Buscar este blog

domingo, 10 de diciembre de 2017

Raúl Torres le canta a Fidel

“Laureles y Olivos”, una nueva canción de Raúl Torres para Fidel (+ Video)




Raúl Torres en el Teatro Mella, sábado 18 de noviembre, concierto “Todo mi universo”. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los grados de Comandante en el uniforme verde olivo, “el rombo con sus ramitas”, impresionaron al Raúl que creció en un solar matancero. Al trovador que escribió una nueva canción para Fidel, su símbolo de victoria y paz.

“Cuando niño viví en una ciudadela, y cada vez que pasaba un avión por el patio todos los pequeños salíamos a gritar: ¡Fidel! ¡Fidel! ¡Fidel! Ese fue mi primer contacto con él. Luego empecé a fijarme en el rombo, sus colores rojo y negro, con la estrella en el centro, los laureles y los olivos”, cuenta Raúl Torres en exclusiva a Cubadebate.

“Las ramitas” llamaron tanto la atención del pequeño que no tardó en preguntar el significado de los grados del Comandante en Jefe a sus padres. “Me explicaron de qué se trataba, cómo se los había ganado. Después me enteré cómo eran bordados, y me pareció un símbolo tan único y bello, que entendí que solo Fidel era el hombre digno de llevarlos sobre sus hombros”, dice el trovador.

Raúl asegura que, luego de la desaparición física del Comandante en Jefe, la imagen que despertó su curiosidad en la niñez volvió a él, “justo a un año de su ausencia, como dice la canción en uno de los versos. En horas de la madrugada, siete días atrás escribí esta suerte de poesía”, confiesa el cantautor.


A un año de ausencia, “mi viejo”

tu llama en el pecho es tan fuerte

que creo que soy una suerte de voz

con clara directriz.

Veré cómo crecen tus nietos,

les contaré tus historias, tus retos.

Pero me resulta difícil

contarles sin tu imagen tan pura

esculpida por manos, ternura,

en los parques al lado de Martí.

Contarles cómo el zambrán ceñía los sueños

Cómo tu gorra es un astro del cielo.

Laureles y Olivos, la nueva canción de Raúl Torres dedicada a Fidel, ahora está en las manos del magistral músico César López, sus arreglos y el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, serán el broche de oro para el tema que el pasado sábado 19 de noviembre, estremeció a los asistentes al concierto Todo mi universo, en el Teatro Mella, en La Habana.

“Hasta ese momento era un poema musicalizado, que sorprendió tanto al público como a mí. Vibramos todos y hasta tuve que contenerme para poder terminar de cantar”, relata el músico cubano, quien en aquella ocasión lo interpretó a guitarra limpia.

Raúl Torres habla de un Fidel infinito: “La estatura de Fidel no tiene forma de medirse. Por eso digo que su gorra es un astro del cielo”. A la vez, el poeta llama al líder, al estadista, como “mi viejo”, revela a un Fidel tan cercano y entrañable como la lírica que defiende.

“Los cubanos somos así, cariñosamente le decimos a nuestro padre, ‘mi viejo’, un calificativo muy familiar. Yo soy eso también, escribo porque tuve la suerte de tener un barrio, que también me enseñó a escribir, a admirar la sabiduría de los hombres y venerar sus aportes a la vida”, confiesa.

Para el autor de Cabalgando con Fidel, la canción que fue himno en los días más sobrecogedores del luto de un país, no hay intelecto capaz de resumir en versos la dimensión de quien asaltó la Historia, “de reflejar hasta dónde llegó la obra de Fidel, por todas las cosas que se preocupó, cuánto abarcó nuestro líder histórico. Tenía un espíritu y un alma muy fuera de lo común”, asevera.

“Pero mi más entrañable Fidel es el Fidel preocupado por la Humanidad, el Fidel enérgico cuando había que ser enérgico y el Fidel que estaba en África, en Asia, en América Latina, él llegaba hasta donde se le necesitara, donde había enfermos estaba y está su mano. Ese es mi ejemplo y quiero que sea el de mi hijo también”, revela.

Raúl dice que sus versos llegados en una madrugada reciente, son un canto “a la ausencia física de un familiar que hemos tenido en nuestra casa, que lo hemos visto y sentido todos los días como alguien muy cercano, como un padre, que no está físicamente para enseñarnos a ser mejores seres humanos cada día. Ahora no está físicamente, pero sí en nuestros corazones y en nuestra acción, porque ahí también tenemos que tenerlo”, afirma el padre de Fidel Camilo, el pequeño que más alegrías le ha regalado en el último año.

El trovador comenta sobre muertes que son nacimientos y despedidas que son reencuentros, de la mañana que llegó ante la roca donde reposa el Comandante: “Aquel día conversé con él, pero no quisiera revelar nuestro encuentro…, no pudiera. Fue un momento de tristeza y entrega. Elevadísimo espiritualmente”, dice y se reserva los pensamientos.

Lo que no esconde Raúl Torres es su vocación y su fe en el hombre que llevaba sobre los hombros, laureles y olivos bordados, símbolos de victoria y paz: “Me llena tanto de orgullo que me llamen fidelista. Lo digo sin ningún problema: ¡Soy fidelista! Soy fidelista con mucho orgullo e intentaré imitarlo tanto como pueda”.

Raúl Torres. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Concierto de Raúl Torres en el Teatro Mella, sábado 18 de noviembre de 2017. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
En video, la nueva canción de Raúl Torres dedicada a Fidel

https://www.youtube.com/watch?v=er_XmH90bN8&feature=youtu.be

Maceo, el titan de bronce, momento al de caer abatido en combate


“El que sea cubano y tenga valor, que me siga”


Monumento a Antonio Maceo en la plaza que lleva su nombre en Santiago de Cuba. Foto: Archivo.

Hacia el otoño de 1896, se habían agudizado las contradicciones entre el gobierno de la República en Armas y el general en jefe del Ejército Mambí, Máximo Gómez. La petulancia de Rafael M. Portuondo Tamayo, secretario interino de la Guerra, llevó el conflicto hasta un punto de no retorno y Gómez convocó a Maceo para encontrarse en Las Villas. Llevaba una determinación: renunciar.

