estos días dedicados a firmar manifiestos llorando por lo que consideran "la caída de Alepo". El lenguaje no es inocente. No es caída, es liberación. Y siguen insistiendo, al margen de la realidad, en que en Siria hay una "revolución" contra Assad y que los barrios orientales de Alepo (ellos nunca lo dicen, consideran a Alepo como un todo y, así, confunden) era "la última de las grandes ciudades liberadas desde 2011 por la revolución siria" (sic). Estas plañideras lloran, además, porque la izquierda "no ha apoyado por unanimidad a la Revolución Siria", así, con mayúsculas. Pero sobre todo lloran porque no han tenido el menor éxito en todos estos años en su campaña, una campaña que durante casi seis años ha actuado como animadora de la guerra sangrienta de poder lanzada por los sátrapas árabes (Arabia Saudita y Qatar en primer lugar, y luego Turquía y luego EEUU y sus vasallos occidentales) en Siria. En cada etapa de la guerra estas plañideras, con nombres y apellidos muy nombrados en el Estado español (España, para otras latitudes), encabezadas por un personaje que defendió la guerra contra Libia diciendo que "la OTAN mata menos que Gadafi" han ido marcando el paso de todas las intervenciones políticas occidentales y árabes comprando, y vendiendo, sus mentiras a cada paso.

Así que para ellos, que alguno/a seguro que la va a leer, va dedicada esta segunda parte y que pone de manifiesto no sólo sus muchas mentiras sino su profunda ignorancia aunque se revistan de "arabistas". Hablan árabe, pero son unos perfectos ignorantes en cuestiones geopolíticas. Lo han sido siempre y lo seguirán siendo porque en caso contrario supondría estudiar y ellos ya son lo suficientemente mayores para, acomodados en sus despachos, no perder tiempo con estas fruslerías. Nunca intentarán entender los cambios geopolíticos que se han dado en los últimos ocho años y una de sus principales consecuencias es, precisamente, Siria.

No han tenido en cuenta los intentos de EEUU para aislar y debilitar a Rusia, con la crisis de Ucrania y con el gas qatarí que tenía que suplirlo y que tenía que atravesar Siria, por ejemplo, en la gran batalla de este siglo XXI que es Eurasia. Pero esta es otra historia.

Estas plañideras presentan una falsa caracterización de la guerra en Siria diciendo que "las fuerzas democráticas están librando una lucha revolucionaria contra Assad y Rusia". Nada más lejos de la realidad, como vais a ver. La realidad es que la "contra" está dominada totalmente por milicias islamistas salafistas (una interpretación rigurosa del islam que, entre otras muchas cosas, plantea un proyecto político para refundar el islam propiciando la vuelta a la fe originaria, instaurando un sistema político islámico y usando como principal motor para ello la catarsis o limpieza interna haciendo especial hincapié en la purga en los métodos educativos), cuando no takfiristas (consideran a todo el musulmán que no aplica o cumple la Sharia como incrédulo y a los que no son sunníes como herejes), apoyadas por todos los países mencionados antes y que no existirían sin los miles de millones de dólares que llevan gastados en estos seis años y que, a lo que se ve, han sido tirados a la basura.

Ya se sabe -lo han publicado todos los medios de propaganda árabes- que fue el Frente para la Conquista del Levante, ex Nusra, Al Qaeda, quien obligó al resto de grupos a aceptar sus condiciones para rendirse puesto que los demás querían abandonar los barrios orientales de Alepo cuando comenzó la debacle y no resistir hasta el final. Luego la subordinación hacia los ex Nusra es total porque son los más fuertes y los que predominan. Por eso...

Tras la derrota de Alepo, la bronca ya está montada entre los diferentes grupos de la "contra"La estrategia del gobierno sirio de trasladar a la provincia de Idlib a todos los grupos que se van rindiendo, sobre todo en este alto número de los barrios orientales de Alepo (se está hablando de que han salido unos 4.000 combatientes) está dando frutos porque las divisiones no han tardado en aparecer. La obligación de convivir en una zona limitada grupos de diferentes ideologías y, sobre todo, lealtades está demostrando ser un formidable caldo de cultivo para fomentar la división entre ellos. Esta viñeta satírica es muy ilustrativa de lo que digo.



