Buscar este blog

martes, 31 de enero de 2017

Juan Bosch resucitado



e-mail: periodicohoydigital@gmail.com

La denominada clase media capitaleña dominicana se convocó a través de las redes sociales y otros medios de comunicación para una marcha cívica realizada la media mañana del domingo 22 de enero de 2017.
El móvil de la manifestación era el de expresar su indignación y reclamo de justicia ante las denuncias de corrupción e impunidad gubernamental, aprovechando los escándalos internacionales sobre sobornos a funcionarios de distintos países, por parte de la empresa constructora brasileña Odebrecht. 

La magnitud de la concurrencia exige de un análisis político objetivo y sosegado que permita extraer una lectura provechosa para el presente y el futuro de la nación. Para ello tomaremos como referente un extenso documento escrito por Juan Bosch desde La Habana el 30 de noviembre de 1981, titulado ¿Cuándo Pasa una Clase a ser Gobernante?. El trabajo se recoge en su libro “Clases Sociales en la República Dominicana”, publicada en 1986.

En la página 184 del texto dice Bosch: “Hay un rasgo común a casi todos los gobernantes de la historia dominicana que sustituyeron en el uso del poder del Estado a la clase gobernante que no hemos tenido y que todavía no tenemos, y es su dedicación a favorecer de manera legal y especialmente ilegal a personas determinadas. Algunas de esas personas fueron extranjeras domiciliadas en el país y otras extranjeras que no vivían aquí, pero la mayoría de los que se hicieron ricos con el apoyo oculto o abierto de un gobierno han sido dominicanos, y lo mismo en el caso de esos dominicanos que en el caso de los extranjeros avecindados en el país, los gobernantes que los favorecieron tomaron parte, de manera consciente o inconsciente, en la tarea de formar y desarrollar una clase económicamente dominante que más tarde o más temprano pasaría a convertirse en una clase gobernante…; y en la República Dominicana, como en cualquier otro país de capitalismo tardío, la corrupción administrativa, en sus variantes de robo abierto o encubierto, tráfico de influencias y soborno, es una forma de acumulación originaria que está en uso cuando faltan menos de veinte para que termine el siglo XX…”.

Concluye don Juan su planteamiento expresando: “A diferencia de lo que hizo Trujillo, el Dr. Balaguer no usó los mecanismos de la acumulación originaria en provecho suyo, pero no hizo nada para impedir que lo hicieran funcionarios, amigos y favorecidos de su gobierno. En ese sentido él estaba preparado ideológicamente para aceptar que esos mecanismos son parte integrante del sistema capitalista, y así lo dijo poco antes de las elecciones de 1978 cuando declaró que ningún gobierno, naturalmente, del sistema podrá erradicar la corrupción administrativa”.

La poderosa Odebrecht admitió ante el gobierno norteamericano haber pagado a funcionarios dominicanos noventa y dos millones de dólares, en forma de soborno. Resultaría provechoso para el Estado y beneficioso para el Partido de gobierno transparentar la investigación del escándalo y dar seguridades a la nación de que por primera vez en la historia dominicana habrá una gestión gubernamental que hizo quedar mal al Dr. Balaguer en su fatalista sentencia.

Ojalá no tengamos que acudir al evangelista Mateo quien escribió en su capítulo 7, versículo 15 la siguiente advertencia: “Tengan cuidado con los falsos profetas, que vienen a ustedes disfrazados de ovejas, cuando en realidad son lobos feroces. Ustedes los conocerán por sus frutos”.


lunes, 30 de enero de 2017

DANIEL BALCÁCER: EL DUARTE DE MIGUEL NÚÑEZ


De Juan Pablo Duarte solo se conoce una fotografía hecha en Caracas en 1873 cuando el patricio contaba con 60 años de edad.  A partir de esa imagen auténtica del Fundador de la República, la iconografía duartiana se ha enriquecido notablemente gracias a inestimables contribuciones de connotados exponentes de las artes plásticas nacionales y del extranjero.
Desde finales del siglo XIX, y  también a lo largo de la pasada centuria, diversos artistas plásticos nos han legado espléndidas obras de arte en las que la faz de Duarte, casi siempre inspirada en la fotografía original, es reinterpretada con arreglo a diversas técnicas y perspectivas bajo la influencia de diferentes corrientes estéticas modernas.
Al despuntar el siglo XXI, el joven maestro de las artes plásticas Miguel Núñez emprendió un vasto proyecto consistente en rescatar el rostro del ilustre prócer  inspirado en el auténtico retrato de Próspero Rey. A través de más de un centenar de obras de variados formatos, Miguel Núñez, además de conferirle un sentido más humano al rostro del patricio, nos presenta un Duarte despojado de la melancolía que exhibe su semblante en los años decadentes de su existencia: en fin, con esta obra tenemos un Duarte vivo, que revela cierta expresión de satisfacción por el hecho de haber fundado una República Dominicana independiente y soberana.
El Duarte de Miguel Núñez es, pues, el Duarte maestro, el apóstol, el amante de los libros, el munícipe distinguido, el intelectual y el revolucionario preocupado por la liberación del pueblo de Santo Domingo, al que enseñó a valorar el significado histórico de nuestro nombre nacional, nuestro gentilicio: dominicano.
Nuestras congratulaciones al maestro Miguel Núñez porque el conjunto de su obra sobre Juan Pablo Duarte, el más insigne de  los libertadores dominicanos, representa un patrimonio artístico de la nación dominicana y acaso el más sublime homenaje del artista al Fundador de la República en el marco de los festejos conmemorativos del bicentenario de su natalicio.
Juan Daniel Balcácer
Miembro Comisión Nacional para el
Bicentenario del natalicio de Juan Pablo Duarte
Publicado 1 minute ago por 

domingo, 29 de enero de 2017

Video: La Tempestad

Estreno  Video de La Tempestad con Buena Fe y Silvio Rodríguez

Por: Redacción de Cubadebate

El tema La tempestad, de la autoría de Israel Rojas, se grabó junto a Silvio Rodríguez en octubre de 2016 y fue incluido en el disco Sobreviviente, que saldrá en marzo de 2017.
Cubadebate les ofrece hoy en exclusiva, generosidad mediante de Israel Rojas, el video de esta extraordinaria canción que acaba de ser terminado; una realización del joven director de cine Marcel Beltrán, producida por la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Un homenaje diferente a José Martí en el aniversario 164 de su nacimiento.

a su cantar./ Y la rueda a los caminos./ La vela a la oscuridad./ Haz que se parezca a ti la tempestad./ Haz que se parezca a ti la tempestad.