Con impasible indiferencia el gobierno observaba el sacrificio en Pinar del Río, sin socorros ni otro auxilio que su propio esfuerzo; pero Maceo no daba tregua al general Valeriano Weyler ni margen a Estados Unidos, que acechaba a la sombra, a la espera de que se debilitara el empuje revolucionario. En el segundo semestre, el Titán de Bronce había conseguido reactivar la campaña tras los desembarcos de Leyte Vidal, con 200 fusiles y 300 000 cartuchos, y Juan Rius Rivera, con 920 fusiles, 450 000 cartuchos y un cañón neumático. Entre los expedicionarios se hallaba Panchito Gómez Toro, el hijo de Gómez que Martí llevó consigo en su viaje a Costa Rica, aquel que con apenas 14 años de edad impresionó al Apóstol durante su estancia en La Reforma por su profunda vocación bolivariana y sentido quijotesco de la justicia. Tenía 20 años. Maceo lo abrazó como a un hijo.

El 2 de noviembre, Maceo recibió la nota de Gómez. Dos cartas de Eusebio Hernández y el coronel Juan Masó Parra, le permitieron comprender la gravedad de la situación. No podía creerlo. Preocupado, acudió de inmediato al llamado del Generalísimo pese a que su permanencia en Pinar del Río resultaba vital.

Para trasladarse a Las Villas, en repetidas ocasiones intentó atravesar la trocha Mariel-Majana, de 32 km de largo. En uno de los intentos cayó desplomado del caballo; poco tiempo después abrió los ojos. “Dijo que había sido un vahído, y se lo achacó a la humedad de la noche y a que había dormitado unos minutos después de haber chupado una caña. Alguien ha especulado que el motivo fue un sueño premonitorio en el que había visto a su esposa cubierta por un velo y a todos sus hermanos muertos en la guerra”[1].

Consiguió un bote para cruzar por la boca del Mariel con 20 compañeros, el 4 de diciembre. Dejó atrás su escolta y 150 hombres que lo acompañaron hasta la trocha. Hosco y taciturno, prosiguió por aquella ruta incierta. Nunca le pareció una noche tan corta, ni imaginó que del otro lado lo esperaba el comandante Francisco Cirujeda, jefe del batallón no. 7 de San Quintín, quien operaba entre Punta Brava y el Camino a Vueltabajo, en los límites con el Mariel: “Acaban de asegurarme que Maceo intenta pasar solo por la trocha inmediata a Mariel […]” —había notificado el 1ro de diciembre Cirujeda a su superioridad [2].

Sobre las 9:00 a.m. del 7 de diciembre de 1896, Maceo llegó a la finca de San Pedro de Punta Brava, en Bauta, donde lo aguardaban unos quinientos habaneros. Llegó enfermo y con fiebre. Desde su hamaca puntualizó un plan dirigido a atacar Marianao y otros suburbios capitalinos. Sobre las 2:55 p.m. fueron sorprendidos. A las voces de “¡Fuego, fuego en San Pedro!”, se sucedió una nutrida balacera que provocó desorden total en el campamento. Encolerizado, Maceo trató de incorporarse de la hamaca y, al no poder hacerlo, pidió a su ayudante que le tendiera la mano. Ante la confusión observada pidió un corneta para ordenar el toque a degüello y levantar la moral combativa. No apareció ninguno. Demoró 10 minutos en vestirse y ensilló su caballo, tal y como acostumbraba a hacer en vísperas de un combate.

La fuerza enemiga se parapetó tras unas cercas de piedra que dominaban el área con su fusilería. Maceo decidió realizar un movimiento envolvente por ambos flancos para desalojarlos del parapeto y batirlos en el potrero aledaño. Se interponía una cerca de alambres y comenzaron a picarla. La maniobra fue descubierta y un aguacero de proyectiles no les dejó terminar la faena. Al inclinarse sobre su caballo, una bala impactó sobre el lado derecho del rostro de Maceo y le seccionó la carótida junto al mentón. Un chorro de sangre brotó por la herida y manchó su chamarreta; se mantuvo dos o tres segundos erguido, soltó las bridas, se le desprendió el machete y se desplomó.

Se acercaron el general de división Pedro Díaz Molina, oficial de máxima graduación en San Pedro, después del Titán de Bronce; el brigadier José Miró Argenter, jefe del Estado Mayor del 6to cuerpo; los coroneles Máximo Zertucha, médico del lugarteniente general; Alberto Nodarse Bacallao, su ayudante de campo durante la invasión, y el comandante Juan Manuel Sánchez Amat, jefe de la escolta del Cuartel General, quien al verlo desmoronado sostuvo su cuerpo exánime y le preguntó consternado: “¿Qué le pasa, general?”.

No respondió. Había perdido el habla y estaba pálido, sin sangre en el rostro; la condición mortal de la herida segó su vida en apenas un minuto. Miró Argenter salió impulsado del lugar, sin mirar atrás, ignorando los gritos de Zertucha que le pedía ayuda para cargar el cadáver. Tras unos segundos de incertidumbre, el galeno tomó la misma decisión y se retiró asustado, desmoralizado. Tres días más tarde, se acogería al indulto español; luego solicitaría reincorporarse a la contienda. Pedro Díaz igualmente se marchó; los tres con el mismo argumento: iban por refuerzos que nunca llegaron.

Muerte de Maceo, pintura de Armando García Menocal.

Alberto Nodarse, ingeniero, arquitecto de profesión y experimentado agrónomo, que había recibido ya siete heridas de bala, lideró junto a Juan Manuel Sánchez la resistencia que plantó la escolta del Cuartel General a campo descubierto para tratar de retirar el cadáver que pesaba 209 libras. Sus movimientos atrajeron el fuego español y el lugar se convirtió en un infierno. Después de gran esfuerzo, lo montaron en un caballo que fue fusilado enel campo enemigo. Sánchez trajo el suyo e intentaron alzar el cuerpo de Maceo; pero una descarga cerrada hizo impacto en las dos rodillas del bravo comandante y fue neutralizado. Bañado en sangre por la copiosa hemorragia provocada por dos proyectiles que le fracturaron el húmero y las costillas, Nodarse tuvo que desistir, ya casi desfallecido. Agotados todos los recursos tras más de dos horas de combate, se hizo insostenible la posición; los últimos mambises se retiraron gravemente heridos.

Al conocer la tragedia, Panchito, con un brazo en cabestrillo acudió —según expresó— “…a morir al lado del general” [3].

Caía la tarde, cuando en medio del clima de abatimiento y confusión reinante, el teniente coronel Juan Delgado —joven de Bejucal que se unió al contingente invasor a las órdenes de Gómez y ascendió hasta mandar el regimiento de Caballería de Santiago de las Vegas—le preguntó qué hacer al coronel Ricardo Sartorio Leal, jefe de la brigada Oeste de La Habana: “Delgado, los generales se han marchado, nuestra responsabilidad ha cesado” —fue la respuesta que recibió. Indignado y resuelto, el habanero arengó a los presentes: “Es una vergüenza para las fuerzas cubanas que los españoles se lleven el cadáver del general Maceo, sin hacer nada por rescatarlo. Prefiero la muerte antes de que el general Máximo Gómez sepa que estando yo aquí, los españoles se han llevado el cadáver del general. El que sea cubano y tenga valor, que me siga” [4].