Uno de esos grupos, considerado uno de los principales, del que os hablabaAhrar al Sham, votó ayer no incorporarse al antiguo Frente al-Nusra (Al Qaeda) para no perder la etiqueta de "moderado". Eso dicen en sus propias páginas. Pero no ha sido una decisión ni fácil ni asumida por el grueso de la organización.

El voto se hizo en el Consejo de la Shura, su máximo órgano, y los votos fueron 14 frente a 8. La división está servida y las escisiones, también. Dicen sus padrinos que este grupo es uno de los más numerosos y poderosos de toda la "contra" junto al ex Nusra, pero su crisis es existencial y va a marcar todo el proceso post Alepo porque no sólo va a tener un impacto significativo en este grupo, sino en todos los demás y en la dinámica del conflicto. Sobre todo, porque era el otro gran grupo que, junto al ex Nusra, recibía apoyo y financiación desde Turquía, además de su padrino tradicional, Qatar.

Son salafistas-yihadistas que quieren ir maquillando sus posturas para hacerse más aceptables a Occidente y los pragmáticos, esos 14, están ganando. De momento, porque como era previsible ya hay una primera escisión como consecuencia de esta decisión y se ha creado otro grupito denominado Jaish al-Ahrar que apuesta por una mayor coordinación con el Frente para la Conquista del Levante (ex al-Nusra, Al Qaeda). Estos dos grupos son los que controlan la provincia. El resto no son más que comparsas sin el menor predicamento ni político ni social.

Una muestra la tenéis en lo siguiente, especialmente destinado a las plañideras que quieren ocultar algo semejante porque rompe todo su idílico discurso sobre "revolución", y dado que son "arabistas", les recomiendo la lectura, en árabe, de cómo se vive en Idlib y qué tipo de "revolución" es la que se está haciendo. Habla, en concreto del sistema judicial y dice que "es similar a la ley de la selva" porque aplicando la Sharia y la Ijtihad se elimina a los enemigos internos y se refuerza el control de unos grupos sobre otros. Dice que cada grupo tiene su propio sistema judicial, que los predominantes son los ex Nusra y Ahrar al-Sham y que cuando los civiles recurren a esos jueces, pocas veces, es porque son de la cuerda de alguna de esas organizaciones y que las sentencias siempre tienen que ver con el grado de afinidad o parentesco existente. Dice que "las personas influyentes socavan sus veredictos" y que estos tribunales "encuentran cualquier pretexto legal para sus actos ilegales". Viene a decir, y hay que tener en cuenta que es una página favorable a la "contra", que "las circunstancias legales no han cambiado desde que el régimen estaba en el poder" (en Idlib), aunque un poco más abajo afirma que "los líderes militares interfieren directamente en los casos de acuerdo a sus intereses y objetivos", que "todos los jueces son pro-salafistas" y que "se acusan mutuamente de que tienen errores en su doctrina y en la aplicación de la ley". Dice también que "estos tribunales funcionan con los organismos de seguridad (de las diferentes organizaciones) que aterrorizan a los residentes locales porque son totalmente libres de detener, secuestrar o incluso asesinar a personas en las zonas de las que son responsables".

Así que, por todo ello, bienvenidos a Idlib. Bienvenidos a la "revolución"  de la "contra" que con tanto ardor defienden las plañideras y sus patrocinadores, árabes y occidentales.


Y ya se habla con absoluta franqueza de que la "contra" está en "estado desastroso", por mucho que desde los medios de propaganda occidentales como Associated  Press, se hable de que tiene aún "unos 50.000 combatientes". También dicen que de ellos, Ahrar al Sham tiene "unos 20.000". Luego no estamos hablando de cualquier grupito de la "contra". También dicen que esos 8 que han votado a favor de la unificación con FCL, ex Nusra, -de derecho, puesto que de hecho ya existe como se demostró en las dos fracasadas ofensivas sobre Alepo- cuentan con el apoyo mayoritario de los combatientes.