A propósito de este estreno, el director de Buena Fe comentó a nuestra publicación:
La canción “La Tempestad” es una metáfora de estos tiempos. Un canto al diálogo e intercambio generacional. Este es el país que tenemos y nada cambiará por obra de las casualidades, sino de las causalidades que generemos con trabajo, ciencia y cultura. Nos deben guíar las mejores ideas, aspiraciones y conductas de los que la poblamos fisicamente, o la llevan en el alma en cualquier lugar del mundo hoy y también de los que ya no están vivos, pero la estudiaron, amaron y defendieron. Es vital reivindicar el derecho a soñar. De ser posible, incluso motivar a los que perdieron esa maravillosa capacidad. Preferentemente soñar con los pies en la tierra.
Artísticamente no podríamos estar mas felices con las colaboraciones que la canción nos regala. Desde el maestro Silvio Rodriguez, hasta Marcel Beltrán, un talentoso y joven director de cine, con un equipo de producción igual de jóvenes. Es nuestra primera colaboración con la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), institución a la que admiramos. Estudiantes y profesores multinacionales que dejaron de ir incluso a sus paises para fin de año solo para implicarse en este proyecto. Agradecidos a Alexis Triana, director de comunicaciones del MINCULT y a Susana Molina Directora de la EICTV, a nuestra empresa EGREM y a la Sociedad Cultural José Martí, especialmente a René González . Nos parece que es un buen regalo justo en el aniversario del 164 natalicio del apóstol. Es el primer tema que promovemos del disco “Sobreviviente” que tendrá su lanzamiento en marzo.
Por su parte, el director del audiovisual, Marcel Beltrán apuntó:
La motivación surgió gracias a una invitación de Susana Molina, directora de la Escuela Internacional de Cine y TV (EICTV), a quien es preciso agradecer el apoyo y la colaboración. Desde que escuchamos la canción sentimos que teníamos la oportunidad de crear una pieza donde la capacidad de soñar fuese el corazón del relato. Desde la épica cotidiana, nos propusimos una serie de retratos a cubanas y cubanos que al hilvanarse con música y texto, crearan una ofrenda imaginaria a nuestra isla desde la mirada. Así mismo, para nosotros, un grupo de egresados de distintas cátedras de la Escuela de Todos los Mundos, era importante honrar a Silvio Rodríguez, a Fernando Birri y a los 30 años de fundación de un espacio creativo, vital en nuestra formación como cineastas y seres humanos. En nombre de todo el equipo de trabajo, es, finalmente, muy importante agradecer a Buena Fe por la amistad.

La tempestad

Buena Fe y Silvio Rodríguez
BF: Grande la tormenta, que no se anima a escampar./ En el suelo están los troncos más severos./ Anegada la sabana, se hizo río el manantial./ Tanta lluvia que ha borrado los senderos.
Viejo mapa que no nos dirá cómo llegar./ Adelante solo reina un gran fanguero./ Se adelanta un caminante y algunos salen detrás./ Tras los pasos del añoso del sombrero./ ¿Acaso tú sabes la ruta?/ ¿Acaso ya pasaste antes?/ ¿Sabes de atajos y grutas?/ Cuéntanos todo lo importante./ Cuéntanos todo lo importante./ Cuéntanos todo lo que sabes./ Cuéntanos todo lo que sabes.
SR: Vengo de un tiempo de plagas y sequías./ Pero a sangre y sudor se hizo cosecha./ Más lo que se pudo que lo que se quería./ Y heme aquí, latiendo aún esta fecha./ No me sé el camino, solo tiran de mí/ los anhelos, de posibles maravillas./ Salgo a caminar pues no aprendí a dormir/ mientras en el zurrón,/ mientras en el zurrón,/ mientras en el zurrón queden semillas.
Dime tú,/ Cuéntame… Cuéntame…/ Dime del sueño que acunas./ Con cuál fe llenarás tu templo/ del dulzor que tendrán tus uvas./ Cuenta tú que tendrás más tiempo./ Cuéntame, que tienes más tiempo.
BF y SR: El naufragio se parece al capitán./ Y el poeta se parece a su cantar./ Y la rueda a los caminos./ La vela a la oscuridad./ Haz que se parezca a ti la tempestad./ Haz que se parezca a ti la tempestad.

Puerto Rico, una colonia en quiebra




f64bd-unclesamwantyou




Puerto Rico tiene una deuda que supera los 73 mil millones de dólares. | Foto: AP


Estados Unidos ha querido comprar con dádivas la fidelidad de los puertorriqueños, tanto para mantener el estatus quo de Estado Libre Asociado o en el pretendido intento de convertir a Puerto Rico en su estado número 51. Sin embargo la realidad es otra, la grave situación económica y social ha ocasionado que más de la mitad de los puertorriqueños vivan fuera de su país. 


Puerto Rico es una Colonia de los Estados Unidos. Sin embargo, desde 1952 la jerga oficial asigna a Puerto Rico el estatus de Estado Libre Asociado. Es decir, es un “territorio no incorporado” al país norteamericano con un autogobierno limitado (se le permitió la redacción de una constitución para el manejo de sus asuntos internos), pero que está sujeta y subordinada de rodillas a los poderes del Congreso estadounidense mediante la aplicación de la “Cláusula Territorial”.

