Buscar este blog

Mostrando entradas con la etiqueta EL CHE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EL CHE. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de abril de 2016

DEL CHE A NERUDA



El poeta cubano Roberto Fernández Retamar le contó al nicaragüense Ernesto Cardenal que el Che, poco antes de irse de Cuba le pidió prestado el libro de Pablo Neruda para copiar un poema. Después de la desaparición del che lo llamaron del Ministerio de Industrias para devolverle el libro y él preguntó al secretario qué poema había copiado el Comandante Guevara: y era el sentimental poema de adiós de Neruda: Farewell#.






Cuando el Comandante decide irse a hacer la revolución en África, su esposa Aleida está embarazada de Ernesto, su quinto hijo. El niño nace el 24 de febrero de 1965. El 19 de abril de ese mismo año el Che esta clandestino en Tanzania para ingresar al congo.


Dos años después, frente a sus verdugos, en Bolivia, el Che la recuerda: "...Y dígale a mi mujer que vuelva a casarse y trate de ser feliz". Es Farewell. (Lucy Avila)



_________________________________________

F A R E W E L L
1
DESDE el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.
Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.
Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.
2
YO NO lo quiero, Amada.
Para que nada nos amarre
que no nos una nada.
Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.
Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
3
(AMO el amor de los marineros
que besan y se van.
Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.
En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.
Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.
4
AMO el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.
Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.
Amor que quiere libertarse
para volver a amar.
Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.)
5
YA NO se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.
Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.
Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.
Fui tuyo, fuiste mía. Tu serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.
Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.
...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.