Os cuento ésto porque no es más que una muestra de lo que ya está pasando, y apenas ha transcurrido una semana desde la derrota sufrida en Alepo. Esto está pasando factura al resto de grupos, que están ahora en una situación de impás muy parecido a la parálisis. Sólo pueden salir de ella con una nueva ofensiva. Aunque no es improbable -y ya se sabe que hay al menos 20 militares británicos. al mando de un general, en la zona para "instruir militarmente" a la "contra"- no parece posible en estos momentos debido a dos factores: el giro dado por Turquía y el poco tiempo que resta hasta el cambio de presidente en EEUU. Además, si uno de los grupos más grandes no ha optado por la unificación de derecho con los ex a-Nusra ¿cómo y quién va a coordinar una hipotética ofensiva? Después del acuerdo entre Rusia, Irán y Turquía el margen de maniobra de la "contra" se reduce sustancialmente aunque sí está obligada a hacer un último intento para demostrar que aún cuenta. Estamos en el comienzo del fin, pero aún correrá la sangre aunque preveo que no de forma inmediata. A corto plazo la "contra" no puede hacer nada, a medio plazo sólo tiene un sitio donde puede atacar porque las fuerzas gubernamentales allí son débiles: Hama. Pero para ello tiene que contar con la inestimable ayuda del llamado Estado Islámico, y eso les perjudica de cara a sus patrocinadores y a su etiqueta de "moderados".

Y no hay que perder de vista tampoco que su moral está muy debilitada porque la estrepitosa derrota de Alepo se suma a otras que ha ido cosechando a lo largo de todo el 2016 en Gouta, Daraa o Latakia, por ejemplo.

Tampoco es probable que haya una ofensiva gubernamental a corto plazo. El ejército necesita un descanso y tiene que dejar que las disensiones entre la "contra" se vayan ensanchando para debilitarla aún más.

Por último, y como os anuncié porque era obvio, la ofensiva de Turquía y sus trolls de la "contra" contra la ciudad de Al Bab, controlada por el llamado Estado Islámico, está siendo, por ahora, un absoluto fracaso. Sólo ayer perdieron más de 70 soldados y combatientes unos y otros, además de dos tanques y otros vehículos de combate.

Una aclaración: por mi conocimiento de Siria, es evidente que no toda la población apoya al gobierno -como en cualquier país- y que en estos momentos y después de casi seis años de guerra, la mayoría de los refugiados en Jordania, Líbano y, sobre todo, Turquía, no tienen buena opinión de Assad. Sin embargo, los refugiados internos (con la excepción de Idlib, sobre todo después de Alepo) y que son la mayoría, junto a quienes viven en las grandes ciudades bajo control del gobierno sirio, sí apoyan a Assad. Incluso hay un porcentaje nada desdeñable de la población que quiere el fin de la guerra, un país estable bajo control de un ejército fuerte y con instituciones que funcionen sin tener en cuenta quién manda. Aunque después de lo visto, intuyo que estos también apoyarían a Assad.

Por todo ello, no me he podido resistir a poneros este vídeo, propagandístico, sin duda, pero que merece la pena.



El Lince

miércoles, 21 de diciembre de 2016


martes, 20 de diciembre de 2016


El otro grupo 


Lo que no debéis hacer nunca es leer, ver, escuchar sólo los medios de propaganda occidentales. Si lo hacéis habitualmente haceos mirar la cabeza, que no andará muy bien.