Esto significa que su soberanía la ejerce el Congreso de los Estados Unidos, el cual decide todo lo relacionado a su moneda (el dólar), su sistema financiero, la defensa, las relaciones exteriores, la inmigración y el comercio (no puede hacer tratados comerciales con ningún país, no puede recibir en sus puertos barcos con banderas diferentes a las de Estados Unidos y tampoco controla ni decide sobre sus importaciones). Puerto Rico está atada de manos y pies en el patio trasero del imperio norteamericano.

Como parte del extraño estatus legal de este Estado Libre Asociado, el Jefe de Estado de los puertorriqueños es el mismísimo Barack Obama, aunque con el pequeño detalle de que los residentes de Puerto Rico no pueden votar en ninguna elección presidencial norteamericana, a menos que tengan una residencia legal en Estados Unidos.

El Gobierno Federal de Estados Unidos “aporta” a Puerto Rico más de 20 mil millones de dólares anuales, lo que no ha repercutido en los altos índices de desempleo, pobreza y criminalidad. Por el contrario, casi el 40 por ciento de la población se ve forzada a recibir algún tipo de ayuda gubernamental, como el Plan de Asistencia Nutricional (cupones para alimentos), el Programa de la Sección 8 (vales para el alquiler de viviendas), el Medicaid (subsidio para el pago de los gastos médicos de personas con bajos recursos), el Programa da Subsidio de Energía para Hogares de Bajos Ingresos y hasta subsidios para la telefonía celular y la televisión por cable.

Estados Unidos ha querido comprar con dádivas la fidelidad de los puertorriqueños, tanto para mantener el estatus quo de Estado Libre Asociado o en el pretendido intento de convertir a Puerto Rico en su estado número 51. Sin embargo la realidad es otra, la grave situación económica y social ha ocasionado que más de la mitad de los puertorriqueños vivan fuera de su país. Es decir, en Puerto Rico viven 3.725.789 ciudadanos (Censo 2010), pero en territorio norteamericano viven 4.623.716 puertorriqueños. Todo un éxodo masivo que no refleja ni el supuesto paraíso, ni los beneficios que implica ser una colonia norteamericana y estar bajo la tutela del imperio más poderoso y rico de la tierra.

Es importante destacar que desde la guerra hispano-estadounidense de 1898, Estados Unidos tomó por asalto el territorio puertorriqueño, sin embargo en esos 117 años los gringos no han podido suprimir la cultura caribeña, el idioma español y la idiosincrasia latinoamericana que corre vibrante por las venas de todos los puertorriqueños.

La quiebra del Estado Libre Asociado

Pese a todos los supuestos beneficios de ser una colonia norteamericana, el Estado Libre Asociado acaba de ser noticia por las sorprendentes declaraciones de su gobernador Alejandro García Padilla, quien señaló que la deuda de la isla es “impagable”. Soltando, sin rubor alguno, que las finanzas públicas del Estado Libre Asociado del imperio norteamericano están al mero borde del default, en la quiebra financiera, la bancarrota total. Ésta lamentable noticia coincidió en la prensa mundial con la vorágine provocada por la rapiña y el bloqueo financiero que la llamada Troika Europea (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) pretende imponer contra el pueblo griego. El capital financiero no tiene misericordia con los pueblos del mundo.

El anuncio de Puerto Rico revela una grave crisis fiscal, con una deuda que supera los 73 mil millones de dólares, causando una enorme falta de liquidez, tras “ocho años de crecimiento económico negativo”.

Los sesudos analistas financieros corearon a los cuatro vientos los versos sagrados del ABC neoliberal: Puerto Rico debe reestructurar su deuda pública, disminuyendo la nómina estatal, reduciendo los subsidios y gastos en electricidad y transporte e inclusive recomendaron que se debe aprovechar para privatizar una que otra empresa pública. Todos recomiendan “diferir pagos mientras renegocia con sus acreedores” pero nadie espera (ni tienen la más mínima esperanza) de que el Gobierno Federal les vaya a echar una mano con un plan de “rescate” financiero que le permita la inyección de liquidez para tomar algo de oxígeno en medio de la crisis.

Al Tío Sam lo pintan con cara circunspecta, pero es un tozudo defensor del neoliberalismo. Así que el mensaje es claro para todas sus colonias, estados y ciudadanos: arréglenselas como puedan. Ya dejaron caer en la bancarrota a estados como Detroit y ciudades como San Bernardino en California o Central Falls en el estado de Rhode Island. Es claro que el capitalismo solo interviene para proteger su propia estructura financiera. Recordemos que en el año 2007 cuando se desató la crisis de la burbuja financiera (hipotecas subprime), el gobierno norteamericano prefirió rescatar y reflotar a los grandes bancos en vez de proteger a cientos de miles de hogares de las familias norteamericanas, cuyas hipotecas fueron finalmente ejecutadas. Con total desprecio la élite financiera de Wall Street llamó a estos créditos hipotecarios, los créditos tóxicos, burlándose de los sueños y esfuerzos de generaciones enteras. Así trata el capital imperial a su propio pueblo.

La lucha por la independencia

En medio de la crisis económica puertorriqueña, continúan los esfuerzos y sueños de los patriotas por lograr su independencia. Siempre recordamos que la Organización de las Naciones Unidas aprobó el 14 de diciembre de 1960 la Resolución 1514-XV, la cual señala que “la continuación del colonialismo impide el desarrollo de la cooperación económica internacional y entorpece el desarrollo social, cultural y económico de los pueblos dependientes”; igualmente, el Comité de Descolonización de la ONU ha aprobado diversas resoluciones donde exhorta a Estados Unidos a reconocer el derecho a la independencia y autodeterminación de Puerto Rico, y solicita además la liberación de todos los independentistas detenidos.

