Buscar este blog

viernes, 31 de marzo de 2017

Juan Bosch un hombre de siempre

RESEÑA BIOGRÁFICA DE JUAN BOSCH




Escritor, pensador social y luchador por la liberación de su pueblo. Nació en la ciudad de La Vega el 30 de junio de 1909, hijo de don José Bosch y doña Ángela Gaviño. El padre, español nacido en Tortosa, Cataluña, y la madre, nacida en Juana Díaz, Puerto Rico, se habían establecido en el país en los finales del siglo XIX. Juan Bosch vivió sus primeros años de infancia en La Vega, y visitaba también las comunidades de Río Verde y El Pino. Cursó estudios sólo hasta el tercer nivel de bachillerato.

En su juventud vivió en Santo Domingo y trabajó en establecimientos comerciales; más tarde viajó a España, Venezuela y algunas de las islas del Caribe. A su retorno a la República Dominicana, al comienzo de los años ’30, publicó su primer libro de cuentos Camino real, el ensayo indio y la novela La Mañosa, aclamada por la crítica nacional. Dirigió desde sus inicios la página literaria del periódico Listín Diario, en el cual se perfiló como crítico de arte y ensayista.

En junio de 1934 contrajo matrimonio con la señora Isabel García. Con ella procrearía dos de sus hijos: León y Carolina. En los primeros años de la dictadura de Rafael Trujillo Molina fue encarcelado por razones políticas, siendo liberado luego de varios meses. En 1938, sabiendo que el tirano planeaba designarlo diputado, logra salir al exilio y se establece en Puerto Rico. En 1939 se trasladó a Cuba, donde dirigió la edición de las obras completas de Eugenio María de Hostos para la conmemoración de su Centenario. El trabajo con los escritos originales de Hostos, termina de definir en Bosch su vocación de patriota, latinoamericanista y humanista.

En 1939, junto a otros exiliados políticos, fundó el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el cual organizó y dio a conocer en otros países del Caribe y América Latina. En los años transcurridos entre 1940 y 1945, se destacó como uno de los más notables escritores de cuentos de la región y laboró activamente en la formación de un frente antitrujillista encabezado por el PRD. En la misma época, se desarrolla como un agudo analista político e internacional, y hace parte en diversas luchas liberadoras de nuestros países.

Colaboró con el Partido Revolucionario Cubano y desempeñó un destacado papel en la redacción de la Constitución de aquel país promulgada en 1940. Casa, en segundas nupcias, con Carmen Quidiello, de cuyo matrimonio nacieron sus hijos Patricio y Bárbara.


Ganó importantes premios literarios a nivel internacional, entre los cuales se distingue el premio “Hernández Catá” que se otorgaba en La Habana a los cuentos escritos por autores de América Latina. Fue uno de los principales organizadores de la expedición armada que se gestó en “Cayo Confites”, en la cual participaron cientos de ciudadanos cubanos y centroamericanos con intención de derrocar la dictadura de Trujillo. Entre ellos se encontraba el joven Fidel Castro.

Posteriormente, Bosch se trasladó a Venezuela y a otros países de América Latina, donde desarrolló una activa campaña antitrujillista y consolidó su carrera de escritor, cuentista y ensayista de primera categoría, a la par de consolidar fuertes vínculos con los sectores progresistas en cada uno de los lugares donde se hace presente. Para ese momento había escrito cuentos de profundo contenido social, entre los que pueden  citarse “La Nochebuena de Encarnación Mendoza”, “Luis Pie”, “Los amos” y “El indio Manuel Sicuri”. En Cuba, lugar al que regresó requerido por sus amigos del Partido Revolucionario Auténtico, desempeñó importantes papeles en la vida política e intelectual.

El 1º de enero de 1959 se produjo en Cuba el triunfo encabezado por Fidel Castro, que motorizó un reordenamiento político, económico, y social en los países del Caribe. Bosch, con instinto certero, percibió el proceso histórico que se había iniciado, y dirigió a Trujillo una carta, el 27 de febrero de 1961, en la cual le advertía que su papel político, en términos históricos, había concluido en la República Dominicana, y que de no dar por terminada su tiranía, “el próximo aniversario de la República será caótico y sangriento; y de ser así, el caos y la sangre llegarán más allá del umbral de su propia casa...”.
Ajusticiado Trujillo el 30 de mayo de ese año, Bosch regresó a su país luego de veintitrés años de exilio, cuatro meses después de haberse establecido en territorio dominicano el Partido que había fundado en 1939. Su presencia en la vida política nacional, como candidato a la presidencia de la República, revolucionó sustancialmente la forma de vinculación entre los líderes políticos y el pueblo, así como el estilo de realizar campañas electorales en el país. Su forma directa y sencilla de dirigirse a la población, tanto rural como urbana, especialmente a través del programa radial Tribuna Democrática, le permitió desarrollar una profunda influencia y simpatías populares, que lo perfilaron como incuestionable ganador de las elecciones de diciembre de 1962.