Dieciocho valientes, entre ellos Ricardo Sartorio, quien acompañaba a Maceo desde Mangos de Baraguá, y el coronel Alberto Rodríguez Acosta, joven matancero que mandaba el regimiento de infantería de la brigada Oeste de La Habana, se sumaron a Delgado en la hombrada de rescatar de territorio enemigo al Titán de Bronce y a Panchito. Fue tan fuerte su embestida, que la guerrilla que despojaba a sus cadáveres de las pertenencias, abandonó el lugar sin imaginar la prenda que dejaban. Esa noche los insurrectos lavaron los cuerpos de los dos héroes y los velaron. Decidieron esconderlos en la finca Cacahual, propiedad de Pedro Pérez, tío del teniente coronel Juan Delgado.

Cabalgaron toda la noche. Sobre las 4:00 a.m. llegaron a Santiago de las Vegas. Delgado llamó a la puerta. Creyendo que eran los españoles, Pedro Pérez abrió con cierto temor. En voz baja, con los dos cadáveres depositados sobre la yerba, su sobrino le dio la encomienda: “Aquí te entrego estos dos cadáveres. Ellos son Antonio Maceo y el hijo de Máximo Gómez. Entiérralos secretamente antes de que llegue el día y no digas a nadie dónde están hasta que no se termine la guerra; entonces, si Cuba es libre, lo comunicas al presidente de la República, si no, al general Máximo Gómez” [5].

Pedro Pérez cumplió su promesa y guardó el secreto con celo extraordinario, aún en medio de las penurias que debió sufrir durante la reconcentración.

Paradójicamente, Pedro Díaz tuvo la bochornosa actitud de aceptar el ascenso al grado de mayor general que —a propuesta de José Miró Argenter, quien tergiversó los hechos— Gómez aceptó conferirle “…como gracia especialísima y por el hecho de haber rescatado con valor heroico […] el cadáver del ilustre Lugarteniente General Antonio Maceo” [6].

Fue un golpe terrible. Entre 1895 y 1896, habían muerto seis de los jefes más valiosos y radicales de la revolución: José Martí, Guillermón Moncada, Flor Crombet, Francisco Borrero, José Maceo y Serafín Sánchez. Para cerrar este año fatal perecían el lugarteniente general y, muy poco después, José María Aguirre. Varios de los nuevos cuadros, en algunos casos de probada competencia militar, estuvieron muy por debajo de la entereza y proyecciones ideológicas demandadas para la construcción de una patria nueva o, peor aún, distantes del sufrimiento y la miseria del pueblo humilde del que se nutrieron las filas del Ejército Mambí.

“José Miguel Gómez, Mario García Menocal, Gerardo Machado o José de Jesús Monteagudo, que demostraron su capacidad militar en la revolución, fueron el reverso ideológico de Antonio y José Maceo, Crombet, Moncada, Borrero, Sánchez y Aguirre. Sin ellos al general en jefe le esperaba una tarea de titanes: expulsar a España de Cuba” [7].

Gómez quedó destrozado. Al efecto ultrajante de la actitud del Consejo de Gobierno, se sumaba la muerte de Panchito y de su viejo compañero. Y aquel viejo soldado con el pellejo curtido por tanta pelea; de pronto, comenzó a llorar. “Otra gran desgracia, la más terrible que podía caer sobre mí. Cuánta verdad expresó el que tuvo la ocurrencia de decir: ‘Nunca los males vienen solos’” —registró el 16 de diciembre en su diario. Y el 28, en la intimidad de su hamaca, vertió su dolor: “¡Triste, muy triste, más que triste desgraciado ha sido para mí el año 96! Me deja acongojado y maltrecho. […] hoy, en este día, en estos instantes, siento en mi alma la más honda pena y casi me siento abrumado por una pesadumbre que hago esfuerzo por soportar” [8].
Notas:

[1] Leal, Eusebio: Legado y memoria, Ediciones Boloña, La Habana, 2009.
[2] Pérez, Francisco: La guerra en La Habana. Desde enero de 1896 hasta el combate de San Pedro, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1976.
[3] Ídem.
[4] Ídem.
[5] Gómez, Bernardo: “La tumba de Maceo y Panchito Gómez Toro: un secreto bien guardado”, Carteles, vol. XVIII, no. 41, La Habana, 9 de octubre de 1932.
[6] Llaverías, Joaquín y Emeterio Santovenia (compiladores): Actas de las Asambleas de Representantes y del Consejo de Gobierno durante la Guerra de Independencia (1896-1897), Academia de la Historia de Cuba, La Habana, 1930.
[7] Torres-Cuevas, Eduardo y Oscar Loyola Vega: Historia de Cuba (1492-1898). Formación y liberación de la nación, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2002.
[8] Gómez Báez, Máximo: Diario de campaña (1868-1899), Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1968.


(Tomado de La Jiribilla)

La máquina del apocalipsis en manos de Donald Trump


Por: Amy Goodman




El presidente Donald Trump presuntamente habría sorprendido al personal militar que se hallaba reunido con él cuando sugirió que quería que el arsenal nuclear estadounidense fuera diez veces mayor. Foto: Reuters

En 1971, Daniel Ellsberg hizo públicos los Documentos del Pentágono, miles de páginas de la historia secreta del departamento de Defensa estadounidense sobre la injerencia de Estados Unidos en Vietnam, que expusieron las mentiras del gobierno y ayudaron a terminar la guerra. El consejero de seguridad nacional del presidente Richard Nixon, Henry Kissinger, calificó a Ellsberg como “el hombre más peligroso de Estados Unidos”.

Ahora, con sus 86 años de edad, Ellsberg ha revelado por primera vez que los Documentos del Pentágono no fueron los primeros expedientes clasificados que retiró de su lugar de trabajo, un área de máxima seguridad. En su nuevo libro, titulado en inglés “The Doomsday Machine: Confessions of a Nuclear War Planner” (“La máquina del apocalipsis: confesiones de un planificador de guerras nucleares”), detalla sus primeros años en el Pentágono y por qué se llevó miles de páginas sobre los planes de guerra nuclear que estaba desarrollando Estados Unidos y que dan cuenta de la descabellada política de guerra nuclear estadounidense elaborada hace más de 55 años atrás. Es aterrador que sus revelaciones sigan siendo relevantes al día de hoy.