Debemos recordar una vez más la gallardía y el coraje del líder independentista Óscar López Rivera, el prisionero político más antiguo de Estados Unidos, el cual lleva 34 años detenido en cárceles norteamericanas, acusado de conspiración sediciosa y de pertenecer a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Veterano condecorado por sus acciones en la Guerra de Vietnam, López Rivera siempre se destacó como defensor de los derechos de los puertorriqueños y ha luchado toda su vida por la independencia de su pueblo.

Desde Puerto Rico y desde todos los rincones del planeta, dirigentes políticos, movimientos sociales, religiosos, culturales y de derechos humanos han pedido reiteradamente a Estados Unidos la liberación inmediata de Óscar López Rivera. El Sistema de Justicia norteamericano ha sido implacable e inclemente, sin embargo se espera que el “presidente de los puertorriqueños”, el premio Nobel de la Paz, Barack Obama, se digne a otorgarle a López Rivera un indulto presidencial.

Es un buen momento para que Obama pague parte de las deudas que tiene Estados Unidos con el pueblo puertorriqueño.

Libertad para Óscar López Rivera!!!

*Richard Canan, sociólogo (@richardcanan)

Por: Richard Canan 

TOMAD TELESURT

sábado, 28 de enero de 2017

Tomás Moro y su Isla utópica

Utopía, 500 años
Por Frei Betto*

En diciembre de 1516 la imprenta belga de Dirk Martens, en Lovaina, publicó “Utopía”, novela del inglés Tomás Moro (1478-1535). El título deriva del griego “utopos”, que significa “ningún lugar” o, comúnmente, “lugar de sueños, fuera de la realidad”.





Se trata de una isla paradisíaca, que alberga la sociedad republicana ideal. Allí no se trabaja más de seis horas diarias; no circula el dinero; no existe propiedad privada ni ambición; y sus moradores comparten entre sí los frutos de la actividad agrícola.

Moro era una persona importante en la corte inglesa. Fue parlamentario, ocupó la noble función de Lord Canciller y obtuvo la confianza del rey Enrique VIII. El monarca se enamoró de Ana Bolena en 1533 y decidió separarse de su esposa Catalina de Aragón, y volver a casarse por lo religioso con la nueva mujer.

Eso contrariaba todos los preceptos de la Iglesia Católica, que no admite el divorcio y mucho menos el volver a casarse por el rito religioso. Ante la oposición del papa, Enrique VIII, rompió con Roma y fundó su propia Iglesia, la Anglicana.

Tomás Moro, que era católico practicante, se opuso a la decisión del rey y lo denunció como hereje. El rey mandó apresarlo. Llevado a juicio, fue condenado a muerte por decapitación. En 1935 la Iglesia Católica lo proclamó santo, siendo considerado como el patrono de los políticos.

El cine lo plasmó en “Un hombre para la eternidad”, dirigida por Fred Zinnemann, película que ganó seis Oscar en 1966.
En la Utopía de Moro reina la justicia y la buena administración. En los países capitalistas, el poder es antiutópico o distópico por naturaleza. Gobiernos otrora progresistas, de leones bravos se convirtieron en dóciles corderos del rebaño neoliberal.

“Utopía” es una crítica al ambiente político de la Inglaterra del siglo XVI, en la que predominaban la ambición de poder, la corrupción y la incompetencia. En la isla de Utopía reina la justicia y la buena administración. Todos sus habitantes son felices en esa tierra ecológicamente sustentable.

En expresión de Michelet, “cada época sueña su futuro”. La antigüedad concibió la Arcadia, y Platón la República ideal. La obra de Moro inspiró “Los viajes de Gulliver”, de Swift, y “Robinson Crusoe”, de Defoe. Más tarde inspiraría también las distopías, como “Admirable mundo nuevo”, de Huxley; “1984”, de Orwell, y “Farenheit 451”, de Bradbury.

Marx consideró a Moro un protocomunista del siglo XVI por abolir, en su isla imaginaria, la propiedad privada.

En los países capitalistas, el poder es antiutópico o distópico por naturaleza. Y tantos gobiernos progresistas que, antaño, elevaron su voz contra la explotación del capital y enarbolaron banderas progresistas, de leones bravos se convirtieron en dóciles corderos del rebaño neoliberal.

El poder, debido a las urgencias del presente, hace que se pierda la visión de futuro. Y como el poderoso tiende a perpetuarse en el cargo (véase los viejos zorros de la política brasileña), intenta reducir el proceso histórico a su momento personal. Se tiene por principio y fin, sin conciencia de que no pasa de mediador (medio) de un mandato popular.

De ahí el hecho de transformarse en una figura ridícula, sin mérito biográfico, mera caricatura de sus ambiciones desmedidas. En su pobre topía, muchos políticos ya ni divisan la utopía.

ag/fb


*Escritor y asesor de movimientos sociales.

viernes, 27 de enero de 2017

Lo que ocurre al PT en Brasil podría ocurrir en RD

Lo que le ocurre al PT en Brasil podría ocurrirle a cierto partido en RD 



Rebelión militante y renacimiento del PT

NODAL




(...) Un sentimiento e indignación y revuelta sacudió a los afiliados, simpatizantes y amigos del PT, desencadenando una reacción ruidosa para desviar al partido de la marcha de insensatez y, así, impedirle cometer lo que la historiadora Bárbara Tuchman –estudiosa de la paradoja que lleva a gobiernos, políticos y dirigentes a producir políticas contraproducentes que contrarían sus propios intereses y objetivos estratégicos- llamaría locura política.

¿Cómo justificar la alianza con los golpistas que derrocaron a la presidenta Dilma Rousseff, los asesinos del Estado de Derecho y de la democracia, sabiendo que esta escogencia no tendría absolutamente ninguna eficacia para detener la evolución del golpe y la profundización del régimen de excepción, la restauración ultraliberal y la regresión de las conquistas sociales?