Celebrado el torneo electoral, Bosch obtuvo un triunfo arrollador sobre sus contendores, alcanzando sobre un 60% de los votos. Juan Bosch, Combatido por los sectores más conservadores de la sociedad desde antes de convertirse en el primer presidente electo democráticamente después  del fin de la dictadura Trujillista, tomó posesión como Presidente de la  República el 27 de Febrero del 1963. Había conquistado la voluntad mayoritaria con un mensaje dirigido a la conciencia de las masas del pueblo hasta ahora marginadas del “drama nacional”, sin prácticas clientelistas ni demagógicas, propugnando por una auténtica “revolución democrática” en el país.

Bosch dio inicio a una gestión gubernativa patriótica, reformadora, de incuestionable honestidad administrativa y de profundas transformaciones. Su gobierno fue derrocado por un golpe de Estado, ensayado al menos en cinco ocasiones, y estimulado y apoyado desde el exterior, especialmente por sectores de la extrema derecha del poder norteamericano.

En diciembre de 1963 caen el líder político Manolo Tavárez Justo y otros patriotas, alzados en armas en defensa de la constitucionalidad democrática. Menos de dos años después, la insatisfacción popular generó el levantamiento militar del 24 de abril de 1965, que tenía como objetivo el restablecimiento del gobierno constitucional que Bosch había presidido, y la vigencia de la Constitución que su gobierno había promulgado el 29 de abril de 1963, la más progresista que ha conocido la República. En la epopeya conocida como “Revolución de Abril” fueron protagonistas héroes de la estatura de Francisco Alberto Caamaño Deñó, Rafael Tomás Fernández Domínguez, Juan María Lora Fernández y Miguel Hernando Ramírez, entre muchos otros dominicanos y dominicanas valientes.


Impedido de regresar al poder por la intervención militar de los Estados Unidos, retorna al país el 25 de septiembre de 1965 y participa en las elecciones realizadas el 30 de mayo de 1966 bajo la dirección y el control de las fuerzas interventoras. A fines de ese año, Bosch se marchó al exterior radicándose en España, donde realizó una extraordinaria labor intelectual y de organización política produciendo algunas de sus obras más importantes entre las cuales están: Composición social dominicana, Dictadura con respaldo popular, Breve historia de la oligarquía, De Cristóbal Colón a Fidel Castro, y numerosos artículos de diferentes géneros publicados en revistas, periódicos y otras publicaciones del país y del exterior.

Regresó a la República Dominicana en abril de 1970 con la intención de reorganizar y modernizar al PRD; quiso convertir a sus miembros en militantes activos, estudiosos de la realidad histórica y social de su país; sin embargo ese proyecto de transformación del PRD fue obstaculizado por grupos de la derecha y la izquierda enquistado dentro del PRD liderado por José Francisco Peña Gómez, Jacobo  Magluta,  Gil Morales, don Antonio Guzmán, Ambiorix Díaz Estrella, entre otros.

El 15 de diciembre de 1973 funda junto a otros compañeros el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), una organización revolucionaria y popular llamada a culminar “la obra inconclusa de los padres de la Patria”. La idea esencial de este partido fue la creación de una vanguardia con autoridad moral y política en el seno del pueblo trabajador, capaz de convocar y liderar a las grandes masas. Bosch lo define como “un partido nuevo en América”. El PLD se constituye como un partido no populista, altamente dotado de conciencia política, métodos y capacidad organizativa, que logra un apoyo creciente entre los ciudadanos, siendo el partido más votado en 1990 pero impedido de ostentar el triunfo mediante el recurso del fraude electoral.

A partir de los setentas, todo su trabajo intelectual y organizativo lo dedica a la lucha “por la liberación del pueblo dominicano”. Prosigue, a su vez, con un ingente activismo en la arena internacional a favor de la defensa de los derechos humanos, el derrocamiento de las dictaduras en América Latina, el cese de las intervenciones imperialistas, la integración del continente y la derogación de la deuda externa, entre otras causas. En este campo de acción se vincula con grandes figuras de la política, las artes y el pensamiento de los pueblos del Tercer Mundo y de países amigos de sus aspiraciones.

El relevante aporte del profesor Juan Bosch a las letras nacionales y americanas en la narrativa, novelas y ensayos lo han convertido en maestro de dos generaciones de escritores, cuentistas, novelistas, ensayistas, periodistas e historiadores entre los cuales se distinguen algunas de las más sobresalientes figuras del país y de América Latina.