Resulta que ayer el embajador sirio en la ONU certificó que tienen en su poder a "asesores militares" de países occidentales y árabes que "colaboraban" con la "contra" en los barrios orientales de Alepo. Ayer todo el mundo se hizo eco de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el envío de observadores a la evacuación de militantes de la "contra" y civiles de los barrios que controlaban en Alepo. Sobre esto una puntualización: ni caso a lo que os dicen los medios de propaganda porque la resolución habla de personal de la ONU que ya está sobre el terreno, en su mayoría ciudadanos sirios. Eso no lo veréis en ninguna parte. Habrá de otras nacionalidades, pero serán minoría y, en cualquier caso, depende del gobierno sirio ampliar o no su número y margen de actuación.

A lo que voy. El embajador sirio dijo que tienen en su poder a "asesores militares" y que éstos "son todavía oficiales de los ejércitos de EEUU, Qatar, Turquía, Arabia Saudita e Israel". Como es lógico, ni una palabra veréis en los medios de propaganda occidentales y árabes vasallos.

Os dije ayer que iba a ver a dónde llevaba todo esto y lo que veo me está dejando alucinado. En realidad no sé muy bien a qué carta quedarme porque lo que leo en los medios sirios habla de que o ha sido detenidos, o se está buscando, a 22 estadounidenses, 16 británicos, 21 franceses, 7 israelíes y 62 turcos. Cobra cada vez más fuerza la hipótesis de que hay otro grupo de "asesores militares" que o bien ha sido capturado o están buscándoles. Incluso hay otra posibilidad: que hayan salido entre los militantes y civiles en virtud de un pacto "entre todas las partes involucradas".

Mis amigos turcos y kurdos llevan unos días trabajando en ello, pero no dan a basto y menos tras el asesinato del embajador ruso en Ankara. Por cierto, al menos en el Estado español (España, para otras latitudes) no se habla tanto de asesinato como de "resultó muerto".

Sin embargo, me dicen que el primer grupo de "asesores militares" detenido y las identidades que dieron no hay que tomarlas como las reales sino que son nombres ficticios, que es una práctica habitual utilizar identidades falsas cuando se participa en operaciones de este tipo y que esta es una razón por la que desde Siria se está siendo muy cauteloso a la hora de hacer públicos ciertos datos dado que desde los países de donde provienen los "asesores militares" se puede fácilmente argumentar que no es cierto, que esa persona no pertenece a su ejército, etc.

Me dicen también que lo más probable es que haya ocurrido con ellos lo que os he comentado, que hayan abandonado Alepo en virtud de algún tipo de pacto y que eso habría allanado el terreno para que Rusia no vetase la resolución del CSONU. Qué tipo de pacto, lo desconozco. Pero mis amigos dicen que podríamos ver algo si en las conversaciones de paz que, dicen, se van a retomar el mes que viene los países de donde eran, o son, esos "asesores militares" se presiona a la "contra" o no.

Sobre el asesinato del embajador ruso me dicen (alguno lo vio en directo):

- Es obvio que un ex agente de policía tan joven no puede planear el crimen solo. El sitio fue muy bien seleccionado porque se estaba retransmitiendo el acto en directo y el ex policía no lo podía saber si antes no se le había informado.

- Es sorprendente que el operador de la cámara central no se sorprendiese con los disparos. Antes de arrojarse al suelo regresó a un plano general. Además, había otras cámaras que filmaron al atacante desde otros ángulos.

- El atacante tuvo cinco minutos de emisión en directo, todo el tiempo del mundo para hacer su declaración tras el asesinato.

- Se le podía haber detenido, pero se optó por matarle.

- Erdogan, tal vez influido por la presión extranjera (es decir, las críticas por la represión tras el golpe fallido) ha descuidado una de las leyes más importantes del poder: derrotar al enemigo por completo. Este asesinato dice que no controla la situación por completo y que tal vez por eso hizo la declaración el mes pasado afirmando que el ejército turco estaba en Siria "para eliminar al tirano Assad". Es decir, que o bien no cuenta con la lealtad de todo el ejército ni de las fuerzas de seguridad o bien estaba tratando de jugar a dos bandas y que ahora le han pasado factura.

El Lince