Es un error gravísimo, con prejuicios simbólicos irreparables. Y es, al mismo tiempo, la culminación de la política desastrosa y contraproducente que dirige y comanda al PT desde hace muchos años.
Es, en síntesis, síntoma de la falencia completa de dirección partidaria.

En el último período, la tibieza de la dirección se destacó de modo especial. Con inapetencia política e incapacidad dirigencial, el PT no consiguió disputar y ofrecer rumbos correctos al gobierno de Dilma, para evitar los equívocos que finalmente fueron cometidos por el gobierno y que acabaron por debilitarlo durante la conspiración oligárquica liderada por Cunha y Temer.

En la lucha contra el fraude del impeachment (juicio político) si no fuera por la temeridad y combatividad de los parlamentarios petistas, el Partido no se habría notado, debido a la timidez, vergüenza y falta de atrevimiento político de la dirección, que lo hizo coadyuvante de la extraordinaria resistencia democrática que tomó las calles del país.

La rebelión militante significa, por eso, la recusación de ese comando partidario que, si es mantenido, terminará llevando al PT a la autodestrucción, la pérdida de militancia orgánica, de apoyo social y de la identidad popular: podrá llevarlo a una derrota trascedente.

La erupción que sacude al PT indica la impaciencia de la base partidista con la dirección: o el PT cambia y se renueva, o no podrá evitar la diáspora de afiliados, militantes e incluso de parlamentarios.

El PT esta ante una gran oportunidad de reconciliarse con su trayectoria original, una oportunidad de renacer a partir del reencuentro con los valores que son la razón de su existencia: la ética política, la independencia de clase, la democracia, el anticapitalismo, el feminismo, el antirracismo, el compromiso con la emancipación de los subalternos y con la construcción de una Brasil igualitario y soberano.

La rebelión militante demuestra la vitalidad partidaria que sobrevive a la tentativa fascista de exterminio de la “raza petista” y, sobre todo, traduce la creencia de los petistas en la pertinencia histórica del PT.

Para corresponder a esta aspiración de sus bases, el PT necesita cambiar, urgentemente. Esta es la oportunidad de renacimiento del PT.

Jeferson Miola es integrante del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea), fue coordinador-ejecutivo del 5º Foro Social Mundial y director de la Secretaría Administrativa del Mercosur.


Imágenes Rusas de mitad siglo IX

El Imperio ruso en antiguas tarjetas postales:

El explorador estadounidense George Kennan conoció diferentes lugares del Imperio ruso durante los tres viajes que realizó en la segunda mitad del siglo XIX. Estas visitas permitieron que el norteamericano elaborara centenares de tarjetas postales, en las que reflejó la diversidad étnica, social y religiosa que poseía la región en esa época.








José Martí a 164 años de su nacimiento

La ruta cubana de José Martí
Por Jorge Petinaud Martínez

Este 28 de enero se cumplen 164 años del del nacimiento de uno de los hombres más ilustres de América, José Martí. Las huellas de su pensamiento y de su andar están aún frescas en varios lugares de su tierra natal.


Breve fue su existencia: 42 años, tres meses y 19 días. De ellos, en el destierro más de la mitad.


Sin embargo, fue tal su consagración a la forja de una patria, que el lapso relativamente breve en que se desplazó por limitados espacios de este archipiélago trazó una ruta digna de recorrer. Ese periplo contribuye a comprender cómo se conformó la personalidad del más universal de los cubanos.Apóstol 



del nacimiento de uno de los hombres más ilustres de América, José Martí. Las huellas de su pensamiento y de su andar están aún frescas en varios lugares de su tierra natal.

Breve fue su existencia: 42 años, tres meses y 19 días. De ellos, en el destierro más de la mitad.

Sin embargo, fue tal su consagración a la forja de una patria, que el lapso relativamente breve en que se desplazó por limitados espacios de este archipiélago trazó una ruta digna de recorrer. Ese periplo contribuye a comprender cómo se conformó la personalidad del más universal de los cubanos.

El Museo Casa Natal de José Martí, de la Oficina del Historiador de Ciudad de La Habana, es un excepcional punto de partida. La institución posee la mayor colección de objetos que se atesoran en Cuba, relacionada con la vida y la obra del Héroe Nacional.

Construida a inicios del siglo XIX, esta sencilla casa de típico estilo colonial perteneció inicialmente a una congregación religiosa, y en 1852 su nuevo propietario la alquiló a dos familias emparentadas, una de las cuales era el joven matrimonio que formaban el valenciano Mariano Martí y la canaria Leonor Pérez.

De ellos nació en 1853 el primogénito, José Julián, quien vivió en el lugar hasta los tres años de edad.

El museo posee siete salas permanentes y un área de exposición transitoria, a las cuales se anexan los restos de la Real Cárcel de La Habana.

En la Sala I de la planta alta, una tarja señala que esa fue la habitación del nacimiento de Martí. Aquí se exponen objetos relacionados con su infancia, adolescencia y juventud, entre ellos la primera carta que escribió a los nueve años, cuando acompañó a su padre a la zona conocida como Hanábana, cerca de Jagüey Grande, en la actual provincia de Matanzas, donde su progenitor se desempeñó durante algún tiempo como capitán juez pedáneo.

Otras salas recogen los testimonios del período de deportación hacia España en 1871, sus viajes a México y Guatemala y la participación de Martí en prestigiosas instituciones culturales durante su breve estancia en La Habana después de la firma del Pacto del Zanjón (10 de febrero de 1878).

Así mismo, la muestra incluye su presencia en Estados Unidos (1880-1895), y el período que vivió en Venezuela, además de la designación como cónsul en Nueva York de Uruguay, Paraguay y Argentina, cargos a los que renunció en aras de su quehacer independentista.

El ambiente de la oficina de Martí en Nueva York, sede del Partido Revolucionario Cubano en su etapa de organización y funcionamiento está recreado en el museo, así como el accionar del Delegado de esa organización política en los preparativos e inicio de la Guerra Necesaria, como él la llamó.