Su conducta patriótica, cívica, honesta, valiente y militante, como gobernante y líder, lo convierten en un símbolo de la dignidad nacional, en un orgullo para nuestro pueblo y en un ejemplo a seguir para las generaciones presentes y futuras de la República Dominicana. Don Juan falleció el 1º de noviembre de 2001, en Santo Domingo. Sus restos están sepultados en el Cementerio Ornamental de La Vega, su ciudad natal.

Referencias bibliográficas:
Gutiérrez Félix, Euclides. Biografía de Juan Bosch.
Piña-Contreras, Guillermo. Juan Bosch: imagen, trayectoria y escritura.
Revista Camino Real Nº 14, Fundación Juan Bosch, 2009.



miércoles, 29 de marzo de 2017

Juan Bosch: la guerra de las galaxias

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS 




















LA GUERRA DE LAS GALAXIAS
Juan Bosch

Publicado en Política, teoría y acción, Año VI, N° 58, Santo Domingo,
Enero de 1985
“Los hechos  que tienen  importancia en la vida de un pueblo  no pueden verse  aislados… habría que ir mucho más  atrás porque todos los acontecimientos  históricos  tienen raíces múltiples  y algunas de ellas nacen mucho tiempo antes de lo que se ve a simple vista. Esto que acabamos de decir es lo que explica que a la hora de analizar cada momento de la historia  debemos  partir del  conjunto  de los hechos  anteriores”  Juan Bosch

Las grandes masas de los pueblos del Tercer Mundo oyen hablar de la Guerra de las Galaxias y no tienen idea de lo que significan esas palabras. Tal vez una minoría de personas, entre las cuales habría mayoría de niños, crean que se trata de aventuras protagonizadas por héroes de películas que batallan contra unos cuantos “malos” en las regiones más altas de los cielos porque han visto episodios cinematográficos o televisados en que toman parte hombres que cruzan por esas regiones armados de pistolas electrónicas y vestidos con trajes de brillantes colores y corte ultramoderno que se trasladan a fascinante velocidad de la Tierra a otros planetas persiguiendo a sus enemigos; pero la Guerra de las Galaxias a que se refieren los periódicos y las noticias de radio y televisión no tiene nada que ver con las películas y los cartones animados basados en ese tema. La Guerra de las Galaxias es el nombre que desde hace algún tiempo se les viene dando a unos planes militares que se basan en el uso de un poderío nuclear capaz de aniquilar la vida de los seres que pueblan el mundo en que vivimos con la probable excepción de una mayoría de los que viven en los mares; y para que el lector comprenda de dónde procede esa amenaza vamos a hacer una breve explicación de lo que es el poderío nuclear.

Antes del año 1945 un número muy corto de personas sabían que en la naturaleza había una fuente de energía llamada átomo y que el átomo consistía en cada uno de los pequeñísimos cuerpos eléctricos de que está constituida la materia, pero mucho menos se sabía, con la excepción de algunos grandes conocedores de las Ciencias Físicas, que de los átomos podía obtenerse una fuerza explosiva millones de veces más poderosa que la dinamita, que hasta entonces era el explosivo más potente que el hombre podía producir y controlar a su conveniencia; y sucedió que a mediados de julio de ese año 1945 un grupo de científicos que habían estado trabajando secretamente en un plan destinado a fabricar una bomba atómica, hizo estallar una de prueba en Álamo Gordo, un lugar de Nuevo México, Estados Unidos, y con esa prueba comenzó la Era Atómica es decir, una época nueva de la historia porque la explosión de Álamo Gordo demostró que a partir de ese momento la humanidad disponía de un poder energético cuya existencia había sido insospechada hasta entonces.

Ese poder podía usarse en la guerra para aniquilar militarmente al enemigo, pero también en la paz para ejecutar grandes proyectos de planes beneficiosos para la humanidad, y se usó en la guerra que se llevaba a cabo entre Estados Unidos y su aliada la Unión Soviética contra Japón. Esa era la parte final de la llamada Segunda Guerra Mundial, que había terminado en Europa con la rendición de Alemania el 8 de mayo de 1945 pero seguía en el Pacífico entre norteamericanos y soviéticos de una parte y japoneses de la otra. La bomba atómica fue usada por primera vez el 6 de agosto de ese año 1945, apenas tres semanas después de ser probada en Álamo Gordo; se lanzó sobre la ciudad de Hiroshima, donde además de matar por achicharramiento y por asfixia y de inutilizar por quemaduras profundas a más de 200 mil personas destruyó el centro de la ciudad, todo ello con una sola explosión de corta duración.