El pasado 20 de julio en una reunión en el Pentágono sobre asuntos de seguridad nacional, el presidente Donald Trump presuntamente habría sorprendido al personal militar que se hallaba reunido con él cuando sugirió que quería que el arsenal nuclear estadounidense fuera diez veces mayor. Fue después de esa reunión que, según se dice, el secretario de Estado, Rex Tillerson, calificó a Trump como un “maldito imbécil”. En agosto, Joe Scarborough, de la cadena NBC , citando una fuente anónima, afirmó que Trump le había preguntado a un asesor de política exterior sobre el uso de armas nucleares. Scarborough dijo: “[Trump] preguntó tres veces sobre el uso de armas nucleares. En un momento preguntó que, si las teníamos ¿por qué no podíamos usarlas?”. Durante más de 70 años, el presidente de Estados Unidos ha tenido el enorme poder de lanzar armas nucleares, pero solo uno lo ha usado: Harry Truman, cuando ordenó el lanzamiento de dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas Hiroshima y Nagasaki. El ataque nuclear causó la muerte de cientos de miles de personas. Trump, que parece disfrutar del sonido de los tambores de guerra y de hostigar a sus oponentes, como el líder supremo de la nuclearizada Corea del Norte, Kim Jong Un, podría estar arrastrándonos al borde de una guerra nuclear.

El denunciante Ellsberg, al describir los planes de guerra nuclear del presidente Dwight Eisenhower, que le habían sido encomendados para su mejora en los primeros meses del gobierno de Kennedy, nos dijo en una entrevista para Democracy Now!:
“Estaban locos. Querían hacer planes de atacar primero, por orden del presidente Eisenhower. [El presidente] no quería ningún plan de guerra delimitada de ningún tipo con la Unión Soviética, bajo ninguna circunstancia, porque eso le permitiría al Ejército solicitar enormes cantidades de divisiones o incluso armas nucleares tácticas para tratar con los soviéticos. Así que exigió que el único plan para luchar contra los soviéticos, bajo cualquier circunstancia, como un encuentro en el corredor de Berlín, el acceso a Berlín Occidental, o sobre Irán, que ya era un punto conflictivo en ese momento, o Yugoslavia, si hubieran ingresado [los soviéticos], como sea que empezara la guerra; con un levantamiento en Alemania Oriental, por ejemplo. Como fuera que comenzara, el plan dirigido por Eisenhower era una guerra sin cuartel, que contemplaba dar el puntapié inicial de la primera guerra nuclear, suponiendo que los soviéticos no hubieran usado armas nucleares. Y ese plan pretendía, en nuestro primer golpe, atacar todas las ciudades. En realidad, cada población de más de 25.000 habitantes, en la Unión Soviética y en cada ciudad de China. Una guerra con Rusia inevitablemente iba a involucrar ataques en cada ciudad de China. En el curso de este ataque no habría reservas. Todo se iba a lanzar tan pronto como estuviera disponible, era una amplia operación de transporte de armas termonucleares. Todo se iba a lanzar contra la Unión Soviética; pero no solo contra ellos. Las naciones cautivas, los llamados países satélite de Europa del Este –miembros del Pacto de Varsovia–, serían atacados en sus defensas antiaéreas, que se encontraban cercanas a ciudades, en sus sistemas de transporte y en su sistema de comunicaciones. Así que todo eso también iba a ser aniquilado”.

Ellsberg recordó que en 1961, el Estado Mayor Conjunto pronosticó fríamente que el plan provocaría la muerte de más de 600 millones de personas en todo el mundo, cuando la población mundial era de solo 3.000 millones. “Seiscientos millones, eso era como cien Holocaustos. Y cuando tuve en la mano la hoja de papel con esa cifra, que le habían enviado con orgullo al presidente, pensé: ‘Esto es lo que vamos a hacer. Este es el plan más cruel de la historia. Es una locura’”.

Ellsberg fue convocado al Pentágono para ayudar a manejar la crisis de los misiles en Cuba en 1962, conocida como la Crisis de octubre y considerado como el momento en que la humanidad estuvo más cerca de la aniquilación nuclear. Su experiencia personal de esos años sustenta su opinión sobre la hostilidad de Trump hacia Corea del Norte. En cuanto a los arsenales nucleares de ambos países, señala: “Tanto Trump como Kim están usando las armas de las que disponen en este momento para llevar adelante su enfrentamiento, tal como lo han hecho muchos presidentes, como descubrí más tarde. Hay un capítulo en mi libro en el que hablo sobre un par de casos, tal vez tres decenas de casos, la mayoría secretos, en los que los presidentes llegaron a realmente apuntar el arma, además de llevarla ostentosamente en la cadera todo el tiempo, como en la OTAN . Creo que uno de nuestros comandantes simplemente dijo: ‘Usamos las armas todos los días, en cada momento del día’, lo cual es cierto. Las usamos en la cadera. Pero en este momento, están siendo apuntadas. Y están siendo apuntadas por dos personas que están haciendo muy buenas imitaciones de personas dementes. Podrían estar fingiendo. Espero que estén fingiendo… Pero fingir estar loco con armas nucleares no es un juego seguro. Es un juego de ‘a ver quién es más gallina’. Con armas nucleares de por medio”.

Pese a la preocupación generalizada sobre la estabilidad mental de Trump, el presidente sigue manteniendo el control del arsenal nuclear más potente del mundo. Entre otras cosas, ha prometido hacer llover “fuego y furia” sobre Corea del Norte, una nación de 25 millones de habitantes. El general de la Fuerza Aérea estadounidense John Hyten, comandante del Comando Estratégico de Estados Unidos, que está a cargo de la supervisión de todo el arsenal nuclear del país, aseguró a la población en un foro público realizado en noviembre: “No somos estúpidos”, y afirmó que él rechazaría una orden ilegal de Trump para el lanzamiento de un ataque nuclear.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado, no conforme con dejar en manos de los generales el control de las decisiones de Trump, celebró el pasado 14 de noviembre una audiencia para considerar un cambio en la ley y prohibir que el presidente pudiera, él solo, lanzar un ataque nuclear. El senador republicano Bob Corker, de Tennessee, que ha declarado públicamente su temor de que Trump pudiera comenzar una Tercera Guerra Mundial, presidió la audiencia. El senador demócrata Chris Murphy, de Connecticut, resumió el propósito de la audiencia con estas palabras: “Nos preocupa que el presidente de Estados Unidos sea tan inestable, tan volátil. Que tenga un proceso de toma de decisiones tan quijotesco y pueda ordenar un ataque con armas nucleares que esté totalmente fuera de lugar en cuanto a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”.