Otra parte de la casa museo sintetiza la última etapa de la vida de Martí, la estancia en Montecristi y la travesía desde Cabo Haitiano hasta la caída en combate en Dos Ríos, en la antigua provincia de Oriente.

EN EL ENTORNO HABANERO 

Apenas a unas cuadras de la Casa Natal, en la calle Cárcel entre Zulueta y Prado, están los restos de la antigua Real Cárcel de La Habana.

De este edificio construido entre 1835 y 1839, se conservan la capilla y cuatro celdas bartolinas. Aquí estuvo preso a los l6 años de edad, condenado a seis años de trabajos forzados por el delito de infidencia.

Por varios meses, el preso 113 â€'Martíâ€' caminó a duras penas por la calle de San Lázaro al amanecer y regresó bien avanzada la tarde, junto a los demás reclusos, arrastrando las cadenas atadas en un extremo a una pesada carga y en el otro al grillete que le oprimía el tobillo, en un itinerario que iba del infierno de la cárcel al dolor infinito de la sección La Criolla, de las canteras.

La Fragua Martiana, antigua zona de esas canteras, es otro punto esencial de la ruta cubana de José Martí. Por eso en ocasión de su sesquicentenario fue develada aquí la escultura de bronce, a tamaño natural, El Preso 113, creada por el artista José Villa Soberón.

Por gestiones de la familia, el joven Martí fue trasladado a la finca El Abra, de José María Sardá, en Isla de Pinos (hoy Isla de la Juventud), donde permaneció recuperándose, hasta que partió, desterrado, hacia España.

Esta hacienda se conserva como museo. Pero si el viajero dispone de escaso tiempo, en el entorno de Ciudad de la Habana puede encontrar muchos lugares relacionados con su vida y con su obra, unos tal vez más conocidos que los otros.

Un indiscutible símbolo de la ciudad es la estatua de mármol blanco ubicada en el Parque Central, inaugurada el 24 de febrero de 1905, la cual sustituyó a la de Isabel II, de España.

A 50 metros de allí, en la acera opuesta del Paseo de Prado, en el hotel Inglaterra, fue restaurado el café El Louvre, donde Martí pronunció un discurso en 1879 ante jóvenes e intelectuales de la época en honor a Adolfo Márquez Sterling, digno periodista. Una tarja deja constancia de aquel acontecimiento.

No muy lejos â€'y este sitio es menos conocidoâ€', en Prado y Animas â€'muy próximo al actual restaurante Prado 264 se conserva en buen estado la edificación en la cual radicó el Colegio San Pablo, de Rafael María de Mendive, donde Martí expresó sus primeras inquietudes independentistas a través de los versos del poema Abdala, antes de cumplir 16 años.

Y en la intersección de las calles Industria y San Miguel, en un inmueble marcado con el número 320, estuvo la vivienda de la familia Valdés Domínguez, entonces con el número 122, la cual fue muy frecuentada por el autor de El Presidio Político en Cuba.

Fue allí donde escribió a Carlos de Castro y de Castro, condiscípulo incorporado a los cuerpos de soldados voluntarios españoles la misiva que lo llevó a prisión por calificarlo de apóstata.

Bien cerca, en Amistad entre Neptuno y Concordia, en la humilde casa que estuvo marcada con el número 42 y que hoy no tiene numeración, residió José Martí junto a su esposa Carmen Zayas Bazán y su pequeño hijo José Francisco, en l879, etapa que describe en los versos de su poema Ismaelillo.

Por aquellos días se desempeñaba como pasante de abogacía en el bufete de Miguel F. Viondi y de Nicolás Azcárate, sito en Empedrado número 2, y conspiraba junto a Juan Gualberto Gómez contra el colonialismo español.

Al ser descubierto fue detenido en su casa y conducido a la antigua jefatura de la Policía, en Empedrado y Monserrate, hoy una de las instalaciones de la Contraloría General de la República, de cuyas celdas partió hacia su segundo y último destierro.

Se dice que la vigilancia de los agentes secretos del régimen español se había estrechado contra José Martí desde aquel día de l879 en que pronunció un encendido discurso patriótico en el Liceo Artístico y Literario de Guanabacoa ante el mismísimo Capitán General de la isla de Cuba.

Alguien trató de restarle importancia al desagradable momento que vivió la máxima representación de la Corona en Cuba, susurrándole que el joven Martí estaba loco. Y cuentan que el déspota respondió: 'Este Martí es un loco, pero un loco peligroso'.

En el Museo Municipal de Guanabacoa se conserva el podio desde el que el autor de la carta inconclusa del 18 de mayo de 1895 a su amigo mexicano Manuel Mercado pronunció aquella vehemente pieza oratoria.

Y como colofón de este itinerario martiano en el entorno habanero, sobresale el Memorial José Martí, ubicado en la Plaza de la Revolución, donde millones de cubanos se han reunido reiteradamente desde 1959 para proclamar en asamblea pública su voluntad de realizar y preservar su utopía política y social.

En la base del Memorial, el visitante puede recibir una amplia información gráfica y textual acerca de su vida y obra.

Una visión integral y más completa del Héroe Nacional de Cuba logrará el visitante si en su ruta martiana se asoma a Playitas de Cajobabo, en la actual provincia de Guantánamo, punto de desembarco de Martí y el generalísimo Máximo Gómez en abril de 1895.

Más aun, recibirá una visión asombrosa de la flora y de la fauna endémica, si guiado por las páginas del Diario de Campaña de José Martí continúa su itinerario senderista hasta llegar a Boca de Dos Ríos, en la provincia, donde como lo deseó, de cara al sol y en combate, dedicó a Cuba su último aliento.

Entonces, el amigo que ha llegado hasta aquí en la ruta cubana de Martí, sentirá la necesidad de dirigirse a Santiago de Cuba, al cementerio Monumento Nacional de Santa Ifigenia.