La posesión de la bomba atómica convirtió a Estados Unidos en la mayor potencia militar del mundo, pero no por mucho tiempo porque en 1949 la Unión Soviética anunció que había terminado el monopolio norteamericano del poder atómico, lo que significaba que los soviéticos habían fabricado también una bomba atómica y a partir de ese momento empezaría una carrera de competencia entre los dos países que acabaría colocando a la Unión Soviética en el mismo nivel de poderío militar que los Estados Unidos, y no sólo por su dominio de la energía atómica sino además el de la energía nuclear.

¿Cuál es la diferencia entre la energía atómica y la nuclear?
Que la segunda se manifiesta con mayor poder que la atómica porque es el resultado de la integración de un núcleo atómico creado por la unión de dos núcleos de masa más ligera, que se dividen mediante la llamada fisión nuclear. La energía nuclear no deja residuos radioactivos como los deja la atómica, pero además no se agota. La tecnología de la fusión y de la fisión nuclear fue descubierta años después de haberse fabricado la primera bomba atómica, y con ella los norteamericanos hicieron en 1952 la primera bomba termonuclear, cuya capacidad de destrucción era mil veces mayor que la que se lanzó sobre Hiroshima; pero los soviéticos habían avanzado en la física atómica tan de prisa que fabricaron su bomba termonuclear un año después, es decir, en 1953, y se adelantaron a Estados Unidos en la fabricación del primer cohete balístico intercontinental, es decir, que podía salir de territorio soviético y llegar en corto tiempo a cualquier lugar de América del Norte llevando una bomba nuclear.

Ese cohete balístico fue terminado en 1957, año en el que la Unión Soviética produjo también el primer satélite espacial tripulado por hombres, que fue el conocido con el nombre de Sputnik, y así como la humanidad había entrado el 16 de julio de 1945 en la Era Atómica con la explosión en Álamo Gordo de la primera bomba hecha a base del poder explosivo de los átomos (que en ese caso fueron isótopos de átomos de plutonio), el 4 de octubre de 1957 se inició la Era Espacial con el lanzamiento en la Unión Soviética del Sputnik, y lo decimos para que el lector se dé cuenta de que para esa fecha, exactamente cuarenta años después de haber comenzado la Revolución Rusa, la sociedad que la inició cuando era una de las más atrasadas de los países de Occidente se había convertido en la competidora de la más desarrollada del mundo capitalista.

Pero para el 1957 la Doctrina Truman de la Guerra Fría tenía cinco años de lanzada y el gobierno de Eisenhower, sucesor de Truman, no iba a tolerar que esa doctrina quedara hundida en un mar de incapacidad norteamericana para mantener la supremacía nuclear sobre la Unión Soviética, de manera que Estados Unidos apareció construyendo en 1958 un cohete balístico intercontinental y un satélite tripulado por hombres y en 1960 navegaban por las aguas del Atlántico submarinos porta cohetes. Fue ocho años después cuando la Unión Soviética construyó submarinos del mismo tipo y en el mismo año (1968) fabricó cohetes de cabezas nucleares múltiples que llegaban con un retraso de dos años comparados con los que Estados Unidos había fabricado en 1966.

En el camino de la competencia se había ido muy lejos. La bomba de Hiroshima fue llevada a bordo de un avión que volaba a 360 millas por hora y en 1985 un cohete MX de cabezas nucleares múltiples viaja a razón de 15 mil millas por hora, pero además, mientras la bomba de Hiroshima mató e hirió a más de 200 mil personas la que lleva un MX puede matar, herir o inutilizar de por vida a varios millones porque la bomba de 1945 tenía un poder destructor equivalente a 15 mil toneladas de dinamita y un cohete nuclear actual lleva en su seno la capacidad aniquiladora de 5 millones de toneladas de ese explosivo.

El hecho de que la Unión Soviética diera muestras de que podía sobrepasar a Estados Unidos en la carrera de los armamentos nucleares como lo hizo al producir en 1957 el primer cohete balístico intercontinental, facilitó la apertura entre los dos grandes poderes de negociaciones para ponerles límite a la producción y el uso del armamento nuclear. Esas negociaciones condujeron a una cadena de acuerdos iniciada con el Tratado de la Antártida del año 1959 firmado por 26 gobiernos; el de 1963 mediante el cual se estableció una conexión telefónica directa entre Moscú y Washington para que los jefes de los gobiernos norteamericano y soviético pudieran entrar en contacto directo si se presentaba una situación de crisis que pusiera en peligro la paz mundial, y ese mismo año 111 gobiernos firmaron un Tratado que prohibía el uso de la atmósfera, el Espacio exterior y las aguas profundas para hacer en ellos pruebas de armamentos nucleares; en 1967 83 Estados se adhirieron a un Tratado que prohibía colocar armas nucleares en órbita terrestre y su estacionamiento en el espacio exterior y 22 gobiernos latinoamericanos declararon sus territorios libres de posesión, almacenamiento o pruebas de armas nucleares; en el 1968 119 Estados firmaron un Tratado en el que se prohibía la transferencia a países que no tuvieran armamento nuclear de armas o de tecnología de ese tipo y además se comprometían a negociar para detener la carrera armamentista; en 1971 71 gobiernos acordaron prohibir pruebas submarinas de armamentos nucleares dentro de los límites de 12 millas fuera de sus costas.