Estamos más cerca de una guerra nuclear de lo que lo estuvimos en muchas décadas y es por ello que el ejemplo de Daniel Ellsberg como denunciante, así como su llamado a que los empleados del gobierno expongan los actuales planes apocalípticos, son más importantes que nunca.

(Tomado de Rebelion)

Amy Goodman
Periodista norteamericana, directora de la radio-televisora alternativa Democracy Now!

,Último día en la vida de John Lennon

¿Qué ocurrió el 8 de diciembre de 1980, último día en la vida de John Lennon?: La vida de John Lennon terminó, como uno de esos hermosos sueños que acaban por un ruido fuerte. El día había comenzado con una sesión de fotos, continuado con una entrevista radial y pretendía cerrar con una cena en casa y un beso en la frente de Sean, hijo fruto de su amor con la…

Cuba: ¿más cooperación médica que todo el “mundo rico”?

Cuba: ¿más cooperación médica que todo el “mundo rico”? ( Video): ¿Sabían que más de 4 millones de personas sin recursos de 34 países han sido operadas gratuitamente de la visión gracias al programa solidario cubano-venezolano “Operación Milagro”? Pues si no han leído una palabra de todo esto en la prensa internacional, piensen, por un momento, por qué se lo están ocultando.

Cuba: ¿más cooperación médica que todo el “mundo rico”?

Cuba: ¿más cooperación médica que todo el “mundo rico”? ( Video): ¿Sabían que más de 4 millones de personas sin recursos de 34 países han sido operadas gratuitamente de la visión gracias al programa solidario cubano-venezolano “Operación Milagro”? Pues si no han leído una palabra de todo esto en la prensa internacional, piensen, por un momento, por qué se lo están ocultando.

sábado, 9 de diciembre de 2017

10 fotos de Lenin como nunca antes lo habías visto


BORÍS YEGÓROV



ZUMA Press/Global Look Press
Los ciudadanos soviéticos estaban acostumbrados a ver a Lenin en postales y fotografías oficiales o dando discursos. Aunque tenía también otra vida, poco conocida por la mayoría de la gente. Russia Beyond muestra unas instantáneas poco conocidas del revolucionario.





TASS

Lenin con su hermana Olga en Simbirsk (Uliánovsk) en 1874. Olga era el familiar más cercano del revolucionario. Murió muy joven a causa de la fiebre tifoidea. Lo primero que hizo Lenin cuando volvió de la emigración en abril de 1917 fue visitar su tumba en el cementerio de Vólkovo en Petrogrado.


RIA Novosti

Lenin (a la derecha) jugando al ajedrez con el científico y revolucionario Alexánder Bogdánov durante una visita a Maxim Gorki (de pie con un sombrero) en la isla de Capri en 1908.


TASS

Lenin caminando por las montañas cerca del pueblo polaco de Zakopane en 1913. Lenin vivió entre 1912 y el inicio de la Segunda Guerra Mundial en el pueblo de Poronin, en la región de Galicia que en aquella época era parte del Imperio austrohúngaro. Fue arrestado por la gendarmería austriaca bajo sospechas de espionaje pero fue liberado poco después.


RIA Novosti

Vladímir Bonch-Bruyévich y Lenin durante un paseo por el Kremlin el 16 de octubre de 1918. El político, historiador y escritor soviéticos Bonch-Bruyévich fue un asistente personal y amigo de Lenin.


RIA Novosti

Lenin desvelando una placa memorial en la muralla del Kremlin en honor de los que cayeron por la paz y hermandad de las naciones, el 7 de noviembre de 1918.


Shtainberg/RIA Novosti

Lenin en el funeral del estadista soviético Mark Yelizárov el 13 de marzo de 1919. Estuvo casado con la hermana de Lenin, Anna, y está enterrado en el cementerio de Vólkovo.


Nikolái Alexéiev/RIA Novosti

Lenin en la Plaza Roja durante una manifestación de los trabajadores en honor a la Gran Revolución Socialista de Octubre, el 7 de noviembre de 1919.


Karl Bulla/RIA Novosti

Lenin tomando notas en el Kremlim, durante el 3er Congreso del Komintern, el 7 de julio de 1921.



Lenin jugando con un perro en la finca de Maxim Gorki en la región de Moscú en 1922. Poco antes de su muerte, cuando su salud se deterioró notablemente, los médicos le dijeron a Lenin que pasara más tiempo con sus mascotas para calmar su sistema nervioso.



Lenin con su sobrino, Víktor, hijo de su hermano, Dmitri Uliánov, en 1922. Víktor trabajó como ingeniero en Moscú y murió en Moscú en 1984.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Corripio: notas para un centenario

Por: Diómedes Núñez Polanco


– II-
Al conmemorarse en este 2017 el centenario de la presencia de la familia Corripio en la República Dominicana, se ha destacado su condición de testigo de la historia del siglo XX dominicano y de lo que va del XXI: la intervención estadounidense 1916-24, el gobierno de Horacio Vásquez, la dictadura de Rafael Trujillo y su ajusticiamiento en 1961, el triunfo de Juan Bosch, la Constitución de Abril de 1963 y el derrocamiento del gobierno constitucional, la Revolución de Abril y la Guerra Patria de 1965, los gobiernos de los Doce Años y de los Diez Años de Joaquín Balaguer, el triunfo escamoteado a Bosch en 1990, todas las administraciones del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina.
Pero no solo la familia fue testigo de su tiempo: también actores de primerísima importancia en el proceso de transformación que se ha estado operando en la sociedad dominicana en las últimas décadas. El historiador Frank Moya Pons refiere el salto histórico que ha venido expresándose:
“Nuestro país ha venido experimentando una profunda revolución en los últimos cincuenta años. Una revolución capitalista que comenzó a finales del siglo XIX y que ha venido acelerándose según pasan los años hasta hacerse indetenible”.
Y declara, además, que “las cifras de crecimiento de la economía nacional son tan altas ( hacia 2013) que (…) muestran un agigantamiento de la base productiva nacional que nadie podía imaginar cuarenta años atrás”.
Así, el Presupuesto Nacional de 1917, cuando llegó Ramón Corripio al país, era de 7 millones 810 mil pesos, que eran dólares; era la moneda que circulaba con la ocupación militar estadounidense. El Presupuesto de este 2017 es de RD$ 624,407,045,081 pesos.
La familia Corripio ha estado muy consciente de ello: un fenómeno de manera integral: ellos son solo un eslabón de esa cadena de avances de la economía, el progreso y la modernidad nacionales, en los que la sociedad juega un rol fundamental, y señala la contribución del inmigrante en ese impresionante proceso. Como homenaje permanente, levantó el Monumento al Inmigrante, en el Distrito Nacional.