Una vez en el panteón del autor de los Versos Sencillos colocará un ramo de flores y rendirá homenaje a la bandera de la estrella solitaria.

Solo a unos pasos, una piedra traída de la Sierra Maestra que en su interior conserva las cenizas del autor de La Historia Me Absolverá y está identificada solamente con el nombre de Fidel, confirma el concepto martiano de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

El visitante sentirá a esas alturas la necesidad de realizar otra ofrenda floral, y entonces podrá sentirse honrado, recordando a quien sentenció que 'honrar, honra.' 

rc/jpm




Temas Relacionados:

El nuevo orden mundial

China dice estar dispuesta a dirigir el mundo si fuera necesario

Un alto funcionario del Ministerios de Exteriores chino declaró que su país se verá obligado a asumir el liderazgo global si EE.UU. materializa su política de 'Estados Unidos primero'.


Jerry LampenReuters

Un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha dado a entender que Pekín podría recoger la antorcha del liderazgo global si ninguna de las otras potencias se decide a hacerlo.

Estas declaraciones hacen referencia al hipotético caso de que los Estados Unidos liderados por Donald Trump decidieran abandonar sus tradicionales políticas internacionalistas para centrarse en asuntos domésticos.

"Si alguien dijera que China está desempeñando un papel de liderazgo en el mundo, yo contestaría que esto no sucede porque nuestro país luche por el primer puesto, sino más bien porque los principales candidatos han dado un paso atrás, dejando ese lugar a China", dijo este lunes Zhang Jun, director general del Departamento de Economía Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, informa la agencia Reuters.

El funcionario agregó que, de producirse ese escenario, China no rechazaría la oportunidad de dirigir el mundo si fuera necesario y sirviera para el bien común.

Zhang hizo estos comentarios tras el discurso del presidente de China, Xi Jinping, en el Foro Económico Mundial de Davos la semana pasada. En su intervención, Xi defendió los beneficios de la globalización y advirtió sobre los peligros del aislamiento a los que Washington se podría enfrentar si el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera materializar su política de 'Estados Unidos primero' declarada en su discurso de investidura.
Guang Niu / Getty Images

Ese día, Trump prometió a sus ciudadanos que Washington no sacrificaría las necesidades de los estadounidenses de a pie por el bien de las naciones extranjeras.

En respuesta a estas declaraciones, el presidente chino comparó las políticas proteccionistas prometidas por el mandatario estadounidense con "encerrarse a sí mismo en un cuarto oscuro" sin luz y sin aire.

Xi también declaró que China no usaría la devaluación de la moneda como herramienta para obtener ventajas competitivas sobre otros países, respondiendo así a las numerosas acusaciones de Donald Trump de competencia desleal.

Las tensiones entre EE.UU. y China han ido en aumento después de que Trump se convirtiera en el primer presidente de Estados Unidos, desde 1979, en contactar directamente con un líder taiwanés, tras mantener una conversación telefónica con la presidenta Tsai Ing-wen después de su victoria en las elecciones norteamericanas.

Aunque Trump insistió en que la conversación que habían mantenido no tuvo ningún significado político, el hecho provocó un escándalo diplomático que no parece mostrar signos de amainar.



jueves, 26 de enero de 2017

La verdad es siempre revolucionaria



Mis amigos alemanes, residentes en Leipzig, acaban de hacerme un regalo maravilloso. Tiene que ver con Stalingrado, la derrota nazi en la II Guerra Mundial y el inicio de la victoria sobre el fascismo.

Lo malo que han tenido los soviéticos es que no tuvieron mucho interés en que se conociesen las historias, militares y humanas, de lo que aconteció en esa guerra fuera del territorio de la URSS. Eso dejó el campo libre para que se reescribiese la Historia, con mayúsculas, de la mano de los falsificadores habituales: Hollywood y los académicos occidentales. Un ejemplo es la historia sorprendente, por ser única en el mundo, de "Las brujas de la noche", que os relaté hace más de dos años.

Sobre Hollywood no voy a hablar, solo os recordaré algo que publiqué hace mucho tiempo y que merecería la pena que releyeseis:  lo titulaba "Otra de espías (y de imbéciles)" y añadía documentos originales del Ejército de Tierra y de la Marina de EEUU diciendo qué películas y documentales son los que hay que ver, cuáles no y cómo el Pentágono diseña unos guiones y censura otros de los que tiene en mente Hollywood. Ponía como ejemplos "Iron Man", "Gozdzilla", "Transformers" o "Supermán, el hombre de acero", entre otros muchos casos y no sólo de cine.

Pero sí voy a hablar de los académicos occidentales y de los historiadores. Al igual que la Academia de la Historia del Estado español (España, para otras latitudes) tardó cuatro años, desde el 2011 al 2015, en aceptar que Franco había sido un dictador, en otros lugares pasa lo mismo. La Historia la escriben los vencedores. Pero en la historia de la II Guerra Mundial con el principal vencedor, la Unión Soviética, no ocurrió lo mismo. Fue ninguneada (¡fantástica palabra mexicana!), su papel tergiversado y muy frecuentemente, manipulado hasta el bochorno.

Uno de los principales académicos occidentales sobre la batalla de Stalingrado es el británico Antony Beevor, que siempre ha defendido más a los nazis que a los soviéticos. Normal. Este personaje se ha atrevido a decir que no fue la batalla más importante de la II Guerra Mundial ni la que decidió esta guerra. Una de sus tesis principales es que la ejemplar resistencia de los soviéticos en Stalingrado se debió "al terror que sentían [los soldados] hacia los comisarios políticos, que ejecutaban a quien no combatiese". Y dijo que cerca de 13.000 soldados del Ejército Rojo habían sido fusilados por ello. La película "Enemigo a las puertas" abunda en esta tesis.

Como pasa siempre, tarde o temprano se conoce la verdad y ésta, como dijo Lenin (otros ponen esta frase en Gramsci, y otros en el francés Rolland), es siempre revolucionaria.