Todos esos tratados indicaban que la posesión por parte de la Unión Soviética y de Estados Unidos de enormes arsenales nucleares preocupaba a gran parte de la humanidad, incluidas en ella las poblaciones de los dos poderosos países, y a partir de 1971, incluido ese año, los gobiernos norteamericanos
y soviético llevaron a cabo varios acuerdos; el de 1971 de medidas para evitar accidentes o uso no autorizado de armamento nuclear; el llamado SALT I, de 1972, que limitaba las áreas de estacionamiento a sólo dos en cada uno de los dos países para sistemas de cohetes antibalísticos y en una segunda etapa congelaba el número de submarinos lanzadores de cohetes balísticos intercontinentales; el Acuerdo 1973 para consulta de los dos gobiernos cuando hubiera peligro de una guerra nuclear; los dos Tratados de 1974 que prohibían las explosiones de prueba bajo tierra de bombas de más de 150 kilotones (equivalentes a 150 mil toneladas de dinamita) y las explosiones en grupos que sumaban más de mil 500 kilotones; y por último el Acuerdo SALT II de 1979 por el cual se limitaba el número de vehículos portadores de materiales nucleares estratégicos, lanzadores de cohetes de múltiples cabezas o de bombarderos con cohetes de múltiples cabezas o de bombarderos con cohetes crucero de largo alcance y prohibición de estacionar nuevos cohetes balísticos intercontinentales.
De esos Tratados y Acuerdos, Estados Unidos no ratificó los dos de 1974 ni el llamado SALT II; lo que hizo fue dedicarse a fabricar cohetes destinados a cercar desde países europeos a la Unión Soviética con la bomba de neutrones, destinada a matar soldados y población civil, pero sin causar daño alguno a los edificios o construcciones de otro tipo, y con los cohetes Pershing que pueden atravesar toda Europa y caer en Moscú siete minutos después de haber sido disparados.

Con la llegada al poder en Estados Unidos de los líderes del Partido Republicano encabezados por Ronald Reagan, hecho que se produjo al empezar el año 1981, pasó a ser eje ejecutado un programa de gobierno cuya política exterior estaría vinculada a la producción de armas nucleares pero que en la campaña electoral de 1980 se expresaba en consignas que ocultaban esa vinculación. Lo que ofrecía el candidato presidencial republicano era la restauración del poderío de su país con lo cual aludía, sin mencionarlo, al poder militar, porque referirse directamente al poder militar era una manera de referirse a la producción de nuevas armas nucleares.

“Estados Unidos debe negociar desde una posición de fuerza”, afirmaba Ronald Reagan después de haber asumido la presidencia del país; pero esa posición privilegiada sólo podía alcanzarse negociando con los gobiernos de Europa Occidental, miembros de la OTAN, es decir, aliados de América del Norte, para lo cual se requería hallarse en posesión del aparato del Estado; y tan pronto llegó a la Casa Blanca, Reagan y sus hombres de confianza pusieron en práctica el plan de sus consejeros habían elaborado antes aún de que comenzara la campaña electoral, que consistía en instalar en Europa la nueva cohetería norteamericana y sobre todo la bomba de neutrones con lo cual quedaban sin valor los Tratados de 1974 y el llamado SALT II celebrados con la Unión Soviética y pasaba a adquirir su papel de propaganda política la locución Guerra de las Galaxias.

El significado de esa locución era, y sigue siendo, guerra llevada a cabo en el Espacio, fuera de la Tierra, en las regiones del Universo por donde vuelan día y noche sin ser advertidos por los pueblos del mundo unos aparatos portentosos, y a la vez poderosos, que desde las alturas de muchos kilómetros en que transitan pueden grabar conversaciones telefónicas y retratar un automóvil que rueda a lo largo de una carretera; que pueden acumular en computadoras los datos de todo lo que sus mecanismos de observación captan a la distancia en cualquier país, gracias a los cuales el gobierno que los usa tiene informaciones detalladas de cuanto pasa en un territorio dado.