Ahora retomamos la relación entre Manuel Corripio y Juan Bosch. Comenzaron su vida laboral siendo adolescentes: Manuel empezó a trabajar a los 13 años, desde que llegó al país por primera vez; Bosch fue llevado a los 15 por su padre a la Casa Lavandero. Las crisis económicas y financieras impactaron sus vidas. Manuel viajó desde España a nuestro territorio a raíz de la gran recesión internacional (1920-21) que se produjo luego de la primera guerra mundial; esa misma recesión determinó que don José Bosch Subirats, el padre de Bosch, descontinuara en La Vega el negocio de compra y venta de productos agrícolas. Incluso, para entonces, el precio del azúcar se redujo de 22 dólares el quintal a menos de uno.

Ellos volvieron a ser tocados por otra gran crisis: la depresión de 1929. En ese año, los padres de Bosch lo enviaron donde sus parientes en Cataluña, España; poco después, la crisis se sentiría con mucha fuerza allá, por lo que perdió sus empleos. De ahí viajó a Venezuela, donde habría de pasar muchas dificultades, cuando fracasó la pequeña compañía de variedades teatrales que operaba; tras estar en varias islas del Caribe regresó a su tierra a mediados de 1931.

Manuel Corripio, por su parte, regresó a España, luego del paso devastador del ciclón San Zenón, en 1930. De nuevo en la patria chica, Arroes, Villaviciosa, en Asturias, donde había nacido el 8 de febrero de 1908, se reencontró con sus padres, Pedro Corripio Madiedo y Teresa García García, y sus hermanas Mercedes e Isolina. Ramón, su hermano mayor, se hallaba en Santo Domingo. Allá recordaba los gratos momentos de su niñez. Era la época en que asistía a la escuela en la mañana y en la tarde alimentaba los animales que representaban el reducido patrimonio familiar. Referiría con orgullo que agradecía a sus padres “que le enseñaran a trabajar desde pequeño”.

El 16 de julio de 1932, contrae matrimonio con Sara Estrada, a quien conocía desde la niñez. El 12 de marzo de 1934 nacería su unigénito, José Luis (Pepín). Huyéndole a la Guerra Civil Española, iniciada el 18 de julio de 1936, Manuel decidió volver a la República Dominicana. Pepín vendría en 1938, siendo un niño. Con los años, daría continuidad e impulso a la empresa familiar. Su padre lo definiría como “el bastión de la familia”, inteligente, capaz y talentoso para los negocios, que según él, “heredó de su madre”.

martes, 5 de diciembre de 2017

De Catalina La Grande a Vladimir Putin

por Thierry Meyssan

Desde el inicio de la guerra contra Siria, en 2011, Rusia ha respaldado a este país frente lo que considera una agresión externa. Mientras la prensa occidental afirma que se trata de una «solidaridad entre dictaduras», este artículo expone las razones históricas de Rusia y observa que la victoria de Siria, que es también un triunfo de Moscú, abre una nueva etapa para la cultura ortodoxa en Europa.
RED VOLTAIRE 



Para construir la Rusia moderna, la emperatriz Catalina II –también conocida como Catalina la Grande– decidió convertir su capital, San Petersburgo, en el centro cultural más importante del mundo. Para ello enraizó el país en su base cultural ortodoxa, desarrolló el uso de la lengua francesa e invitó a su corte a los intelectuales y artistas europeos más sobresalientes de su tiempo, sin importarle que fuesen católicos, protestantes u ortodoxos, o incluso musulmanes.

Consciente de que el retroceso del cristianismo en el Medio Oriente, debido a la intolerancia del Imperio Otomano, representaba una pérdida para la ortodoxia –y por ende para Rusia– Catalina II entró en guerra contra el Sultán, anexó Crimea, transformó el Mar Negro en un mar ortodoxo e inició la liberación de la Gran Siria con la toma de Beirut [1]. Declaró entonces que «La Gran Siria es la llave de la Casa Rusia».

Franceses y británicos rechazaron aquel sueño durante la guerra de Crimea, en 1853. También lo negaron los bolcheviques, quienes rechazaban la importancia de la ortodoxia en Rusia. En 1918, los bolcheviques le hicieron el juego a Mustafá Kemal Ataturk, por cuenta del traficante de armas Alexander Parvus, mecenas de Lenin.

El sueño de Catalina La Grande ha tenido que esperar hasta el año 2017 para alcanzar un comienzo de realización. El presidente Putin recuperó Crimea y liberó Siria –no de los otomanos sino de los yihadistas entrenados, armados y dirigidos por Francia, el Reino Unido y Estados Unidos. Rusia se ha convertido en la potencia protectora de todas las poblaciones, independientemente de la religión que profesen, desde las riberas del Nilo hasta los montes Elburz (también conocidos como Elbruz).

La cumbre de Sochi confirma ahora el papel de Rusia en el Medio Oriente ampliado (o Gran Medio Oriente). Hoy es la potencia protectora de Irán, Siria y Turquía. Recordemos de paso que estos dos últimos países, que estaban en el bando de Washington en 1991, se hallan ahora, en 2017, del lado de Moscú.

El despertar de la cultura ortodoxa tendrá importantes consecuencias en Europa. Históricamente, ese continente ha estado dividido en una zona oeste, católica y protestante, y el este ortodoxo. En el oeste de Europa, las poblaciones hablan con Dios y negocian con Él. En el este, el hombre se somete a Su Grandeza y se le adora. En el oeste de Europa, las estructuras de la familia son más desiguales mientras que en el este son más igualitarias. Desde el siglo XI, esta diferencia cultural divide Europa. Durante la guerra fría, la «Cortina de Hierro» contradecía esta división: la Grecia ortodoxa se vio anclada a la OTAN y la Polonia católica incorporada al Pacto de Varsovia. Actualmente, el proceso de extensión de la Unión Europea tiene como prioridad imponer el modelo occidental europeo a los países de cultura ortodoxa. Ya en nuestros días, es posible prever la disolución de la Unión Europea y el triunfo del modelo cultural abierto de San Petersburgo.