Durante años han estado casi desaparecidos unos papeles llamados "Protocolos de Stalingrado" qurecogen testimonios de primera mano de los soldados soviéticos que combatieron y derrotaron a los nazis en esa ciudad. Ahora han aparecido -bueno, hace unos años, pero ahora han podido ser estudiados en profundidad- y se llega a conclusiones sorprendentes que ponen del revés las teorías académicas del "experto" Beevor. Quien habla de ellos es un académico alemán, Jochen Hellbeck, quien ha hurgado en esos papeles durante 15 años.

Por ejemplo, en lo relativo a las ejecuciones por no combatir. Según esos documentos, fueron 300, y no 13.000, los soldados soviéticos a quienes se les aplicó la pena. Coincidiréis conmigo en que es una diferencia sustancial. Luego alguien miente aquí, y no son los soviéticos. Gran parte de esos documentos fueron recopilados por la Comisión de la Historia de la Segunda Guerra Mundial, que dirigía Isaak Izrailevich, con la pretensión de que todos quienes participaron en esa gesta, la defensa de Stalingrado, fuesen soldados rasos u oficiales, expresasen pensamientos, sentimientos y experiencias de lo que allí ocurrió.

Las conclusiones son sorprendentes, como recogen los documentos. Hellbeck revela que los soldados soviéticos no tenían miedo a los comisarios políticos, al contrario. Dice que éstos "se esforzaron por motivar a los soldados y responder a sus inquietudes para aumentar su moral combativa", que "como comunistas devotos, consideraban que era una desgracia no ser el primero en llevar a los soldados a la batalla" y que, como consecuencia de sus actos, el número de miembros del Partido Comunista ascendió entre los meses de agosto y octubre de 1942 -los más duros de la batalla de Stalingrado- de los 28.500 a los 53.500, "lo cual dice mucho de su labor". Hellbeck ahonda y ahonda en ello y las conclusiones son tajantes y le llevan a dar todo un bofetón a Beevor al afirmar que "el Ejército Rojo era un ejército político". Pero Beevor no está solo, hay muchos otros historiadores, británicos y estadounidenses sobre todo, que insisten en la misma monserga de minimizar la importancia histórica de Stalingrado. Este hatajo de revisionistas históricos ha llegado a decir que "la valentía de los rusos [durante esa guerra] es un mito". De lo que no hablan es de cómo EEUU utilizó a más de 1.000 agentes de inteligencia nazis, expertos en la URSS, como "informantes" después de la II Guerra Mundial, según dicen los propios medios de propaganda estadounidenses.

Pero la verdad es la que es y siempre es revolucionaria. Este hatajo de payasos que van de historiadores no se molestarán en leer los "Protocolos de Stalingrado". Ni falta que hace.


Pero los testimonios que aparecen en ellos son esclarecedores. "El comisario Piotr Molchanov llegó a mi trinchera, en la que estaba casi solo, no veía a nadie a parte de mi vecino y camarada, y me saludó dándome ánimos; eso fue de una enorme importancia para mí porque no me sentí olvidado", dice uno de los soldados. Otro, de la División 38 de Fusileros, cuenta: "el comisario Izer Ayzenberg, recorría las trincheras con su maleta de agitación, como la llamaba. Llevaba folletos y libros, pero también juegos como el ajedrez y el dominó. Si había que hablar de política, se hablaba; si había que jugar, se jugaba. Eso era muy importante y nos daba una gran dosis de moral".

Otro dice que llegó a una posición en la que todos estaban muertos, con la piel y las uñas arrancadas. "A uno le habían quemado la cara y tenía en la sien derecha una herida hecha por una pieza de hierro al rojo vivo. Eso hizo que se acrecentase nuestro odio hacia el enemigo, hacia el invasor". Otro, francotirador, añade: "sólo teníamos ganas de matar alemanes, tantos como nos fuera posible. Cuando maté al primero me sentí muy mal, había matado a un ser humano, pero luego pensé en lo que hacían, en lo que habían hecho por los pueblos y aldeas y ya no tuve piedad. Siempre que podía les disparaba a la cabeza".

Los "Protocolos de Stalingrado" recogen cómo el general soviético Konstantin Rokossovsky ofreció al general alemán Von Paulus una rendición honrosa, pero que se negó a ello a instancias de Hitler. Pero ni siquiera hizo lo que Hitler suponía que iba a hacer, suicidarse.

Así lo cuenta el teniente coronel Leonid Vinokur, el primero en ver a Von Paulus: "se tumbó en la cama en cuanto entré, se quedó tumbado en su abrigo, con la gorra puesta. Tenía una barba incipiente de dos semanas y parecía haber perdido todo valor. La suciedad y los excrementos humanos y quién sabe qué otra cosa, hedían en la estancia. Había dos baños y un letrero en el que se leía que no se autorizaba su uso a los rusos [colaboradores, "hiwis", como despectivamente se les denominaba, apócrifo de la palabra alemana Hilfswillige que significa ayudantes voluntarios]. Se podía haber suicidado, pero tanto él como su equipo decidieron no hacerlo". El general Iván Burmakov, otro de los testigos de ese momento, dice: "eran tan cobardes que no tenían el valor de morir".

Stalingrado será siempre Stalingrado. Con todo lo que significa. En Rusia hay cada vez un mayor movimiento para que esta ciudad recupere su nombre y no sólo unos días al año, como ocurre ahora cuando se conmemora la fecha de la rendición del ejército nazi de Von Paulus.

Alemania se embarca ahora en otra carrera armamentística y agresiva. Debería aprender de la Historia, que no se puede ocultar mucho tiempo y la verdad acaba saliendo a la luz. Y siempre es revolucionaria.

Y si queréis ver una película rusa sobre Stalingrado, diferente y sorprendente, humana, aquí tenéis el enlace. Recomendarla por ahí.

El Lince