Estados Unidos tiene el poderío que le confiere la posesión de aparatos nucleares de todo tipo y con ellos de los que le corresponden a una gran potencia espacial, pero la propiedad de tanta maquinaria portentosa no parece estar acompañada por una noción clara de los peligros que conlleva el uso de esos aparatos. Si los hombres que dirigen el Estado norteamericano tuvieran esa noción no alentarían el uso de una propaganda política como la que se hace estimulando la llamada Guerra de las Galaxias, porque una guerra hecha con armamento nuclear en el Espacio terrestre destruirá la atmósfera que nos rodea, y sin esa atmósfera no podría haber vida en la Tierra.  No lo habría para los soviéticos, pero tampoco para los norteamericanos y mucho menos para los miles de millones de seres que forman la población de Tercer Mundo, entre los cuales estamos los dominicanos.

Santo Domingo,
18 de enero de 1985.

martes, 28 de marzo de 2017

Cinco tácticas para descubrir intenciones ocultas en las noticias


Cinco tácticas para descubrir intenciones ocultas en las noticias

El mundo contemporáneo no trajo aparejado el desarrollo integral del hombre, sino un ascenso en las amenazas —cada vez más brutales, por los riesgos en lo nuclear—, guerras trágicas, invasiones y hambre, junto con un sistema de destrucción del pensamiento que paulatinamente se ha consolidado gracias a los inventos científicos o tecnológicos.
La comprensión, capacidad extraordinaria del cerebro para percibir la realidad en toda su dimensión, ha disminuido en altos niveles gracias, en parte importante, a instrumentos audiovisuales como la televisión o el celular. En lo que se refiere a este último, la falacia fue hacer creer que se incrementaría la información y el ingenio… logrando exactamente lo contrario: escasa capacidad lingüística, menor lectura comprensiva, adicción y disgregamiento de la concentración, entre otros elementos.
Específicamente, en la comprensión de la información existen serias limitantes las que han sido impulsadas por una ideología intencionada, con el fin que la confusión o las creencias sean la base de la comunicación. El resultado ha sido una extraordinaria falsedad difundida por los medios y una debilidad para entender su verdadero significado.
Por ello, una tarea imprescindible es trabajar para elevar el nivel de entendimiento de la información; es decir, la verdad por sobre la imagen de la realidad.
Existen cinco tácticas fundamentales que, al ser aplicadas, ofrecen la posibilidad esperada.

Primera: determinar la fuente de la organización que ofrece la noticia

Muchas empresas ofrecen una descripción de los fundadores, aunque no explican cuál es su función política y a qué clase social representan. Al investigar estos parámetros se descubre qué pueden esconder.
Así, el canal CNN es el órgano de una agencia de inteligencia, la cual le ordena publicar o exponer determinada información que responde al momento político, mientras que la BBC, periódicos americanos como 'El Mercurio', 'El Tiempo' o 'Clarín' representan los intereses de las élites que dominan el mercado industrial militar y su rol es sostener esta visión armada comercial. Lo honesto sería que aquellos órganos que poseen dicha vinculación expusieran claramente la relación con sus gobiernos —sin ocultar una visión multipolar o unipolar del mundo— y la necesidad de apelar al diálogo o a la guerra como herramienta de paz, sin esconder por medio de artificios su verdadera orientación.

Segunda: determinar la veracidad de la documentación que respalda lo dicho

Es común recurrir a 'fuentes' como 'un residente'; personas que no dan su nombre 'por temor a represión'; gente 'que se encontraba en el lugar'; instituciones como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que maneja una persona desde Reino Unido y se sustenta en "observaciones desde el lugar de los hechos"; u organizaciones como Human Rights Watch (HRW), que tiene una marcada orientación neocolonial sin defender la paz verdadera y no denuncia la represión en Yemen, el terrorismo u otros asuntos.
Solo cuando existe una prueba firme, documentada y respaldada no simplemente por una 'organización reconocida', sino por bases comprobadas, se puede tener certeza en la afirmación entregada.

Tercera: develar la intención profunda de la noticia o titular entregado

Develar la exacta intención sobre la expuesta en una presentación es definitivo. La narración de un evento indica, lógicamente, hacia dónde se dirige y dicha actitud se descubre a través del sentido dado. Es repetitivo en diversas organizaciones que, al estar atada su línea a un objetivo de manipulación, insistan siempre en eventos negativos cuando están en relación con gobiernos o paises que no siguen los dictados de las potencias que apoyan el terrorismo. Cuando se descubre qué se pretende y a quién favorece, se tiene precisión sobre lo descrito.