Los cristianos del Oriente nunca se sintieron implicados en las diferencias culturales intra-europeas. Pero los europeos las han percibido desde siempre, tanto los católicos como los protestantes, al igual que los ortodoxos. Ya en 1848, Francia concebía la idea de trasladar a los católicos y maronitas de Siria a Argelia y de exterminar a los ortodoxos. París planeaba utilizar a los cristianos árabes fieles a Roma para vigilar a los musulmanes argelinos. Al no lograrlo, acabó recurriendo a los judíos locales (mediante el decreto Cremieux, en 1870 [2]) para confiarles esa misión. Más recientemente, durante las guerras contra Irak y Siria, los europeos del oeste acogieron a numerosos cristianos del Oriente… única y exclusivamente católicos, nunca ortodoxos.

Para Siria, el resultado de la acción del presidente Putin constituye una oportunidad para volver a su propio principio fundamental, después de la experiencia de los yihadistas que pretendieron imponer su patrón cultural único a todas las poblaciones de ese país. Ese principio básico estipula que Siria es grande sólo cuando cuida de todas las poblaciones que en ella conviven, sin excepción.

Al principio, Vladimir Putin pensaba organizar en Sochi un «Congreso de los Pueblos Sirios». Finalmente, ha reconocido que en Siria, contrariamente al caso de Rusia, ninguna comunidad acapara un territorio, todas viven mezcladas en una patria única. El encuentro de Sochi será entonces un «Congreso del Diálogo Sirio».
[1] Al igual que Jerusalén, Beirut es parte de la Siria Histórica o la Gran Siria (también designada como País de Sham). El Líbano apareció como país sólo como consecuencio de los acuerdos Sykes-Picot, durante la Primera Guerra Mundial. Un poco después se inició, con la Declaración Balfour, la formación de Israel, cuya independencia se proclamó en 1948.
[2] Con el decreto Cremieux –que porta el nombre de su autor, Adolphe Cremieux– Francia concedía la ciudadanía francesa a los «israelitas indígenas de Argelia». Nota de la Red Voltaire.

Silvio Platero: “Estamos al borde de una Tercera Guerra Mundial”

Por: Pablo Ruiz




Silvio Platero Irola, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos. | Foto: Agencia Cubana de Noticias




Brasil: Lula sigue recorriendo Brasil en tercera etapa de su caravanaAndré Vieira
BLOGS


Honduras poniendo el pecho por el triángulo norte de Cent...



Durante el 4 al 6 de mayo, 2017, se realizará en Cuba, en la Provincia de Guantánamo, el V Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.


Durante el 4 al 6 de mayo, 2017, se realizará en Cuba, en la Provincia de Guantánamo, el V Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

En el marco de la Asamblea Mundial por la Paz, realizado recientemente en Brasil, Pablo Ruiz entrevistó a Silvio Platero Irola, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos.



- ¿Cuáles son las principales banderas de lucha que tienen Uds. como movimiento por la paz?

Las principales banderas nuestras están en consonancia totalmente a las del Consejo Mundial por la Paz; es decir, estamos contra las armas nucleares, la necesidad de su eliminación total; el desarme general y completo; también estamos por la abolición total de las bases militares extranjeras.

La base naval de Guantánamo, por ejemplo, es la única base militar en el mundo que está ahí contra la voluntad del gobierno y del pueblo cubano.

Por tal motivo, cada dos años nosotros efectuamos en la provincia de Guantánamo, en el mismo municipio donde está enclavada la base naval estadounidense, un seminario por la abolición de las bases militares extranjeras.

Ahora va a realizarse en el mes de mayo de este año. Este encuentro es un importante acto de repudio a las bases militares extranjeras y de la lucha por su eliminación total en el mundo.



- En las conversaciones con el gobierno de los EEUU, con Obama específicamente, ¿no se avanzó en resolver este tema?

Ellos plantearon que ese punto no estaba en su agenda de discusión. Por lo tanto no abra normalización de las relaciones hasta que ese punto se resuelva.

Es necesario, para la plena normalización de las relaciones con EEUU, que se elimine la base naval de Guantánamo. También tiene que terminar el bloqueo contra Cuba y eliminarse las emisoras, televisoras y radios que diariamente tiran cientos de horas de veneno hacia nuestro país.

Tienen que eliminarse también las distintas formas de penetración que quieren implantar en nuestro país, sobre todo con nuestra juventud.

Ellos están convencidos, ya que con los adultos no tienen nada que hacer, que pueden cambiar la conciencia, la mente, el enfoque de la juventud para promover el sistema de vida norteamericano.



- En el periodo de la guerra fría nunca hubo tantas bases militares extranjeras en América Latina. Hay un escenario complicado, difícil, los conflictos de baja intensidad, los golpes suaves ¿Por qué está pasando todo esto?

Realmente esto es una demostración de la crisis que vive el capitalismo y que como anunció Lenin, y los teóricos del marxismo, “el imperialismo es la última fase del capitalismo”. Y el capitalismo, en estos momentos está precisamente en agonía, y a la hora de la agonía es capaz de hacer cualquier cosa como tal.

No sólo es EEUU hay otros países también imperialistas y entonces también entre ellos se unen en algunos aspectos, pero también tiene contradicciones entre ellos mismos.

La Unión Europea no está de acuerdo con todo lo que hace el imperialismo norteamericano. Sin embargo, se une a él en algunas decisiones para asegurar el funcionamiento del capitalismo global.

El tema de las bases militares extranjeras es también la guerra de los monopolios, es la guerra de las grandes empresas transnacionales. En América Latina lo estamos sufriendo con la política extractivista que sigue saqueando a nuestras naciones.

Las bases militares extranjeras son precisamente el poder que tienen ellos para, desde el punto de vista militar, estar presentes y resguardar sus interés, no solamente los de EEUU sino los intereses de todas las transnacionales.

Realmente el mundo está en crisis, cuando empezamos a ver los escenarios. El escenario más tranquilo que había era el continente nuestro, y ya no está tranquilo, es decir, hace tiempo que dejo de estar tranquilo; pasamos la etapa de las dictaduras militares, después vino una etapa de reacomodamiento y la instalación del nuevo sistema democrático, ahí la izquierda logro avances con los triunfos de Chávez, de Correa, de Ortega. En Bolivia, con el presidente Evo y ese lindo proceso indígena.

Pero la situación hoy es distinta a partir de la caída del gobierno progresista de Argentina y de Brasil. A eso debemos sumar los golpes de estado que hubo en Honduras y Paraguay y la crisis que hoy vive Venezuela es complicada.



En América Latina hay más de 70 bases militares extranjeras, de distinto tipo, como documentó Telma Luzzani. ¿Las bases militares de EE.UU. en Colombia qué importancia tienen?

