Buscar este blog

jueves, 18 de julio de 2013

Mentiras y verdades sobre el cerebro.

Verdades:


Sí se producen nuevas neuronas en el cerebro. Hay zonas, aunque pocas, donde existe génesis de nuevas neuronas.
El cerebro SÍ se repara a sí mismo. Se pueden desarrollar nuevas conexiones y retomarse funciones afectadas por una lesión cerebral.
El cerebro SÍ se deteriora con la edad. El deterioro comienza a los 45 años, y no a los 60 años, como se creía.
SÍ hay prácticas saludables: colesterol comedido, ejercicio regular moderado y alimentos variados. Además, aprender idiomas, leer...
SÍ hay practicas perjudiciales que aceleran el deterioro: el uso y abuso de drogas, alcohol y tabaco. Además, la vida sedentaria.
Hay funciones desconocidas: la conciencia de uno mismo y saber cómo se almacena la memoria son dos grandes retos hoy.
Mitos:
NO usamos solo el 10% del cerebro. Con las nuevas tecnologías se ve que funciona continuamente y de forma global. El 100% es útil.
Estudiar mucho NO te vuelve tonto. Al contrario: la actividad intelectual previene o retarda el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.
Las vacunas NO producen autismo. El autismo está ligado a una serie de genes, algunos identificados, y nada tiene que ver con vacunas.
La cabeza grande NO indica inteligencia. No se sabe por qué hay gente más lista, pero no es por el tamaño del cerebro. El de Einstein era más pequeño que la media.
La depresión NO es imaginaria. Es una enfermedad seria. La gente no elige estar deprimida, y hay que buscar terapia médica cuanto antes.
NO hay alimentos para ser más listos. Los ácidos omega-3 son buenos para el cerebro, pero como para el resto del organismo. Tomar pescado no aumenta la inteligencia.