Cuarta: establecer nítidamente que la imparcialidad o neutralidad no existe

La teoría de la neutralidad, usualmente empleada para atacar o agredir a un sector, es vanamente un artificio puesto, que es un planteamiento claramente definido hacia una parte: toda posición siempre es parcial.
La solución es básica: buscar la objetividad teniendo una mirada determinada y reconocer cuando se falta a la verdad.
Es increíble la multiplicidad de afirmaciones que apelan a la imparcialidad y son en esencia falsas, pues su fuente o documentación es absolutamente distanciada de la realidad. Lo sustancial es conocer que se posee una cosmovisión y aceptar la opción de equivocarse, buscando permanentemente la fiabilidad.

Quinta: leer, ver o escuchar con detención lo que se expone

Actualmente, se emplea usualmente la radio en vehículos o la televisión en los hogares como instrumento para informarse. Sin embargo, al preguntar sobre el contenido muchas veces la gente responde con ideas generales o, sencillamente, no puede dar cuenta del tema. Allí es donde opera con fortaleza y efectividad la propaganda subliminal, que hace creer que el pensamiento es propio cuando ha sido enquistado en el subconsciente a través de una repetición anómala.
Las noticias no aparecen de la nada: son creaciones a través de equipos especializados, que reciben órdenes ideológicas para dar un sentido a la información. Es decir, no son simple oratoria a partir de locutores o presentadores, sino construcciones para transparentar la realidad, deformarla u ocultarla, entre sus funciones principales.
Lo fundamental es que se inicie esta formación analítica —principalmente en el aparato escolar, político o de comunicación— que permitirá comprender mejor el mundo que se transita y definir quiénes son los amantes de la paz. Esta pedagogía permitirá avanzar en la construcción de un cerebro en el que el pensamiento vuelva a ser la constante sobre las emociones y la aceptación incondicional de falsedades esgrimidas como verdades intocables.
Este es uno de los caminos para el desarrollo humano integral, en tanto comprensión de las ideologías en confrontación y su propuesta de un mundo humanizado o en franco declive.

A 100 años de la Revolución Rusa

https://es.rt.com/50rh



"Lenin estaría sorprendido de encontrarse convertido en momia" dice su biógrafo

¿Por qué el líder bolchevique casi no tenía amigos? ¿Quién estaba detrás de la campaña de los periódicos rusos que lo acusaban de "espía alemán"? Las respuestas a esta y otras preguntas están en esta entrevista exclusiva de RT.