El objetivo fundamental de ellos, de las siete bases militares que tienen en Colombia, es primero hacerle frontera a Venezuela y poder tenerlas listas para cualquier encontronazo con Venezuela y a su vez para empoderarse desde el punto de vista de su presencia en los territorio; siete bases militares que las hicieron en el tiempo de Uribe. Santos era su ministro de defensa, es decir que él no está limpio de polvo y paja.



Pareciera que EE.UU., sigue aplicando la “doctrina del caos”. En toda América Latina y ahora en los mismos EEUU…

Precisamente, esto forma parte de lo que es la etapa final del imperialismo. En los mismos EEUU el imperio sufrió un grave revés en las elecciones pasadas porque para el sistema su pieza clave es el complejo industrial militar y entonces viene Trump a romper la lógica. En todo caso, hay que ver, porque ha anunciado tantas cosas, y si las hace, alguna de ellas, va a haber un cambio interno en EEUU; va a romper estructuras y súper estructuras que están formadas bajo un pensamiento precisamente de mantener constantemente su poder.

Por ejemplo, dijo Trump, en cierro momento, “si yo soy presidente de EEUU me siento a conversar con los rusos para resolver el tema de Siria y además voy a sacar las tropas en todos los países en donde están y hay guerra. No tenemos por qué poner en esos países soldados norteamericanos”. Si fuera así, se van las bases.

Sin embargo, es muy posible que eso no lo vamos a ver, porque el gran poder que está detrás del trono no es Trump sino otros intereses que le dicen “eso no lo puedes hacer”.

Volviendo a la asamblea del Consejo Mundial por la Paz, efectivamente hoy día el mundo se encuentra a un paso de una guerra nuclear inminente. Recuerdo que Lenin, si no me equivoco, en el 17, levantó la bandera de la paz en contra de la guerra ¿Qué piensan ustedes?

Bueno, precisamente aquí, nos pusimos de acuerdo en que debemos hacer un movimiento como en aquellos tiempos en que surgió el Movimiento por la Paz, que fue en 1949, después de Hiroshima y Nagasaki.

En esos tiempos, se convirtió en una guerra por obtener la bomba nuclear, entonces rápidamente Francia, Rusia, Inglaterra y todo el mundo haciendo pruebas nucleares para demostrar su poder; así surgió el Movimiento por la Paz.

Bueno la situación es tal en este momento, que hay que hacer un llamado a todas las fuerzas vivas, revolucionarias y pacifistas, sin tener ideologías, que asuman posiciones de paz. Y que realmente hay que detener la guerra porque estamos al borde de una tercera guerra mundial.

El papa Francisco, que es el papa más político que se ha tenido, para suerte nuestra es latinoamericano, ha dicho que la tercera guerra ya empezó, que ya está siendo escalonada y que no la percibimos.



Finalmente, ¿qué le diría Ud. a los jóvenes sobre la importancia de la lucha por la paz?

La lucha por la paz tiene que tener un segundo nombre también que es la lucha contra el imperialismo. Luchar por la paz e ignorar el imperialismo es un error. El imperialismo no es que sea el culpable total, sino es precisamente la mala hierba que tiene el suelo en nuestro planeta. Y a nuestros jóvenes hay que llamarlos a saber en qué mundo viven, hay que explicarles a los jóvenes.

Tenemos que preparar el relevo, hay que pasarle toda la información de todo lo que ocurre y que ha ocurrido en nuestro país.

El discurso que llevó Obama a Cuba fue de lo más interesante, dijo “olviden lo pasado, olviden lo ocurrido, las desavenencias de ayer”. Sin embargo, sin historia no hay futuro.

*Pablo Ruiz es periodista del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas.

teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección

lunes, 4 de diciembre de 2017

Desarrollan herramienta para determinar el riesgo de Alzheimer


SALUD



Investigadores canadienses informan que pronto podrán identificar una herramienta para determinar el riesgo de Alzheimer.

Investigadores canadienses han informado de que pronto se podrá disponer de una herramienta para determinar el riesgo de padecer alzhéimer.

Una nueva herramienta simple que rastrea el rendimiento cognitivo en adultos tiene como objetivo ayudar a los médicos a identificar a las personas que pueden estar en el camino hacia la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia. La herramienta, llamada QuoCo (cociente cognitivo), se detalla en un artículo publicado este lunes en la publicación médica canadiense CMAJ.

“Al igual que las tablas de crecimiento utilizadas en pediatría, las tablas cognitivas de QuoCo permiten a los médicos trazar el rendimiento cognitivo de cualquier paciente según la edad, la educación y la puntuación en el mini-mental state examination y rastrear el cambio cognitivo con el tiempo. Esto permitiría a los médicos intervenir y potencialmente tratar a un adulto mayor que se sale de la curva”, explica en el artículo el doctor Robert Laforce Jr., de la Universidad Laval y el CHU de Québec-Université Laval, en Canadá.

La demencia es un problema creciente en todo el mundo, con muchos casos no diagnosticados. Aunque no existe cura, se están probando posibles tratamientos y algunos factores de riesgo del alzhéimer, como la dieta y el ejercicio, pueden abordarse para retrasar el inicio.


Al igual que las tablas de crecimiento utilizadas en pediatría, las tablas cognitivas de QuoCo permiten a los médicos trazar el rendimiento cognitivo de cualquier paciente según la edad, la educación y la puntuación en el ‘mini-mental state examination’ y rastrear el cambio cognitivo con el tiempo . Esto permitiría a los médicos intervenir y potencialmente tratar a un adulto mayor que se sale de la curva”, explica el doctor canadiense Robert Laforce Jr..



Los autores esperan que la herramienta QuoCo sea utilizada por los profesionales de la salud, especialmente los médicos de familia, para monitorizar el deterioro cognitivo en los pacientes antes de que ocurra un daño irreversible.

“Las enfermedades de tipo demencia han alcanzado niveles de pandemia”, escriben los investigadores. “La detección precoz del deterioro cognitivo sigue siendo nuestro mejor enfoque para el tratamiento de la enfermedad antes de que ocurra daño cerebral irreversible. Los médicos de familia están en una posición clave para contribuir a este enfoque, sin embargo, están mal equipados”, agregan.

Los autores de este trabajo explican que el mini-mental state examination es una medida de detección imperfecta y tiene sus propias limitaciones, aunque se usa internacionalmente en la clínica y en la investigación sobre la demencia y el deterioro cognitivo.

snz/mla/tqi/rba