"Lenin estaría sorprendido de encontrarse convertido en momia" dice su biógrafo
Peter OtsupSputnik
2017 está marcado por el centenario de dos históricas revoluciones que se produjeron en Rusia. La primera, la Revolución de Febrero, acabó con el Imperio zarista; la segunda, la de Octubre, dio inicio a la Rusia Soviética.
Los acontecimientos que se produjeron 1917 son inimaginables sin la personalidad del líder de los bolcheviques, Vladímir Ilich Uliánov, más conocido como Lenin. RT se ha reunido con el escritor y crítico literario Lev Danilkin, que publica en primavera una nueva biografía sobre el revolucionario.
Empezó a trabajar sobre su libro hace cinco años. ¿Por qué es tan importante hoy la figura de Lenin?
La sociedad no ha conseguido ponerse de acuerdo sobre Lenin, 'descifrar' el siglo XX a través de su figura. A pesar de que existe un número infinito de biografías sobre su persona, si ahora, en el año 2017, uno quiere saber cómo relacionar a Lenin con los últimos acontecimientos –desde las 'caídas' de sus monumentos en Ucrania hasta las elecciones de Trump–, no lo conseguirá. Mi intención fue escribir un libro revisando su figura y la del leninismo teniendo en cuenta la historia del siglo XX y de principios del XXI.
En una entrevista, dijo que Lenin no era muy agradable a la hora de comunicarse. ¿Qué quiere decir?
Era un polemista. Daba mucha importancia a los matices, a las pequeñas diferencias. Por eso su entorno le detestaba. Era un compañero poco fiable. Por ejemplo, cuando era presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, en una sesión podía apoyar un punto de vista, pero cambiar de opinión con facilidad poco después. Se puede decir que no tenía amigos. Sin embargo, esto quedó compensado con una gran cantidad de amistades femeninas.
Hablando de mujeres, la personalidad de su esposa, Nadezhda Krúpskaya, queda a menudo en un segundo plano. ¿Qué papel tuvo en el destino de Lenin?
La imagen que existe en la sociedad respecto a Krúpskaya no se corresponde con la realidad. Fue criptóloga profesional, secretaria personal de Lenin y también durante muchos años secretaria del Comité Central para la fracción bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR). Esto significa que toda la correspondencia se realizaba a través de ella. Este era un trabajo muy complicado, y lo hizo de manera brillante. Además, es posible que ella fuera la verdadera autora de varias obras que se atribuyen a Lenin. Fue independiente, tenía sus propias ideas acerca de la política y sabía cómo manejar a las personas de su entorno. Es una figura muy interesante.
Lenin se vio obligado a pasar varios años en exilio en Europa Occidental¿Cómo se ganaban la vida los revolucionarios de carrera?
Vivían en una pobreza total, eran todos unos andrajosos. En unas memorias se cuenta una anécdota que ocurrió en una cantina suiza que los emigrantes rusos bolcheviques abrieron 'para los suyos'. Un artista que estaba de paso dejó ahí su maleta. La abrieron y encontraron un pantalón. ¡Esto fue una suerte increíble para ellos! También existen memorias que relatan que incluso en Rusia, entre 1903 y 1905, algunos no podían salir a la calle porque literalmente tenían un pantalón para cada cinco personas. Vivían en una pobreza tan grande que no la podemos ni imaginar.
Cuando Lenin partió al exilio ya había publicado "El desarrollo del capitalismo en Rusia", por lo que ya tenía un nombre y pudo ganarse la vida escribiendo artículos, lo que le distinguió de la mayoría de sus colegas. Lenin nunca vivió con holgura, pero recibía dinero de su madre, que tenía una pensión bastante buena.
La madre de Krúpskaya también tenía un pequeño capital, y gracias a eso Lenin y su esposa podían llegar a fin de mes. Desde 1912 hasta 1914, Lenin estuvo empleado en el periódico 'Pravda' (rotativo oficial de los bolcheviques), pero cuando se retrasaba su sueldo, tenían un problema.
Las circunstancias en las cuales Lenin volvió de Suiza a Rusia continuan planteando cuestiones. ¿Qué papel jugaron las autoridades alemanes en su regreso?
Lenin consideraba que los socialistas debían no solo estar en contra de la participación rusa en la Primera Guerra Mundial, sino también fomentar una derrota del Gobierno de su país. Para él, esta postura era una forma de reconducir la guerra y dirigirla hacia la burguesía.
La campaña en los periódicos rusos que acusaba a Lenin de ser un espía alemán empezó en julio de 1917 y estuvo inspirada por las embajadas extranjeras en San Petersburgo. Los ingleses y los franceses estaban muy preocupados porque Lenin trataba de sacar a Rusia de la guerra.
Es absurdo que Lenin llegara a Rusia en el 'vagón precintado' con dinero recibido de los alemanes. El único aspecto dudoso relacionado con el retorno de Lenin a Rusia es lo rápido que empezó a trabajar la prensa de los bolcheviques. Es por ello que circularon rumores de que los alemanes pudieron haber comprado una imprenta a los revolucionarios, pero esto nunca se logró probar.
¿Habría tenido lugar la Revolución de Octubre sin Lenin?
En una reunión de los bolcheviques celebrada apenas dos semanas antes, Lenin literalmente 'forzó' la decisión. El inicio de la revuelta en octubre es obra de Lenin. Sin embargo, creo que de todas formas habría comenzado una guerra civil, ya que la situación era cada vez peor en el país.
El Gobierno provisional no tuvo ninguna posibilidad de mantenerse en el poder porque no resolvió el principal problema que provocó la revolución, el problema de la salida de la guerra. Los únicos que sabían cómo hacerlo y que estaban preparados para hacerlo fueron los bolcheviques. Entre finales de noviembre y principios de enero, les encomendaron esa terrible y dura misión.
Después de la muerte de Lenin, su cuerpo fue trasladado a un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú. ¿Qué opinaría Lenin sobre esa idea?
Creo que estaría muy sorprendido de encontrarse convertido en una momia. La decisión de embalsamarlo estuvo relacionada con el descubrimiento de la tumba de Tutankamón por el británico Howard Carter en 1922, tras el cual la 'egiptomanía' se infiltró en todas las esferas de cultura. 
Ha estudiado en detalle tanto la vida como la personalidad de Lenin. ¿Qué cualidades considera que definían mejor su persona?
Era una persona muy alegre, divertida e irónica. A pesar de que dormían muy poco, a los bolcheviques les alegraba sentir que estaban transformando el viejo mundo en un nuevo. En otoño de 1917, los bancos se negaron a prestar dinero a los bolcheviques, y los revolucionarios protestaron circulando con autos con música alta, realizando auténticas 'performance' y 'flashmobs' frente al edificio del Banco Central.
No obstante, existía un peculiaridad que distinguía a Lenin de otros bolcheviques. Antes de tomar una decisión política importante, podía ponerse a releer a Marx. En 1914, en vez de participar en las manifestaciones contra la guerra, se pasó varios meses en encerrado en una biblioteca, estudiando y tomando notas sobre las obras de Hegel. Se apoyaba en la filosofía para tomar decisiones de la vida diaria, para aplicarla en la vida real. Eso era un rasgo único suyo.
Vadim Moiséyev